Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Tendencias y claves de la elección brasileña PDF Imprimir E-Mail
16-08-10 - por Rodrigo Mallea

A menos de dos meses de la elección presidencial brasileña que se disputará  el 3 de octubre, la sensación generalizada es que Dilma Rousseff (PT), la candidata de Lula, se impondrá sobre el opositor José Serra (PSDB). Así lo revelan cuatro encuestas: Sensus le da una ventaja a Rousseff de 10 puntos sobre Serra (41,6 a 31,6); Vox Populi y Datafolha de ocho (41 a 33) e IBOPE de cinco (39 a 34).  

Aún así, ambos tendrán que verse nuevamente en el ballottage previsto para el 31 de octubre, ya que hoy ninguno de los candidatos alcanza la mitad más uno de los votos válidos requeridos para imponerse en la primera vuelta, repitiéndose lo acontecido en las presidenciales del 2002 y 2006, donde Lula venció a Serra y Alckmin respectivamente.  

El desempeño de Rousseff  

Dilma Rousseff se encuentra en campaña hace más de un año, recorriendo todo el país junto a Lula en su cargo de jefe de gabinete. Hacia fines del año pasado, sin embargo, no pasaba la barrera de los 20 puntos en los sondeos de opinión. Su carta de presentación al electorado, el Programa para la Aceleración del Crecimiento (PAC) -un ambicioso proyecto de infraestructura para todo el Brasil-, tuvo un resultado opaco en términos electorales: en marzo más de la mitad de la población no sabía de qué se trataba; un 40% consideró que había desvío de recursos en las obras y un 20% lo consideró un programa electoral (Meta Opiniao).  

La clave del crecimiento de Rousseff en las encuestas parece entonces explicarse más por la asociación del electorado de su candidatura con la figura del presidente Lula que por sus propios méritos. Dicha asociación en marzo era del 58% y en la actualidad es del 75%. El resto de la ecuación es simple: el mandatario brasileño goza de una aprobación del 80%, y el 46% del electorado manifestó que votaría automáticamente en el candidato señalado por él, mientras que apenas el 10% lo haría en un opositor, según el sondeo de IBOPE de agosto.  

También fue crucial la gestión de Lula para retirar a Ciro Gomes (PSB), un importante candidato presidencial que comparte su espectro político, de la contienda electoral. Con un promedio de 10 puntos de intención de voto en marzo, Gomes prometía robarle valiosos votos a Rousseff, y lo que es peor aún, confundir al electorado respecto quién es el candidato de Lula, de quien fue ministro de Integración Nacional.  

Errores de Serra 

El experimentado Serra cometió una serie de errores que poco coinciden con su vasta trayectoria política: el ejemplo más claro de ello fue la accidentada elección de su vicepresidente, que en primer lugar fue alguien de su partido político, Alvaro Días (PSDB), lo que generó una crisis con su principal aliado -el DEM- en vísperas de la campaña formal. Este episodio culminó en la elección de último minuto de Indio da Costa (DEM-RJ), un desconocido político carioca que no tuvo ningún impacto en su candidatura presidencial en Río de Janeiro o en términos generales.  

Los constantes cruces entre Serra y Rodrigo Maia, el presidente del DEM, y la falta de estrategia electoral en el estado de Minas Gerais -el segundo distrito electoral más importante del país después de San Pablo- donde el candidato a la gobernación del PSDB, Antonio Anastasia, se muestra ambiguo en su apoyo a Serra, y el hombre fuerte de allí, Aécio Neves, no cobra un protagonismo destacado a nivel nacional o estadual, son pequeñas muestras de la desorganización del comando de campaña del candidato opositor. Errores como éstos pueden ser determinantes en una elección tan polarizada como la actual. 

Los indecisos y la "Clase C"  

Del último revelamiento de IBOPE, el 40% del electorado dice que no tomará  en cuenta quién es apoyado por Lula a la hora de votar, y los indecisos, según las cuatro principales encuestadoras, están en el 15%. La mayoría de ellos se encuentra en la "Clase C"; la clase media brasileña que alcanzó una dimensión inédita en la era Lula.  

Entre el 2003 y el 2008, veintitrés millones de brasileños ingresaron a éste sector gracias a las políticas de Lula y la estabilidad económica. La Clase C hoy reúne el 53,6% de la población brasileña y sus integrantes cuentan con un ingreso que oscila entre los 630 y 2.700 dólares. En términos poblacionales tiene los votos para definir una elección en primera vuelta, pero está claro que no es un sector homogéneo en términos políticos. Estos datos, basados en el Atlas do Bolso dos Brasileiros que editó la Fundación Getúlio Vargas, demuestran la emergencia de una nueva geografía electoral brasileña, que no necesariamente es pro-Lula.   

"Como las conquistas ya están garantizadas, ellas quieren más. Después de determinado limite, las personas no son agradecidas. El voto de ellas no es automático. No es suficiente hablar del pasado, pues no existe fidelización del voto, a no ser de los militantes." Esta acertada radiografía del electorado la realizó José Eduardo Dutra, presidente nacional del PT, y se aplica especialmente para éste sector socioeconómico. 

Resta ver cómo será el comportamiento electoral de este sector marcado por un perfil menos dependiente de políticas sociales y manipulación electoral. A ellos parece dirigirse más el slogan de Serra que reza O Brasil pode mais (El Brasil puede más) que el Para o Brasil seguir mudando (Para que el Brasil continúe cambiando) de Rousseff. 

Televisión y política 

De los cinco debates televisivos previstos (Bandeirantes, Rede, SBT, Record, Globo), el primero, transmitido por la paulista Red Bandeirantes, arrojó una suerte de empate técnico entre Serra y Rousseff, que acabó por favorecer más a la candidata de Lula por su desempeño aceptable en televisión, donde muchos esperaban errores gruesos por ser la primera elección política que disputa en su historia. Apenas eso le bastó a Rousseff para evitar que el ex gobernador de San Pablo saque ventaja de su vasta experiencia política y manejo de medios de comunicación. 

En todo caso, el candidato que sacó más rédito electoral del debate fue Plinio Arruda Sampaio (PSOL), que con propuestas radicales de izquierda y un discurso basado en la anti-política generó una gran repercusión en los medios el día después, pero aún así es un candidato que cuenta con apenas el 1% en intención de voto.  

Reuniendo alrededor del 10% de los votos, Maria Silva, la tercera candidata mejor ubicada para suceder a Lula aún no logra diferenciarse en una elección sumamente polarizada donde se disputa un especio entre tres izquierdas. La ex ministra de Ambiente de Lula y actual candidata presidencial del Partido Verde, con un discurso centrado en la cuestión ambiental, aún no encontró la fórmula para mostrarse como una tercera vía entre Rousseff y Serra.  

El horario electoral gratuito 

El horario electoral gratuito transcurrirá entre el 17 de agosto y 30 de septiembre y ofrece una importante oportunidad a los nueve candidatos que disputan la presidencia brasileña para exponer sus ideas a través de la radio y televisión. El criterio de tiempo destinado a cada candidato es sensible a la representación política de cada partido en el Congreso. Así, el PT, aliado del mayor partido político brasileño -el PMDB- como a otros partidos menores, le dará a Dilma 10 minutos y 39 segundos, mientras que la coalición de Serra (PSDB/DEM), con otros partidos, le darán 7 minutos y 18 segundos. Reacia a las alianzas políticas, Marina Silva cuenta apenas con 1 minuto y 24 segundos, número similar al de Arruda Sampaio. Los restantes tendrán un mínimo de 56 segundos. 

Si bien el papel de la televisión es infinitamente mayor que el de los medios gráficos en Brasil, algo que se cobra aún un mayor impacto por su dimensión continental con sus 135,8 millones de electores, tener la mayor franja de horario electoral gratuito no necesariamente garantiza la elección. El ejemplo más recurrente de ello es la presidencial de 1989, donde Ulysses Guimaraes (PMDB) disputó la presidencia con un 37% más de tiempo en la televisión que su inmediato sucesor, y aún así, acabó en el séptimo lugar.  

No obstante, la figura del actual mandatario, que protagonizará junto a Dilma la propaganda televisiva del PT, puede ser determinante para definir la elección de su candidata en primera vuelta. Dicha hipótesis se sustenta en que aproximadamente un 25% del electorado aún no sabe que Rousseff es la candidata de Lula, algo que afecta especialmente a los electores con un ingreso de hasta un salario mínimo que son los principales beneficiarios del Bolsa Familia, el popular programa de transferencia de ingreso del actual gobierno. En aquél segmento, disperso principalmente en regiones periféricas, el 34% aún no sabe quién es el candidato de Lula.  

Serra, por su parte, deberá recordar al electorado que Lula no compite en la actual elección, y buscará criticar al gobierno nacional sin aludir explícitamente al actual mandatario. También enfatizará la continuidad de los programas sociales del actual gobierno, como el Bolsa Familia, que tiene una aprobación del 72% de la población. 

De todas formas, de mantenerse estable la intención de voto de Marina Silva y Plinio Arruda Sampaio, que hoy suman el 11%, es más probable que la presidencia brasileña se dirima en la segunda vuelta, tal como sucedió en el 2006 entre Lula y Alckmin, empujados por las candidaturas de Heloísa Helena (PSOL) y Cristovam Buarque (PDT), que reunieron un 8,5% de los votos válidos. Este es el mejor escenario que Serra puede esperar hoy tras su caída en la encuestas, que parece irreversible al menos para la primera vuelta.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores