México: Malas energías

Ago-01-08 - Informe de CIDAC*

El debase sobre la reforma petrolera acapara hoy todos los titulares. Pero lo que el país necesita en realidad es una completa reforma energética, como lo demuestran estos datos del informe Sector energético: problemas y perspectivas, del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC)

Se estancó la capacidad instalada. El país se quedó corto en refinación y petroquímica por la falta de nuevas plantas.

Altos subsidios. El gobierno invierte una gran cantidad de recursos en subsidios al sector eléctrico.

Equipos viejos e improductivos. El sector eléctrico sufre de una marcada obsolesencia de sus equipos: 44 por ciento de las unidades generadoras de electricidad tienen 30 o más años de antigüedad.

Dependencia externa. Incremento en el consumo de gasolina importada.

Se agota el petróleo. Las reservas del petróleo van a la baja. Para 2007, corresponden a menos de 30% de la producción.

Derroche de luz. En Luz y fuerza, la luz se pierde como agua por la alcantarilla

Baja productividad laboral. La falta de flexibilidad laboral y los poderosos sindicatos impiden a las empresas públicas mexicanas contratar y organizar eficientemente el trabajo. De allí que el número de GWh por trabajador sea muy inferior al de empresas similares en otros países del mundo.

Los fuertes rezagos en inversión en el sector.
Afectan la capacidad productiva de electricidad, petróleo y gas
Elevan el costo de los combustibles para el sector eléctrico
gasta más combustible una central generadora con mantenimiento inadecuado.
Se necesita utilizar la energía generada por centrales menos eficientes y más caras.
Se elevan los costos de producción ante la inseguridad jurídica para inversión privada.

Lastres de Pemex.
Los formidables beneficios que acompañan la indemnización no son suficientes para contrarrstar los beneficios de permanecer como empleado.
En el año 2003 se contrataron 401 trabajadores y se liquidó solo uno.
La antigüedad es el único criterio de ascenso laboral, lo cual crea incentivos para ser menos eficiente.
La falta de movilidad y rotación de funciones impide la innovación en sistemas de trabajo.
Para el año 2005 aproximadamente 1,500 empleados de Pemex Petroquímica no realizaban labor alguna.A finales del 2004, los trabajadores jubilados ascendían a casi la mitad del número de empleados activos de la empresa.

* http://www.cidac.org