¿Cambia la política exterior?
Oct-10-20, por Rosendo Fraga
 
 

La Argentina durante el Kirchnerismo tuvo una alianza firme con Venezuela. En 2015, la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner, en el último año de su segundo mandato antes de dejar el poder, estuvo en la Asamblea de las Naciones Unidas. Este encuentro de los presidentes es la oportunidad que tienen para reunirse con pares de diversas partes del mundo. La presidenta argentina eligió sólo a dos: al de China, aliado global preferido; y al de Venezuela, alianza regional destacada. Desde esta perspectiva, la relación con el régimen de Chávez y Maduro es una constante que se inició el 25 de mayo de 2003, cuando asistió Chávez a la asunción de Néstor Kirchner. 

Es decir, la relación del Kirchnerismo con el Chavismo ya ha cumplido 17 años. Puesto en esta perspectiva, la posición adoptada frente al "Informe Bachelet" -que como encargada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó las violaciones del régimen venezolano- es un hecho que interrumpe esta fuerte solidaridad. Alguna vez el Kirchnerismo se mostró neutral, se abstuvo e incluso a veces fue ambiguo respecto a las críticas contra el régimen chavista, pero nunca llegó a una condena explícita como ahora, que tuvo lugar casi inmediatamente después que el embajador argentino en la OEA (Raimundi) eludiera una condena. 

Puesto en este contexto, la posición asumida ahora en Naciones Unidas respaldando el "Informe Bachelet" implica un cambio en la política exterior del Kirchnerismo, como bien lo expuso Alicia Castro al renunciar a la embajada en Moscú. El punto es que este cambio tiene lugar cuando la Argentina pretende obtener el apoyo de Estados Unidos en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario que se ha iniciado esta semana.

Pero el hecho tiene lugar en un momento en que el presidente Alberto Fernández parece querer gestar una imagen política propia frente al creciente espacio de poder que ocupa la vicepresidenta. El 17 de octubre ha sido convocado por la CGT para conducir el acto por el 75 aniversario del surgimiento del peronismo. Ese día se lanzaría su candidatura para presidir el Partido Justicialista. Puede conjeturarse cuál de las dos razones pesa más o si lo hacen las dos por igual, pero no cabe duda que respecto al Kirchnerismo, la decisión adoptada por Alberto Fernández es un cambio.