Fuerte descenso de Montevideo en el Índice Global de 150 Ciudades de AIRINC
Set-08-20, por Rosendo Fraga (h)
 
 

El presente trabajo forma parte del relevamiento de índices internacionales que realiza semanalmente el Centro de Estudios Nueva Mayoría. Este índice que evalúa las mejores 150 ciudades del mundo para vivir, y  cuya cuarta edición se publicó a comienzos de septiembre, es elaborado por AIRINC, consultora líder en recursos humanos y movilidad global fundada en 1954, con sucursales en Estados Unidos, Bélgica, Inglaterra y Hong Kong. 

El Índice Global de AIRINC destaca las 150 ciudades en el mundo que tienen la combinación ideal de altos salarios, bajos impuestos, costo y calidad de vida, y las agrupa en tres categorías: atractivo general, rango de estilo de vida y rango financiero. 

La combinación de las métricas financieras (salarios, costos e impuestos) con las métricas de estilo de vida (calidad de vida e inseguridad, disconformidad con el entorno e incomodidad) da como resultado el atractivo general de cada ciudad. 

En atractivo general para 2020, Montevideo se ubica en el puesto 74° entre las 150 ciudades mejor rankeadas (en el puesto 73° está Riad, en Arabia Saudita, y en el 75° se ubica Tiflis, la capital de Georgia). En cuanto a las ciudades sudamericanas en el ranking, Montevideo sólo es superada en atractivo general por Lima (48°) y Santiago de Chile (53°). Entre éstas, la última posición la ocupa Buenos Aires, que quedó ubicada en el puesto 141° cerca del límite de la medición y es superada por Asunción (101°), Bogotá (94°), Río de Janeiro (92°), Quito (87°), San Pablo (82°) y La Paz (80°). 

Pero la comparación con el atractivo general que Montevideo tenía en 2017 muestra que la capital uruguaya perdió 20 posiciones con respecto a la medición de este año. En aquel entonces ocupaba la posición 54° en atractivo general, lugar que compartía con Osaka (53°) en Japón, y San Juan de Puerto Rico (55°). Estas dos ciudades también empeoraron su desempeño en estos tres años: Osaka está hoy en el puesto 60°, mientras que San Juan de Puerto Rico ha descendido hasta el puesto 85°, 10 puestos más abajo que Montevideo. De las sudamericanas, sólo Buenos Aires muestra un descenso más pronunciado que el de la capital uruguaya: pasó del 116° al 141°, es decir, cedió 25 puestos. 

En cuanto al rango de estilo de vida para este año, Montevideo mantiene una buena posición entre los países de América del Sur: ocupa el lugar 55° y sólo es superada por Buenos Aires (54°). Debajo de éstas aparecen Lima (63°), Santiago de Chile (64°), San Pablo (77°), Río de Janeiro (82°), Quito (91°), Bogotá (92°), La Paz (97°) y Asunción (103°). 

Sin embargo, la comparación con la medición de 2017 sobre rango de estilo de vida muestra que Montevideo bajó 6 posiciones (de la 49° a la 55°) y que para 2020 no sólo dejó de ser la ciudad sudamericana mejor rankeada (que ahora es Buenos Aires), sino que dejó de ser la mejor ciudad en este indicador de toda Latinoamérica (en 2017 compartía posiciones con Dubai y San José de Costa Rica). 

En la última variable, que es el rango financiero (salarios, costos e impuestos), Montevideo ocupa la anteúltima posición regional (103°) y sólo está peor Buenos Aires, que ocupa la posición 148°, a tres de quedar afuera del índice. Por encima de Montevideo están Río de Janeiro (91°), Asunción (87°), San Pablo (83°), Bogotá (82°), Quito (64°), Santiago de Chile (45°), Lima (38°) y La Paz (36°), la ciudad que mejor mide en este rango. 

La comparación del rango financiero actual con el de 2017 tampoco es favorable para Montevideo: descendió 20 puestos, del 83° que ocupaba junto a Shanghai y Ciudad del Cabo, al actual 103°, que comparte con Praga y Tiflis, nuevamente. Para este rango, Montevideo sí muestra la caída más abrupta entre todas las ciudades sudamericanas (con un descenso de 12 puestos le sigue Asunción, la capital paraguaya). 

De todas las ciudades sudamericanas, sólo La Paz y Bogotá mejoraron en todos los rangos entre 2017 y 2020. A la inversa, sólo Montevideo, Santiago, Río de Janeiro y Asunción empeoraron en todos los indicadores durante el mismo periodo.