La criptomoneda China
May-06-20, por Rosendo Fraga
 
 

Mientras el mundo está concentrado en la Pandemia, China ha tomado una decisión crucial que puede tener importantes efectos en el ámbito global: la creación de la primera criptomoneda nacional. Al ser avalada por un Estado tiene curso legal. Las más relevantes de las criptomonedas, hasta ahora, son las que se basan en el sistema de control denominado Blockchain. De ellas, la más conocida es el Bitcoin. Pese a la falta de control y respaldo estatal, algunas han sido aceptadas como portadoras de valor. Pero esta situación generó un problema para los estados, por la especulación que generaron sin control. 

En la potencia asiática tenía lugar el procesamiento del Bitcoin en circulación en el mundo y el gobierno decidió prohibirlo. Facebook creó su propia criptomoneda llamada Libra -la misma denominación que la moneda británica- pero los bancos pidieron a los gobiernos que intervinieran para neutralizarla. Ahora China implementa la primera moneda soberana, basada en el Blockchain. Ha diseñado la "Moneda Digital/Pagos Electrónicos"  - DCEP es su sigla en inglés- que venía estudiando desde hace tiempo. Dos serian las razones que llevaron ahora a esta decisión: el temor a que las empresas tecnológicas vuelvan sobre el proyecto y la multiplicación de transacciones digitales generada por la Pandemia. En abril circularon por primera vez imágenes de una billetera virtual, bajo control de la banca central china, con la capacidad de saber entre quienes se hacen las transacciones. 

En cuanto a los efectos que puede producir en el ámbito global, el más importante sería que fuera utilizada en todo el mundo. Se estima que las primeras pruebas se harían en mayo y el lanzamiento formal en noviembre. La apuesta de máxima es que reemplace al dólar en las transacciones internacionales y debilite el poder financiero de EE.UU. Además del banco central chino, el proyecto involucra a tres de los cuatro bancos más grandes del mundo que están bajo su control: el Banco Industrial y Comercial Chino, el Banco de China y el Banco Chino de Agricultura. También son parte del proyecto las empresas Alibaba y Tencent. Estos serán los primeros en recibir esta moneda y distribuirla, a los que se sumarán otros países y más empresas. 

El proyecto es una manifestación de la estrecha alianza que hay en China el Partido Comunista Chino (PCCH), gobierno, finanzas y corporaciones tecnológicas. Han sido invitadas a participar de las pruebas dos grandes empresas de EE.UU. que tienen un fuerte valor simbólico: Starbucks y McDonals. Es posible que la potencia asiática haya elegido este momento para hacer trascender su proyecto, cuando la relación entre Washington llega a una fuerte tensión por el origen de la Pandemia.