El coronavirus desde argentina
Mar-19-20, por Rosendo Fraga
 
 

Hasta el momento, en Argentina las personas infectadas no llegan al centenar y las fallecidas son dos. No se ha registrado un aumento significativo en la tendencia. 

El gobierno comenzó adoptando medidas adecuadas en el aspecto sanitario, con controles a las personas que ingresaban al país, cuarentena a las que habían tenido contacto con personas infectadas y recomendaciones para disminuir los riesgos para toda la población. 

Desde el primer momento las Fuerzas Armadas fueron convocadas. Comenzaron fabricando alcohol en gel y barbijos; siguieron reservando camas y alojamientos en los hospitales militares para enfermos; organizaron la distribución logística de estos y otros elementos en todo el país. 

Las medidas se fueron  haciendo más severas, con el correr de los días. Se cerraron gradualmente las fronteras, hasta el cierre total. 

Las clases se fueron suspendiendo hasta llegar a todos los niveles; fueron suspendidos espectáculos, teatros y cine; primero se dispuso eventos deportivos sin publico y más tarde fueron suspendidos en su totalidad. 

Se fue disminuyendo gradualmente el transporte público, mientras se exhortaba a las personas a quedarse en sus domicilios. 

Hubo provincias,- como Chaco,- que cerraron sus fronteras inter-provinciales, es decir dentro del propio país. 

En los últimos días,- entre el 16 y 18 de marzo,- el gobierno comenzó a tomar las medidas para neutralizar o disminuir los efectos económicos y sociales, generados por el freno a la economía que las medidas anteriores generan. 

Más plazo para pagar impuestos; créditos a baja tasas a las pequeñas y medianas empresas, para que puedan pagar salarios; dio un bono de 3.000 pesos, a los jubilados que cobran el mínimo, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y a los cooperativistas, que reciben un salario mínimo del estado, es decir los sectores más vulnerables; fue suspendido el pargo de cargas sociales a las actividades más afectadas. 

La cuestión es que en el ámbito global no se ha registrado una acción concertada o combinada. Las resoluciones de la Organización Mundial de Salud (OMS), no son mandatorias. Cada país las aplica de acuerdo a su voluntad o circunstancias. 

Es mundo globalizado, pero con el marco multinacional debilitado y liderazgos nacionalistas, en el que no está siendo fácil coordinar esfuerzos. 

El Coronavirus no ha servido para atenuar el conflicto entre China y EEUU por el liderazgo global, por el contrario, se ha generado un campo de batalla más, con acusaciones reciprocas y expulsión de periodistas por ambas partes. 

En el ámbito regional hubo una teleconferencia para coordinar acciones de líderes del Mercosur y algunos otros países de la región, con efectos parciales. 

Pero el G20, que reúne a 20 actores globales (19 países y la UE), que tienen el 20% del PBI mundial el 70% del comercio y dos tercios de la población, sigue sin reunirse ni asumir el tema. 

Este grupo, fue importante para contener la crisis financiera de 2008 y sus efectos económicos globales, pero no está funcionando ahora de la misma manera.