Escenarios de defensa 2040 de Brasil
Mar-09-20, por Rosendo Fraga
 
 

"Escenarios de defensa 2040" elaborado por el Ministerio de Defensa de Brasil, es un esfuerzo por suponer el futuro posible y probable, al estilo del que realiza EE.UU. con "Global Trends". Fue la conclusión de 11 reuniones regionales, en los que participaron 500 personas, militares y civiles, de todo el país. El escenario base -o más probable- es que la estrategia de Brasil será de franco alineamiento con los EE.UU., que el crecimiento económico permite un aumento del presupuesto de defensa y consecuentemente el nivel de alistamiento de las capacidades militares de las Fuerzas Armadas. Para 2040, EE.UU. continúa siendo la mayor potencia militar del mundo, con gran influencia económica y política, pese al ascenso del poder militar chino. La OTAN sigue vigente. Para 2035, China genera una versión naval de la "Nueva Ruta de la Seda" que origina una competencia naval con India y Japón y avanza hacia tener capacidad militar de desafiar a los EE.UU. a mediados del siglo XXI. Francia, con una política de militar amplia, se convierte en la defensora de los derechos humanos y el medio ambiente, aumenta su presencia militar en la Guyana francesa  y ello la coloca en antagonismo con Brasil.

Venezuela aumenta su alianza con Rusia y en la década del 2030 tiene un conflicto militar con Colombia. Pese a sus crisis cíclicas, Argentina mantiene una política continua de intercambio y cooperación con Brasil. Las fuerzas armadas bolivianas expulsan las inversiones brasileñas en Santa Cruz de la Sierra y ello genera una intervención brasileña. Brasil, preocupado por la proximidad de la revisión del Tratado Antártico en 2041, aumenta su presencia en la región, ampliando sus instalaciones como la base Comandante Ferraz y el Programa Antártico Brasileño. 

El segundo escenario, es "Alineamiento con EE.UU. con restricción presupuestaria". Las Fuerzas Armadas no pueden aumentar su nivel de alistamiento. En 2040 el mundo es multipolar. La mayor presencia estadounidense en la región, se da con el fortalecimiento de la IV Flota. La doctrina de las "nuevas amenazas" se revitaliza y las Fuerzas Armadas sudamericanas  aumentan su rol en la seguridad interna y EE.UU. el suyo en la externa. Surgen conflictos con la Unión Europea. Francia interviene en la Amazonía brasileña, apoyando militarmente el independentismo de los indígenas Ianomamis. Para ello en 2035, el gobierno francés solicita a la UN aplique el principio de la "Responsabilidad de Proteger" para los indígenas brasileños, que no han sido atendidos adecuadamente por el gobierno y son amenazados por explotadores ilegales de recursos naturales, deteriorando el medio ambiente.  Venezuela con apoyo de Rusia y China ocupa la Guyana. En este escenario, los programas militares de expansión de Brasil se retrasan.

El tercer escenario es "Relación global, con recursos presupuestarios". En 2040 hay un equilibrio militar relativo entre China y EE.UU.. A través del Proyecto de la "Nueva Ruta de la Seda", los mercados de Europa y África se integran a los de Asia. Solo la ventaja tecnológica estadounidense contiene la expansión de China. A partir de la década de 2020, Argentina avanzó en un proceso de aproximación a China, que invierte en infraestructura, agro y energía y financia el reequipamiento de la Armada. Se amplia la base china en Neuquén y se establece un Programa Espacial Conjunto China-Argentina para la construcción de satélites. Brasil protesta contra la instalación de una base militar china convencional y logra neutralizar la iniciativa en 2034. Al año siguiente, EE.UU. establece tres bases militares en Colombia próximas a la frontera con Brasil. Ello complica la cooperación militar brasileño-colombiana. La presencia militar de EE.UU. en Colombia, la de China en Argentina y las renovadas tensiones entre Brasil y Francia generan un escenario complejo. Brasil interviene para evitar una guerra civil en Venezuela. 

El cuarto escenario es "Relación global, con restricción presupuestaria". Brasil adopta una posición de equilibrio entre China y EE.UU. en una situación económica que no permite mejorar las capacidades de las Fuerzas Armadas. La relación con EE.UU. pasó a ser pendular, tras el acercamiento de 2019. Rusia avanza en vender armamentos a bajo costo en África y América del Sur. La UE se divide por las disensiones internas, pero EE.UU. logra mantener la OTAN. Brasil apoyo movimientos de protesta y eventual insurrección en la Guyana francesa. A partir de 2025, Venezuela con apoyo de la UE, retorna a la democracia, pero las tensiones entre EE.UU. por un lado y de China y Rusia por otro, mantienen la situación venezolana indecisa. Hay una disputa en 2039 en Argentina entre peronistas y liberales, los últimos aliados de Washington  y los primeros cercanos a China. El descubrimiento de petróleo y gas en Santiago del Estero permite al país reducir su deuda externa y vivir un momento de euforia económica. Un acuerdo firmado entre China y el Mercosur expande la frontera agropecuaria argentina a la Patagonia. El conflicto entre EE.UU. y China también impacta en la costa atlántica de África. Brasil avanza en una asociación militar con Sudáfrica. La proximidad de la revisión del Tratado Antártico en 2041, lleva a Chile y otros países a reivindicar la soberanía que reclaman. EE.UU. y China fuerzan una prórroga del tratado. Brasil, sin recursos económicos suficientes, no puede desarrollar una política antártica eficaz.