Éxito externo y factor Cristina
Feb-17-20, por Rosendo Fraga
 
 

Alberto Fernández cumple dos meses de gobierno, habiendo realizado en los últimos días una gira exitosa por los países occidentales, que es la condición necesaria para renegociar la deuda. Comenzó por Israel  -el aliado estratégico más firme de EE.UU. en Cercano y Medio Oriente- siguió con el Papa y luego con los jefes de Estado y de gobierno de Italia, Alemania, España y Francia. Finalmente, el Presidente Trump recibió anticipadamente las cartas credenciales del nuevo Embajador argentino (Arguello) mostrando un gesto de buena voluntad hacia el país. 

En todos los casos, el gobierno recibió la disposición de apoyar a la Argentina en la renegociación con el FMI. Esta gira le permitió al Presidente argentino diferenciarse del populismo latinoamericano, al que apoya el Kirchnerismo con quien comparte el poder. El respaldo recibido es la condición necesaria pero no suficiente para la renegociación de la deuda, pero sin él, no hay posibilidad de lograrla. La Administración Trump mirará ahora, la posición argentina frente a la crisis venezolana y la elección boliviana. 

Al comenzar la semana, se reúne por primera vez el ParlaSur -el parlamento del Mercosur- en Buenos Aires. Hay mayoría populista en el mismo, pese a que en el grupo hay tres gobiernos de centro-derecha (Brasil, Uruguay -el próximo- y Paraguay) y uno que intenta una posición intermedia (Argentina). Es el tipo de desafíos que tiene ahora el gobierno argentino, para consolidar la relación con EE.UU.  

Pero el tema de la deuda también genera problemas políticos internos a resolver. El gobierno ha logrado la sanción definitiva en ambas cámaras del Congreso, con el voto de la oposición, de la ley de "sustentabilidad de la deuda" que implica un buen respaldo político para la renegociación. Esta semana será clave, dado que el miércoles 12 arriba una misión del FMI que comenzará explorar dicha renegociación. 

El mismo día, el Ministro de Hacienda y  Finanzas (Guzmán) expondrá en el Congreso se plan fiscal para 2020, con lo cual comenzará develar su postura frente a la pregunta de cual es el plan económico del gobierno. También vence el "Bono Dual" emitido por el gobierno anterior, que pondrá a prueba la capacidad concreta para resolver la desconfianza de los mercados del Ministro. La renegociación de la deuda, también pone en evidencia las diferencias dentro del oficialismo. Las son de estilo, como la moderación de Guzmán y la baja flexibilidad de Kicillof, pero también políticas. Aunque éste último diga públicamente que todo lo que hizo fue coordinado con el gobierno nacional, no está tan claro que haya sido así. A ello se suman las declaraciones realizadas por la vicepresidenta Cristina Kirchner en Cuba, en las cuales criticó al FMI -cuando Fernández elude hacerlo- dijo que la deuda con el organismo internacional debía tener una quita importante, reclamó investigar la contraída por el gobierno de Macri y exigió un "nunca más" del endeudamiento externo. Pero en este campo el Presidente ha dicho que Cristina no toma "ninguna decisión" pero que el "le consulta todas".   

Paralelamente, las diferencias entre el "Albertismo" y el "Kirchnerismo" se hacen evidentes en varios temas, al mismo tiempo que el segundo avanza en la justicia. El debate sobre si en Argentina hay presos políticos o no (Boudou, De Vido, Milagro Sala. D´Elia, Jaime) divide públicamente al oficialismo. Dicen que no lo son el Presidente, su Jefe de Gabinete y el Canciller. Dicen que sí lo son, el Ministro del Interior, la Ministra de Mujer, Género y Diversidad -es la abogada de Milagro Sala- el Gobernador de la provincia de Buenos Aires y dirigentes de las organizaciones de derechos humanos. El tema del aborto muestra matices. Desde la Casa Rosada se habla de "despenalizarlo" y el Secretario de Asuntos Estratégicos (Beliz) prepara una serie de proyectos para asistir a las madres jóvenes que no quieren abortar. 

Por su parte la mencionada Ministra de Mujer, Género y Diversidad sostiene que el proyecto del gobierno es "legalizar" el aborto, planteando una diferencia respecto a la posición de Presidencia. Como Vicepresidenta, Cristina Kirchner dispuso que se retiren todas las propuestas de designación de jueces del gobierno anterior, para cubrirlas con nuevos candidatos. De los 12 jueces federales de Comodoro Py, tres fueron designados por el Kirchnerismo en 2004 cuatro en 2014y ahora se cubrirán otras tres vacantes (la de  Bonadio por su fallecimiento, la de Rafecas al pasar a la Procuración General de la Nación y la de Torres que fue a la Corte bonaerense. Uno solo de los doce ha sido designado por Macri (Capuchetti) y quedan algunos casos de la época de Menem (Canicoba). Sobre doce, diez provendrían de gobiernos kirchneristas. Están siendo removidos en la AFIP y la Inspección General de Justicia -controla las sociedades- funcionarios que han investigado al Kirchnerismo, mejora la situación de la Vicepresidenta en la justicia y avanza la investigación de la causa Correo que afecta al Grupo Macri.  

En el campo social, el gobierno pretende una tregua durante febrero y marzo mientras se desarrolla la negociación de la deuda, mientras crecen las tensiones. El sindicalismo peronista tradicional representado por la CGT, acepta la tregua, pero en los hechos no abandona la "cláusula gatillo" y negocia acuerdos por encima de las sumas fijas del gobierno. Sindicatos críticos como camioneros, siguen esta línea más abiertamente. Los sindicatos oficialistas combativos (como los docentes bonaerenses) buscan acuerdos por encima de las sumas fijas como es el caso mencionado. Esta semana, la protesta social retoma la calle. El miércoles 12, los movimientos sociales oficialistas manifiestan entorno al Obelisco, planteando que "la deuda es con el pueblo y no con el FMI". Un día antes, los opositores -nucleados entorno al Polo Obrero- manifiestan en el mismo lugar, cuestionando al gobierno por sus primeros dos meses de gestión. 

La "interna sindical" ganará la calle, con un paro y movilización de los sectores de la UTA (choferes) opuestos a la conducción del gremio. Productores del agro "autoconvocados" vuelven a la vera de la ruta y las diferencias entre la Ministra de Seguridad de la Nación (Frederic) y el Ministro bonaerense (Berni) se hacen cada días más públicas.