Repercusión regional de las PASO de Argentina
Ago-15-19, por Rosendo Fraga
 

Argentina ha jugado un rol relevante en la región, por su Presidente Mauricio Macri, fue quien inició un giro hacia el centro-derecha en la región, tras más de una década de predominio de centro-izquierda, entendida como "populismo". 

Trump públicamente dijo media docena de veces que había que impedir el triunfo de Cristina Kirchner en la Argentina porque ello significaba el "retorno del populismo en la región". Los presidentes de esta orientación de Brasil (Lula), Colombia (Duque) y Chile (Piñera), adoptaron la misma posición pública. El centro-derecha se debilitar, pero Brasil pasa a ser más necesario para EEUU en la región. 

Pocos días después de ser nominado candidato a Presidente por su actual candidata a la Vicepresidencia (Cristina), Alberto Fernández visitó al ex presidente en su prisión en Brasil. El candidato ganador en las PASO, ha sido así coherente. Pero también han celebrado el resultado electoral argentino,- fueron primarias obligatorias, pero que en los hechos han operado como una suerte de "referéndum no vinculante",- Rousseff, Correa y otras figuras de la izquierda latino-americana. Esta corriente política vive el retorno al poder de la ex Presidenta Cristina Kirchner, como un anticipo de lo que podría pasar en sus países. 

Maduro también percibe la elección argentina como un hecho favorable. Cristina Kirchner fue su aliada, como también lo fue de Chávez. También cree que la derrota de Macri, puede iniciar un cambio de tendencia en la región, aunque Alberto Fernández no haya explicitado su apoyo al gobierno venezolano durante su campaña, como si lo hizo con Lula. 

La derrota de Macri tiene un efecto bajo en la pugna entre EEUU y China en la región. El Presidente argentino, no rompió los acuerdos de su antecesora en la región, sólo renegoció algunos. Pero tanto China como Rusia, perciben un retorno del Kirchnerismo al poder en Argentina, como algo mejor que la reelección de Macri. 

Los TLC con la UE y EEUU, se harán más difíciles de negociar que con Fernández que con Macri. Pero si Argentina es reticente, Brasil, Uruguay y Paraguay avanzarán sin ella, sin que pueda descartarse incluso que el primer país los transforme en bilaterales. 

Las tres elecciones presidenciales que tienen lugar en América del Sur este año, son en octubre: Argentina, Bolivia y Uruguay. En los dos primeros, ganarán fuerzas populistas o de centro-izquierda. En el último, hoy los sondeos favorecen al principal candidato de centro-derecha. (Lacalle). Pero si ganará el centro-izquierda (Frente Amplio), seria un impacto importante que en las tres presidenciales sudamericanas ganen fuerzas de esta orientación y ello seria interpretado como el inicio de un retorno de la izquierda en la región.