EEUU tensiona la relación con México
Jun-07-19, por Rosendo Fraga
 

La política de la Administración Trump en América Latina tiene como prioridades la presión sobre México por la inmigración ilegal de América Central y el alineamiento regional en el conflicto con Huawei. El gobierno mexicano había firmado un convenio bilateral con EE.UU. para impedir el tráfico de migrantes y drogas a través de la frontera con México, incrementando la cantidad de agentes para enfrentar el problema. Pero mientras libra la batalla con China por el comercio, sorpresivamente amenazó al gobierno mexicano con aumentar los aranceles a sus exportaciones a los EE.UU., que de concretarse le producirán a este país latinoamericano pérdidas por 23.000 millones de dólares sólo para la industria automotriz. 

Trump exige más dureza del gobierno de Andrés López Obrador (AMLO) para cerrar el paso a los migrantes ilegales centro-americanos que se dirigen hacia territorio estadounidense. Esta situación ha generado una crisis que incluso pone en duda la puesta en vigencia del nuevo Nafta, acordado entre los tres países que integran este grupo regional (EE.UU., México y Canadá). 

Al mismo tiempo, Trump presiona a México, Colombia, Perú y Chile -los cuatro países de la región en los cuales Huawei tiene más presencia- a que suspendan o reduzcan las relaciones con la empresa de tecnología china. Se trata de los cuatro países latinoamericanos que integran la Alianza del Pacifico. La Administración Trump va teniendo que asumir que el cambio de régimen en Venezuela se dilata por la capacidad de Maduro de mantener el control del país. Ello implica postergar el objetivo de que una caída del Chavismo produzca un "efecto dominó" que arrastre a Cuba y Nicaragua. 

En México, AMLO quiere impedir que escale el conflicto con Trump, Cuba legaliza redes privadas de wifi, asume Bukele en El Salvador y Ortega intensifica la represión en Nicaragua. En lo que va del año, México ha triplicado la detención de migrantes ilegales provenientes de América Central. 

El presidente mexicano mandó un mensaje amistoso a su colega estadounidense, advirtiendo que los dos países perderán si escala el conflicto comercial que está planteado. La opinión pública mexicana cierra filas con el gobierno. Pero cae la bolsa como el peso mexicano. Paralelamente, la justicia ha comenzado a investigar el caso Odebrecht, la empresa brasileña de obra pública que habría pagado sobornos durante el gobierno de Peña Nieto. 

A raíz de esta  investigación, se ordenó la detención del ex Presidente de la petrolera estatal (Pemex). En Cuba, fue legalizado el uso privado de Wifi; en El Salvador asumió el nuevo Presidente (Bukele) con un tono conciliador y en Nicaragua, Ortega liberó más presos políticos, pero al mismo tiempo acentuó la represión, incluyendo en ella a las pequeñas empresas. 

En la región Andina, no se registran avances en las conversaciones sobre el conflicto venezolano, en Bolivia la oposición está dividida, y el Presidente colombiano enfrenta una controversia judicial. Las conversaciones que se realizan en Noruega entre el gobierno de Maduro y el de Guaidó no avanzan. No hay acuerdo respecto a la fecha de elecciones. El líder de la oposición exige que la transición se haga sin Maduro en el poder, algo que éste rechaza. 

El líder opositor se muestra más pesimista y dice que la negociación en Oslo no es un diálogo sino una mediación. El gobierno venezolano ha sincerado los datos sobre la brutal caída del PBI y la hiperinflación que sufre el país. Pese a que el país ha recibido 427 toneladas de ayuda humanitaria en lo que va del año, siguen muriendo niños en los hospitales públicos. 

El gobierno está entrenando milicias integradas por civiles armados y espera contar con 100.000 organizados para el mes de octubre. La oposición instalada en el exterior está censando a los migrantes venezolanos y un grupo de desertores estaría siendo organizado militarmente en territorio colombiano. La Asamblea dominada por la oposición aprobó el reingreso del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Hay quienes ven en esta decisión un paso tendiente a justificar una eventual intervención militar. 

En Bolivia, la oposición está dividida frente a la elección presidencial de octubre, en la que seria reelecto Evo Morales: en Perú el presidente Vizcarra se enfrenta con el Congreso que resiste aprobar sus medidas contra la corrupción; en Colombia, el presidente Duque tiene un conflicto, al liberar la Corte Constitucional a un ex jefe de las FARC (Santrich), requerido por los EE.UU. acusado de narcotráfico y en Ecuador son detenidos por corrupción dos ex funcionarios del presidente Correa.     

En el Cono Sur, Bolsonaro enfrenta múltiple resistencia en Brasil, en Chile cae la popularidad de Piñera y en Argentina la oposición se está unificando para la elección presidencial de octubre. La economía se está frenando en Brasil, lo que produce estancamiento en los indicadores sociales. Sólo la aprobación de la reforma previsional parece tener capacidad de revertir el pesimismo económico. 

El Congreso veta un decreto del Presidente amnistiando a desforestadotes; el Papa manda una carta a Lula; el Presidente del PT (Huici) afirma que Bolsonaro quiere entregar Petrobras y la Amazonia y docentes y estudiantes protestan en las calles contra el recorte del presupuesto educativo. Bolsonaro responde movilizando sus partidarios en las calles, los que se muestran enfervorizados y críticos de los partidos políticos. En Chile la economía crece menos de lo previsto y cae la aprobación del presidente Piñera, que  quiere reducir la cantidad de senadores y diputados y ello complica su relación con los partidos. 

En Argentina, la oposición se va unificando detrás de la fórmula que lleva a la ex presidenta Cristina Kirchner como candidata a la Vicepresidencia. Ella ha tenido la iniciativa política durante las últimas semanas y el oficialismo que postula la reelección del presidente Macri se encuentra paralizado. Esta semana, visitarán Argentina los presidentes de Brasil y Colombia, quienes respaldan al Presidente frente a la ex Presidenta.