El aborto en la campaña electoral
Ene-09-19, por Rosendo Fraga
 

A casi 10 meses de las elecciones, pero a sólo 7 de las PASO, no está claro como va a influir el tema aborto en la campaña. El análisis de cómo votaron los legisladores de los distintos bloques, así como los sondeos, muestran que los que más rechazan el aborto, son quienes votan y representan a Cambiemos, con un matiz, los de UCR son más favorables al aborto y los del PRO más contrarios. Aproximadamente dos tercios de los diputados de Cambiemos, tuvieron una posición contraria al aborto y es la misma relación entre los votantes. Hay 2 que están en contra por cada uno que está a favor. 

En cambio tanto los diputados como los votantes del Kirchnerismo y de las fuerzas de izquierda, tienen una posición favorable al aborto, en relación de 9 a uno. En cuanto al PJ anti-K,- que es la tercera fuerza,- sus diputados se mostraron divididos aproximadamente por mitades, aunque los votantes están más en contra que a favor del aborto, como lo mostró la posición de los senadores de este sector en el rechazo que tuvo el proyecto en la cámara alta. 

Cristina es la primera que ha tomado posición: convocó tanto a los pañuelos verdes como a los celestes. Concretamente, trató de ponerse por encima del conflicto, aunque todos sus bloques votaron a favor del aborto. En el PRO, el sector favorable al a aborto tomó la iniciativa, ya que un diputado de este partido (Lipovetzky), fue el primero en decir que el proyecto sería tratado nuevamente en marzo en la cámara de diputados. 

Cambiemos enfrenta en esta elección, la existencia de candidatos a su derecha que tienen una posición muy firme contra el aborto,- como es el caso de Olmedo,- que le puede restar votos. Esto hace probable que Macri trate de mantenerse independiente e incluso tendiendo algunos puentes hacia los pañuelos celestes, que ya tienen un partido que intenta representarlos en la elección. 

El voto religioso es cada vez más importante en la región. En México apoyaron a López Obrador y su Vicepresidente es evangélico. En Brasil, Bolsonaro tuvo un apoyo abierto y manifiesto de los evangélicos, siendo su mujer pastora de este culto. El presidente de Costa Rica electo en 2018, también es evangélico. 

El voto evangélico es menor que el católico, pero es más disciplinado. El PRO ya ha salido ha buscar este voto. Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, hizo propio un lema evangélico para ponerlo en los espacios públicos en la Navidad: "Navidad es Jesús".  El PRO buscará este voto e intentará recuperar el voto católico que perdió, por la posición ambigua frente al aborto. 

Los sectores favorables al aborto, presionarán para que el tema se trate. Pero ni a Cambiemos ni al Kirchnerismo le conviene que se trate. Al primero y en particular al PRO, le  hace afilorar su división interna y le puede hacer perder votos hacia expresiones que han surgido a su derecha. 

Para el Kirchnerismo es no decepcionar a sus votantes que mayoritariamente apoyan el aborto, pero al mismo tiempo y al mismo tiempo desarrollar la estrategia de convocar a pañuelos verdes y celestes. Además, 17 provincias van a adelantar las elecciones, donde la opinión predominante es contraria al aborto, como lo mostró la votación en el Senado contra el proyecto. Buenos Aires,- que puede o no adelantar,- tiene una postura más dividida.