El encuentro Bolsonaro-Macri
Ene-08-19, por Rosendo Fraga
 

Macri, junto con los presidentes de Venezuela y Ecuador, fueron los únicos ausentes en la asunción de Bolsonaro. El primero porque estaba de vacaciones, el segundo porque no fue invitado y el tercero porque enfrentaba una crisis política grave. 

Con este antecedente, el encuentro de los presidentes de Argentina y Brasil que tendrá lugar en Brasilia el 16 de enero, es importante en la relación bilateral, pero también para la región. 

La prensa argentina ha dicho que Macri le propondrá al nuevo Presidente brasileño, "flexibilizar" el Mercosur. 

Durante la campaña, el equipo de Bolsonaro planteó que debía retrocederse de la Unión Aduanera que es el actual Mercosur, a una zona de libre comercio, contradiciendo la posición tradicional de Itamaraty. No es un cambio menor. En la primera, todos los países del bloque deben negociar los TLC en conjunto, como sucede hoy en la negociación del Mercosur con la Unión Europea, que se ha dilatado durante dos décadas. En cambio en la segunda, cada país puede negociar por separado, es decir bilateralmente. 

En esta línea, podría haber coincidencia entre los dos Presidentes. Pero también están los temas del comercio bilateral, definidos hasta ahora en el marco del Mercosur, como el acuerdo automotriz. 

También se discutirá la agenda global y regional. La virtual alianza de Brasil y EEUU, facilita la relación bilateral, dado que Argentina tiene una política similar. 

La coincidencia respecto a Venezuela, también será un dato, aunque en los dos temas, la posición del nuevo Presidente brasileño es más enfática. 

Respecto a China, Brasil está más distante y Argentina más próximo. Es un matiz diferente. 

Dentro del equipo de gobierno brasileño, el Ministro de Hacienda (Guedes), de inclina por una relación especial por Chile, motivada por simpatías ideológicas. Pero para los militares Argentina sigue siendo prioridad regional. 

Durante los últimos cinco años, Brasil estuvo neutralizado como líder regional y actor global por la crisis política y económica que ha sufrido el país. Ahora con  un nuevo Presidente, recuperará dichos roles. 

Argentina con Macri pasó a tener un rol global y regional más relevante. Con Brasil recuperando ese lugar, el papel de Argentina seguramente se reducirá. Pero el acuerdo Argentina-Brasil será importante para encauzar la región, sobre todo porque México con López Obrador está tomando una posición diferente, como  lo evidencia su negativa a desconocer la legitimidad del nuevo mandato de Maduro y su propuesta de diálogo con Venezuela.