Los conflictos estratégicos
Dic-07-17 - por Rosendo Fraga

El conflicto estratégico-militar prioritario al terminar 2017 es el que tiene lugar entre EE.UU. y Corea del Norte. En los primeros días de diciembre, se realiza el ejercicio militar binacional anual más importante entre las fuerzas estadounidenses y sur-coreanas. Participan 230 aviones - del tipo más moderno que posee la Fuerza Aérea de los EEUU- y 12.000 hombres. Tiene lugar después que Corea del Norte se ha proclamado “potencia nuclear” y ha lanzado un misil que cayó a 200 kilómetros de Japón tras realizar un trayecto de 1.000 kilómetros. El titular del Consejo de Seguridad Nacional de los EE.UU. (General Mc Master) -un profesional que suele no exagerar- dijo el 3 de diciembre que Corea del Norte “es la mayor amenaza” para su país y que aumenta la posibilidad de un enfrentamiento militar. Agregó también que en caso de un conflicto bélico, Corea del Norte sería “devastada”. El gobierno estadounidense dispuso realizar en Hawai -el lugar más próximo del territorio estadounidense a Corea del Norte- un ejercicio ante un eventual ataque nuclear. Expertos en armas nucleares y misilísticas de EE.UU. han comenzado a decir ahora que los misiles nor-coreanos podrían alcanzar el territorio continental norteamericano y el Papa ha advertido sobre el riesgo de una escalada con armas nucleares. China por su parte no satisface los reclamos de Trump de aplicar sanciones más severas sobre Corea del Norte.

El segundo conflicto en relevancia -aunque no en inmediatez- es el que tiene lugar en el Mar del Sur y el Mar Oriental de China, por la soberanía marítima. A fines de noviembre, China botó un gran buque destinado a construir islas artificiales en el océano. Ello dará impulso a la estrategia que ya ha comenzado a desarrollar, de reclamar soberanía marítima a partir de dichas islas, donde instala un pequeño puerto y una pista de aterrizaje. La reciente gira de Trump por Asia puso en evidencia la intención de Washington de respaldar a los países que tienen conflictos con China por los límites marítimos. En el caso del Mar del Sur de China, ellos son Vietnam y Filipinas. Los dos países ratificaron sus derechos, pero el Presidente Dutarte eludió un compromiso con EE.UU. en este tema, aunque es un aliado militar de Washington. Vietnam fue más explicito en recibir el apoyo, aunque no es aliado militar estadounidense. En el Mar Oriental de China, el conflicto es con Japón. Discuten la posesión de islas que proyectan soberanía. En este caso, la alianza militar con EE.UU. es explicita y se acentúa con motivo del conflicto con Corea del Norte. El control de vías marítimas claves para el comercio global y la futura explotación económica del lecho marino están detrás de estos conflictos.

El enfrentamiento entre Irán y Arabia Saudita por el control del Mediano y Cercano Oriente es el tercer conflicto estratégico-militar global. Tiene una interpretación religiosa, porque Teherán lidera el Islam chiíta y Ryad el sunnita. En el amplio mundo musulmán -este religión es mayoritaria en 56 países de Asia y África- los saudíes lideran la veintena de países musulmanes árabes, como Turquía los siete de origen turco (dos de ellos repúblicas de Rusia). Ambos países luchan hoy por el control de Siria, Líbano y Yemen. Arabia Saudita parece decidida a asumir una posición más firme frente a Irán, que alinea a los gobiernos de Siria e Irak - en este caso también mantiene una alianza con EE.UU.- y a los rebeldes hutis de Yemen. EE.UU. e Israel hoy son aliados fácticos de los saudíes. Cabe señalar que en el último año Arabia ha sido el tercer comprador de armas del mundo. Rusia por su parte busca mantener cierto equilibrio, pero sus nexos con Teherán son más sólidos que con Ryad, con quien comparte de hecho el liderazgo de la OPEP, donde vienen coincidiendo. El conflicto de Siria está teniendo una definición a favor del presidente Assad y en contra tanto del EI como de las milicias armadas por EE.UU. y sus aliados. (Reino Unido, Francia y Arabia Saudita). Rusia ha intervenido con fuerzas militares en Siria junto con Irán y ello inclinó la balanza a favor de Assad. Moscú acordó una estrategia para poner fin a la guerra sin desplazar a Assad, con Irán y Turquía. Rusia tiene una base naval en Siria e Irán pretende una cerca de Damasco. Pero el anuncio de Trump de que pondrá la embajada de EE.UU. en Jerusalén, genera el rechazo de todo el mundo musulmán, desde Arabia Saudita hasta Irán.

En cuarto lugar esta Europa, con el conflicto entre la OTAN y Rusia. Así como China pretende terminar con la presencia militar estadounidense en su entorno (bases en Japón y Corea del Sur, garantía de seguridad a Taiwán y presencia de portaaviones) Rusia quiere sacar la OTAN de las ex repúblicas soviéticas. Los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) ya se han incorporado a la alianza militar occidental. Ucrania y Georgia -donde Rusia intervino militarmente en el siglo XXI- pretendieron hacerlo, pero finalmente no lo lograron. Minorías pro-rusas existen en estos cinco países como en Moldavia. En los últimos meses, Rusia ha realizado maniobras militares frente a los países bálticos y los nórdicos -la mayoría de los cuales están en la OTAN- así como también ejercicios conjuntos con Bielorusia -un firme aliado de Moscú- e incluso con la Marina China en las aguas del Báltico. La alianza militar occidental los ha realizado también en el Báltico y en la zona fronteriza de Rusia y Bielorusia. Las reticencias que muestra Trump respecto a Europa, han llevado a que dentro de la UE, se acuerde desarrollar un sistema de defensa europeo propio diferente a la OTAN, pero sus progresos son muy lentos e incluso inciertos. El Reino Unido es la primera potencia militar de Europa y pese al Brexit ha ratificado que mantendrá su compromiso con Europa, establecido en el marco de la alianza militar occidental.

En conclusión: el conflicto entre EE.UU. y Corea del Norte es el más relevante en el campo estratégico-militar, por su riesgo, inmediatez y porque puede involucrar armamento nuclear; el segundo es el que China mantiene en el Mar del Sur con países como Filipinas y Vietnam y en el Mar Oriental principalmente con Japón. Los tres tienen distintos grados de relación militar con EE.UU; en tercer lugar está el conflicto entre Arabia Saudita e Irán por el control del Mediano y Cercano Oriente, con EE.UU. apoyando al primero y Rusia más cerca del segundo y en cuarto lugar está Europa, con el conflicto entre la OTAN y Rusia, que tiene como principal escenario el control de las catorce ex repúblicas soviéticas.