La coyuntura de América Latina en la segunda semana de julio
Jul-12-17 - por Rosendo Fraga

La Cumbre del G20 mostró que América Latina no se encuentra en el centro de los acontecimientos globales, aunque sufra sus consecuencias. La participación de la región en este Grupo es relevante, que cuenta con tres de los diecinueve miembros (El veinte es la UE colectivamente). África cuenta con uno sólo (Sudáfrica). Participaron los presidentes de Brasil, México y Argentina. El primero, debilitado dentro de su país, no tuvo un rol relevante ni en las discusiones ni en los encuentros bilaterales. Si lo tuvo Peña Nieto quien se reunió con Trump, quien insistió en que México debe pagar el muro fronterizo para impedir la inmigración y con Macron, con quien tuvo buena sintonía. Macri por su parte no pudo tener reuniones con los líderes europeos que buscó, pero se reunió con los jefes de gobierno de India, Indonesia, Singapur, Turquía y Sudáfrica. El enfrentamiento entre Europa y Trump, el encuentro entre los presidentes de EE.UU. y Rusia y el acuerdo para proseguir con el acuerdo del cambio climático sin Washington fueron temas dominantes. En los problemas de seguridad, como el desarrollo nuclear y misilístico de Corea del Norte o cómo enfrentar la amenaza del terrorismo fundamentalista islámico, América Latina no está involucrada y por eso pierde peso en estas discusiones.    

No se lograron avances en el acuerdo Mercosur-UE aprovechando dicha Cumbre, se amplía la Alianza del Pacífico a Oceanía y Asia y se plantea la reformulación del Nafta. Ni Macri ni Temer tuvieron marco en la Cumbre del G20 para impulsar dicho acuerdo con los líderes europeos de Alemania, Francia e Italia. Pese a ello, el acuerdo tiene perspectivas positivas, pero todavía hay resistencias en algunos países europeos. La Cumbre fue escenario de la confirmación del TLC entre Japón y la UE, que es la prioridad para la Comisión Europea. Se firmará antes de finalizar el año, de acuerdo al entendimiento político alcanzado. La suspensión del Tratado Transpacífico, del que participaban EE.UU., Japón, Canadá, tres países de América Latina y otros cuatro de Asia y dos de Oceanía ha incidido para que se logre este acuerdo. Esto explica también porqué Australia, Canadá -que ha firmado su propio TLC con la UE- Nueva Zelanda y Singapur han firmado su incorporación a la Alianza del Pacífico, que reunía hasta ahora sólo a cuatro países latinoamericanos con costa sobre el Pacífico. En este marco, los tres países que integran el Nafta parecen decididos a avanzar en la reformulación del mismo. Trump que en campaña electoral amenazaba con abandonarlo, ahora propone su renegociación. Incluso impulsa que los tres países que lo integran (EE.UU., Canadá y México) se postulen como sede conjunta del Mundial de Fútbol 2026, proyecto en el cual 60 de los 80 partidos se jugarían en los EE.UU. 

La crisis venezolana retoma dimensión política con la prisión domiciliaria de Leopoldo López y la proximidad de la elección de la Constituyente convocada por Maduro. La Suprema Corte que está totalmente alineada con el Chavismo tomó esta decisión, en función de una adoptada por el Presidente. En la oposición se cree Maduro busca ganar tiempo para concretar la elección de la Constituyente convocada para el 30 de julio. En realidad quizás busca neutralizar el costo internacional pagado por el ataque de sus grupos para-militares (colectivos) a la Asamblea, donde fueron golpeados legisladores y sus colaboradores. Previamente a la prisión domiciliaria de López, la oposición convocó a un referéndum para pronunciarse a favor o en contra de la constituyente, que se realiza el 16 de julio, al que Maduro considera es inconstitucional y no permitirá que se haga. La ola de protesta cumplió 100 días, los muertos llegan a 111 y la oposición convoca a seguir en las calles. López ha realizado la misma convocatoria. Observadores estiman que no será fácil la convivencia en el frente opositor (MUD), entre Capriles y López y que esto puede beneficiar a Maduro. Mientras tanto agencias de noticias occidentales informaron que llegan a 123 los integrantes de las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional detenidos, fugados o exilados, por diferencias con el régimen chavista. Una diputada oficialista denunció el último fin de semana, tener noticias de un levantamiento militar en el este del país, encabezado por un Coronel Jefe de un Batallón, el que habría fracasado. El policía Pérez (que en soledad y con un helicóptero atacó el edificio de la Suprema Corte) reapareció a través de las redes sociales convocando a continuar la rebelión.  

En cuanto a la crisis brasileña, se prolonga con Temer ganando tiempo pese a las amenazas judiciales y el alejamiento de sus aliados. La justicia acusó al Presidente de corrupción. La Cámara de Diputados recibió la denuncia y la Comisión respectiva confirmó la denuncia, que para avanzar requiere dos tercios de la Cámara. El principal socio de la coalición gobernante, el PSDB que tiene como referente al ex Presidente Cardoso, a dicho a través del Gobernador de Sao Pablo (Alckim) que permanecerán en la coalición gobernante hasta que se terminen las reformas urgentes que el país necesita y que después la abandonarán. Mientras tanto, las señales económicas son contradictorias. Los mercados temen el retorno a la recesión, pero ya van dos meses de crecimiento industrial, aumenta el superávit comercial y baja levemente el desempleo. Aparte de la reforma previsional, los mercados reclaman una baja del gasto, cuando el endeudamiento externo está llegando al 80% del PBI. En materia de seguridad pública, se registra un fuerte aumento de los homicidios y la violencia en Río de Janeiro, donde hay manifestaciones en apoyo a los policías muertos por la delincuencia. El último sondeo de la empresa Datafolha muestra que Lula está primero para las presidenciales con 30% y que ganaría la segunda vuelta. Le siguen dos expresiones de la “anti-política”: un ex militar partidario de la mano dura (Bolsonaro) con 16% y una líder ecologista (Silva); que ya fue candidata con 15%. La aprobación de Temer sigue debajo del 10%, 

En conclusión: América Latina no tuvo un rol relevante en la Cumbre del G20, al no estar involucrada directamente en ninguno de los temas del conflicto global y estar debilitado el liderazgo de Brasil; el Mercosur no logró avances aprovechando esta Cumbre para el TLC con la UE, cuando la Alianza del Pacífico se amplia a países de Asia y Oceanía y se discute la reformulación del Nafta; la detención domiciliaria de Leopoldo López en Venezuela es utilizada por Maduro para ganar tiempo hasta la constituyente, pero la oposición no cede en las calles y Temer logra prolongar su permanencia en el poder, sin conjurar las amenazas judiciales por corrupción, pero es incierto si dos tercios de los diputados votarán su destitución.