América Latina: la crisis venezolana y la anti-política en Brasil
May-10-17 - por Rosendo Fraga

En la política estadounidense hacia América Latina, dos países concentran en estos días su atención: México y Venezuela. Respecto al primero, Trump considera una frustración que el Congreso no haya incluido en el proyecto de presupuesto aprobado, la partida destinada a la construcción del muro con México, una de sus iniciativas más controvertidas. El senador republicano Ted Cruz -uno de sus contrincantes en las primarias- presentó un proyecto por el cual el dinero de los carteles de la droga mexicana que sean incautados en los EE.UU. debe destinarse a financiar el muro. El 26 de abril de 2018, comienza el juicio en New York contra el Chapo Guzmán, a quien se atribuyen la mayoría de estos fondos. Sin partida presupuestaria, Trump recurriría a esta vía para financiar su propuesta. Mientras tanto y pese a los anuncios e intenciones, el déficit comercial de EE.UU. con México sigue creciendo. Respecto a Venezuela, la Administración Trump anunció más sanciones, las que incluirían medidas más severas contra funcionarios chavistas que ya han sido sancionados y la extensión a otros de este tipo de acciones. Al mismo tiempo en el Congreso se han presentado nuevos proyectos para ampliar las sanciones. Pero EE.UU. no avanzará con una intervención directa en este conflicto, porque el petróleo venezolano ha perdido interés estratégico y América del Sur es una región del mundo que no la tiene. El gobernador de Florida, asiste a un acto por la libertad de Leopoldo López en Miami.   

Siguiendo con México el presidente Peña Nieto pide a los gobernadores más acción contra la violencia y la corrupción y en Cuba el tema de la sucesión de Raúl Castro va tomando fuerza. Frente a los EE.UU., el canciller mexicano propuso a la Administración Trump una política común del NAFTA para enfrentar la competencia comercial de China. Lo hizo buscando un terreno común, desde el cual poder renegociar dicho TLC, con más posibilidades de éxito. Pero Trump no ha contestado a la propuesta mexicana. En México fue arrestado el líder narco que quería sustituir al Chapo Guzmán (López Núñez); en la localidad de Reynosa, en el estado de Tamaupilas, lleva meses tomada por los narcos pese al envío de fuerzas federales; en Puebla, 4 soldados y 6 delincuentes murieron en un enfrentamiento con ladrones de combustible, delito que se ha generalizado en el país en los últimos meses. El presidente Peña Nieto ha exhortado a los gobernadores a cooperar más en las acciones para controlar la violencia. Al mismo tiempo, ha exigido medidas concretas contra la corrupción, que se ha generalizado a nivel de los estados. La incertidumbre sobre la relación con EE.UU. complica la situación económica de Cuba. Pero también genera tensiones sobre la sucesión de Raúl Castro. Sobre ella, en forma extraña y enigmática, la hija del Presidente cubano dijo públicamente que el sucesor podría ser una gran sorpresa. La oposición ha denunciado que los presos políticos son 140, el doble que un año atrás. 

Pasando a Venezuela Maduro radicaliza más la crisis con la convocatoria a una constituyente y en Colombia el proceso de paz avanza con dificultades. La constituyente convocada implica la instalación de un “soviet” y que no se realizarán más elecciones. La mitad de los integrantes de este cuerpo serán designados por las organizaciones políticas del Chavismo y la otra mitad por grupos sociales que le son afines, como las asociaciones campesinas y los sindicatos oficialistas. Implica el paso del autoritarismo al totalitarismo. Al mismo tiempo, intensifica la represión. Acusa de insurgencia armada a la oposición, deteniendo a algunos militantes y amenazando a los dirigentes más importantes con encarcelarlos, acusándolos de promover el terrorismo y ser juzgados por tribunales militares. La oposición realizó una importante marcha de mujeres y el Chavismo respondió con otra oficialista. La dirigencia opositora, tras un mes de no poder entrevistar a Leopoldo López, exigió hacerlo con marchas y manifestaciones de las que participó su mujer. Finalmente, lograron entrevistarlo en el penal. La dirigencia opositora ha negado supuestas afirmaciones del Papa de que esta dividida. Tanto el gobierno de Brasil como el secretario general de la OEA sostienen que la convocatoria a la constituyente “es un golpe de estado”, mientras que otros siete países afirman que Maduro ha abandonado la vía democrática. Las protestas continúan al igual que los muertos que en los últimos 40 días se cuentan por decenas y los heridos por centenares y los detenidos por miles. En esta situación, la emigración de venezolanos es creciente y se dirige en primera instancia hacia Brasil y Colombia, ambos países con amplias fronteras con Venezuela. Maduro convocó también una “Constituyente militar”, buscando neutralizar sordas voces de oposición en las Fuerzas Armadas. En Colombia, el proceso de paz avanza con dificultades. Un grupo disidente de las FARC secuestró a un funcionario, mientras en las negociaciones con el ELN, el gobierno no logra que esta organización suspenda sus acciones armadas. 

En el caso del Cono Sur, la “anti-política” emerge en la crisis brasileña, en Chile se fractura la coalición de centro-izquierda y el Presidente argentino emprende viaje al Asia. Un sondeo de la empresa Datafolha publicado en el diario O Estado de Sao Pablo confirma que Lula tiene entre 31 y 29% de intención de voto para la elección presidencial. Pero la sorpresa es que un militar retirado de ultra-derecha (Bolsonaro) le sigue con 15% y con 14% está la candidata ecologista (Silva). Los candidatos del Partido del ex presidente Cardoso (Alckim y Neves) quedan relegados con 8% cada uno. En segunda vuelta, Silva le gana a Lula, pero Bolsonaro no lo hace. Si el ex Presidente no pudiera presentarse por razones judiciales, los dos candidatos de la “anti-política” obtendrían en la primera vuela entre 44 y 45%. Ello implica que este tipo de fenómeno que tiene diversas manifestaciones en el ámbito global, comienza  a llegar a la región, comenzando por el país con más cantidad de votantes. Mientras tanto más citaciones y testimonios complican al ex Presidente. El 71% se opone a la reforma previsional del Presidente; los sindicatos amenazan con una nueva huelga general y la industria cayó 1,8% en marzo. Pero Temer dice que dejará la política activa en 2019 y juega a ser el “puente” hasta el próximo Presidente. En Chile, la Concertación -la coalición de centro-izquierda que ha gobernado cinco períodos desde los años noventa- se ha roto al decidir la Democracia Cristiana concurrir con candidato propio a la primera vuelta y reorganizarse el resto de la coalición entorno al Partido Socialista con el nombre de “Frente Amplio”. En Argentina, el presidente Macri tras su encuentro con Trump -que lo calificó dos veces de “líder” en su región- visitará a partir del 14 de mayo Japón, luego China donde realiza una visita de estado y previamente pasará por Emiratos Árabes Unidos. 

En conclusión: la política de EE.UU. hacia la región en estos días pone prioridad en México por el tema migratorio y comercial y en Venezuela por la crisis del Chavismo, sin que se prevea una intervención directa; en México el canciller propone a Washington una política común frente a China sin éxito y en Cuba los rumores sobre la sucesión de Raúl Castro aumentan mientras crece la incertidumbre sobre la relación con Trump; en Venezuela Maduro se radicaliza más con la propuesta de la constituyente y aumentando la represión en la calle, mientras que Colombia avanza en el proceso de paz no sin dificultades y sondeos muestran que en Brasil ha irrumpido la “antipolítica”, cuando crecen las protestas y Temer dice que dejará la política en 2019, en Chile se fractura la Concertación y en Argentina el Presidente viaja al Asia.