La coyuntura de América Latina al promediar junio
Jun-18-14 - por Rosendo Fraga

El Presidente Santos finalmente logró su reelección al imponerse por cinco puntos sobre el candidato del ex presidente Uribe (Zuluaga). En la primera vuelta Zuluaga había ganado por la misma ventaja por la cual ahora ha perdido. Ello implica que Santos logró captar más adhesión electoral que su rival en los votantes del Partido Conservador, la izquierda y el Partido Verde. Ideológicamente fue una competencia entra una alternativa de centroderecha (Santos) y otra de derecha (Zuluaga). El primero utilizó con eficacia su defensa de la negociación de paz con las FARC. Ellas constribuyeron a su triunfo disminuyendo las acciones militares durante la fase final del proceso electoral y se anunció en el mismo período que el grupo guerrillero más pequeño (ELN) se sumó a la negociación de paz. Las FARC a fines de los años noventa tenían 18.000 integrantes y ahora se encuentran reducidos a sólo 10.000. Pero sigue siendo una organización guerrillera importante con capacidad de emprender acciones militares, aunque se encuentre a la defensiva. La elección mostró que la sociedad colombiana se encuentra dividida en dos respecto a la paz con las FARC y esta división se plantea incluso entre las mismas víctimas de la guerrilla. Pero el nuevo mandato de Santos tiene por delante una agenda más amplia que la paz, dado el alto nivel de pobreza existente a pesar del crecimiento económico y la necesidad de diversificar éste, evitando que esté centrado sólo en las materias primas. Los gobiernos sudamericanos populistas y de centroizquierda saludaron el triunfo de Santos como propio.

En Venezuela la economía se deteriora más, las divergencias dentro del chavismo se acentúan y éste profundiza la represión. La inflación anual ha superado el 60%, la recesión va en aumento y la escasez de insumos está poniendo en crisis el sistema de salud pública. Las dudas sobre la capacidad de Maduro crecen en el ala militar del Chavismo, donde avanza la idea de crear una suerte de “gobierno colectivo” que participe en las decisiones del Presidente. A su vez, en el ala civil se impulsa la idea de un giro hacia posiciones más pragmáticas, al estilo del Kirchnerismo en Argentina -por lo menos hasta el fallo de la Suprema Corte de los EE.UU. en el caso de los llamados “fondos buitre”-, buscando aliviar la asfixia económica que sufre el país. El único canal de televisión que se mantenía independiente habría pasado a control del gobierno, el que ha librado orden de captura contra tres dirigentes de la oposición acusándolos de participar en un plan para asesinar a Maduro. Hillary Clinton en las memorias que acaba de publicar como parte de su campaña presidencial, muestra una posición muy crítica del Chavismo y de Maduro, a quien trató por estar ambos a cargo de las relaciones exteriores de sus respectivos países al mismo tiempo.

El Mundial de Fútbol se ha iniciado en Brasil con protestas, pero con el gobierno dominándolas por el momento. La Presidenta realizó concesiones de último momento a policías, sindicatos y movimientos sociales para neutralizar protestas. Con prudencia, Dilma Rousseff decidió no hablar en el acto de apertura, pese a lo cual fue abucheada desde las tribunas. Tanto en Río de Janeiro como en San Pablo se registraron paros y protestas en el primer día del evento deportivo, pero no fueron suficientes para impedirlo. El gobierno brasileño está dispuesto a realizar una intensa actividad diplomática durante el Mundial de Fútbol. Veinte jefes de estado estuvieron presentes en la inauguración. Días después estuvieron la jefa del gobierno alemán (Merkel) y el Vicepresidente de EE.UU. (Biden), quien buscó mejorar la relación bilateral, afectada por las denuncias de espionaje. Dos días después de finalizar el Campeonato tendrá lugar en Brasilia la Cumbre de Presidentes del grupo BRICS, los que se reunirán en paralelo con los Presidentes de UNASUR. Los sondeos muestran que Dilma mantiene un caudal electoral cercano al 40% pese a haber descendido en los últimos meses, pero el principal candidato de la oposición (Neves) ha superado el 20%. Esta semana ella oficializa su candidatura presidencial por el PT y su oponente por el PSDB. El desempeño de la Selección brasileña puede afectar positiva o negativamente el “humor” social en los próximos días.

La Cumbre de G77 más China que se realiza en Bolivia subraya el protagonismo que ha alcanzado este país latinoamericano. Este grupo reúne a países emergentes y subdesarrollados de América, África, Asia y Oceanía. Pese a que la potencia asiática puede ser ya hoy la primera economía del mundo, participa en las reuniones del grupo como una posibilidad de acción en política exterior. La idea central del encuentro es el diseño de un mundo “multipolar” en un escenario en el cual EE.UU. va dejando su rol de única “superpotencia”. El Presidente iraní (Rohani) a último momento suspendió su presencia por la crítica situación que se ha precipitado en Irak con la ofensiva del grupo terrorista fundamentalista ISIS. Maduro aprovechó su presencia para buscar alianzas que atenúen su aislamiento internacional. Evo Morales mostró en el encuentro que su figura ha adquirido relevancia internacional. Con habilidad y sin abandonar su discurso “antiimperialista”, el líder indigenista, que se apresta a ser electo Presidente por tercera vez consecutiva en octubre, muestra resultados macroeconómicos exitosos en términos de control de la inflación y el gasto público, acumulación de reservas y colocación a baja tasa de bonos en el mercado financiero internacional. Varios de los jefes de gobierno que viajaron a Santa Cruz de la Sierra -la región más desarrollada de Bolivia, donde tuvo lugar el encuentro-, después se desplazaron a Brasil para estar presentes en el inicio del Mundial de Fútbol. 

En conclusión: en Colombia el presidente Santos finalmente logró la reelección al imponerse por cinco puntos sobre el candidato del ex presidente Uribe; en Venezuela la economía se deteriora y crecen los cuestionamientos a Maduro dentro del Chavismo, quien acentúa la represión; en Brasil se inició el Mundial con protestas, pero el gobierno va logrando controlar la situación y aprovecha el evento para realizar una intensa política exterior; por último, la Cumbre del G77 más China que se realiza en Bolivia impulsa una estructura mundial multipolar y al mismo tiempo subraya el rol internacional adquirido por Evo Morales.