Municipales chilenas 2012: Paños Fríos
Oct-31-12 - por José Francisco García *

Los analistas de la Concertación están sacando cuentas demasiado alegres para lo que sucedió el reciente domingo en las elecciones municipales. Si bien la derrota oficialista es evidente; dista mucho de una “debacle”, concepto que ha sido instalado en la opinión pública sobre la base de algunos malos resultados en las denominadas comunas emblemáticas.

En efecto; existe una desproporción total entre los números de la jornada electoral y la “paliza” comunicacional que la oposición parece estar queriendo propinar a la centroderecha. Una mirada a los números un poco más desapasionada nos muestra una realidad bastante matizada.

Los resultados globales están claros: la Coalición obtuvo 37,5% en la elección de alcaldes (con una disminución de 3% respecto de 2008), versus un 43% de la Concertación (que crece desde un 39%, principalmente sobre la base de sumar la votación de 2008 del Partido Comunista y poco más); en la elección de concejales la Alianza obtiene 33% (disminuye en 3%) versus 49,5% para la Concertación más el PC (votación que básicamente refleja sumar la propia con la votación obtenida por el PC en la elección de 2008). En términos absolutos la Alianza se queda con 122 alcaldes, mientras que la Concertación más el PC ganan 168.

Bajo este contexto, el gran triunfo concertacionista (más allá de las 3 comunas emblemáticas que pierde la Alianza: Santiago, Providencia y Concepción), tanto en alcaldes como en concejales, no es mucho más que la suma aritmética de su votación en 2008 con la obtenida por el PC.

Sin embargo, hay otras métricas simbólicas: de las 5 comunas más grandes en población (Maipú, Puente Alto, Viña del Mar, La Florida y Antofagasta; la Coalición gana en 4. Si a ello sumamos las 5 siguientes (Santiago, Valparaíso, Las Condes, Temuco y San Bernardo), se agregan 4 más, es decir, 8 de las 10. En la misma línea, ¿qué pasa en las comunas donde se encuentra el denominado “conflicto mapuche”, las de la reconstrucción post-terremoto (excluyendo a Concepción) y el conflicto en Aysén?

En todos esos casos –Ercilla Padre las Casas y Alto Bíobio y Lonquimay; Constitución, Cobquecura, Coronel, Talca, Rancagua y Hualañe (Iloca); y la propia Aysén–, el triunfo se lo lleva la coalición oficialista. ¿Y si nos vamos a las capitales regionales? la Concertación obtiene 6 comunas: La Serena, Santiago, Concepción, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas; mientras que la Alianza gana en 7: Antofagasta, Copiapó (PRI), Valparaíso, Rancagua, Talca, Temuco y Valdivia.

Las recientes municipales nos dejan muchas más preguntas que respuestas –sobre todo para la centroderecha–; sin embargo, una lectura más desapasionada de los resultados, nos deja en un punto bastante similar al que nos encontrábamos el 27 de octubre: dos coaliciones competitivas que luchan por renovarse y conquistar un electorado que, afortunadamente, gracias al sistema de inscripción automática y voto voluntario, es más esquivo y escéptico ante una oferta en rostros y programática que no supo ponerse a la altura del desafío.

*José Francisco García, Coordinador de Políticas Públicas de LyD, publicada en el sitio www.eldinamo.cl - http://www.lyd.com