Nicaragua: Arturo Valenzuela vino, vio y escuchó

Nov-01-10 - por Confidencial

El Secretario Adjunto para Asuntos Hemisféricos del gobierno de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, oyó más de lo que comentó, al reunirse en el país con representantes de la sociedad civil, la empresa privada, la Policía Nacional, la Cancillería, los partidos políticos y el Presidente de la República.

Varios de los asistentes a algunas de las reuniones con el alto funcionario estadounidense, explicaron a Confidencial qué es lo que no vino a hacer Valenzuela: “No vino a dar órdenes, indicaciones ni recomendaciones. No vi que hubiera de parte de los nicaragüenses una actitud de pedirle instrucciones, ni él ofreció apoyo ni consejos”.

Siendo así, ¿a qué vino Valenzuela? “Vino a escuchar, y lo hizo poniendo plena atención y con mucho respeto, y preguntó cuando sintió que debía preguntar”, dijo una segunda fuente, que refirió cómo se le hizo un sumario (de unas dos horas) “sobre las violaciones al estado de derecho, incluyendo los derechos políticos y el derecho a organizarse y movilizarse, dada la afición del gobierno por usar fuerzas de choque”.

La exposición incluyó temas como las violaciones a la Constitución, el fraude del 2008, la crisis de poderes, la corrupción del CSE, la crisis y desprestigio de la Corte Suprema, las limitaciones a la libertad de expresión, las trampas con la cedulación, la campaña de intimidación a los cooperantes, y la demanda de aplicar a Ortega la Carta Democrática de la OEA.

“Se le explicó de los peligros de la ‘judicialización’ de la política; del riesgo de que el desmantelamiento institucional llegue a afectar a la Policía y al Ejército, y que si no hay elecciones limpias, eventualmente el descontento se expresará por medio de acciones violentas, y que ese es un escenario al que nadie quiere llegar”, concluyó la fuente.