Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow La ocupación venezolana de la Isla de Aves y la tortuga verde

La ocupación venezolana de la Isla de Aves y la tortuga verde PDF Imprimir E-Mail

Oct-03-08 - por Ignacio J. Osacar (Coordinador de la Comisión de Defensa del CENM)

La Isla de Aves se encuentra en el Mar Caribe y es considerada por Venezuela como parte de sus territorios insulares. Tiene una superficie de tan solo unos 350 metros de largo por 50 de ancho y una altura de no más de 4 metros (en ciertas épocas queda totalmente sumergida). Se localiza a 340 millas al Norte de las costas venezolanas y 70 millas al Oeste de Dominica. La isla constituye el eje del reclamo venezolano para la extensión de su Zona Económica Exclusiva (ZEE) en todo el Caribe Oriental, apoyándose en la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982. Contradictoriamente, Venezuela no ha suscripto al UNCLOS hasta la fecha.

A través de los años Venezuela tomó medidas efectivas para afianzar su soberanía en la isla. En 1950 se efectuó la ocupación naval de la misma, en 1972 mediante un Decreto Nacional se le asigna la condición de santuario de fauna y en 1978 se instaló la Base Científico-Militar "Simón Bolivar", con una dotación de personal militar permanente y simultáneamente se trazó la demarcación unilateral de una ZEE. Durante 2004 se ampliaron las instalaciones de alojamiento e investigación con una importante estructura de contenedores sobre pilotes de cemento y con una pista de aterrizaje para helicóptero sobre el techo.

El acceso a la isla es restringido y supervisado por el personal militar destacado; son controlados especialmente los no venezolanos, quienes deben gestionar autorizaciones especiales para desembarcar y permanecer. No obstante ello, presuntos ornitólogos, astrónomos, radioaficionados y ecologistas, pertenecientes a las más diversas nacionalidades, se las ingenian para llegar hasta la isla de vez en cuando y comprobar la paciencia y sagacidad del personal de seguridad venezolano.

Uno de los puntos de discusión es si esta formación es una isla, una roca o un banco de arena y si es habitable normalmente o no, condición necesaria para otorgarle entidad como referencia, a fin de establecer delimitaciones marítimas. Independientemente de sus características y casi inexistentes magnitudes demográficas, la isla sufre de un progresivo achicamiento como consecuencia de los huracanes y la erosión marina. Su desaparición total bajo las aguas no es improbable en un no muy lejano largo plazo. Un estudio científico pronosticó equivocadamente que esto ocurriría para el 2000. Esta situación hundiría también el único fundamento para ampliar la jurisdicción marítima venezolana y su ZEE. El huracán Allen en 1980 la dividió en dos pero en años posteriores el crecimiento de formaciones coralinas la reunificó.

Si bien los reclamos de soberanía venezolanos se fundan inicialmente en el mismo documento de creación de la Capitanía General de Venezuela en 1777 por Carlos III, y en otros, que en todas las épocas hasta nuestros días, mencionaren esta isla por cualquier razón, también  es cierto que podría existir la inconveniente y reiterada confusión con el archipiélago Las Aves, de mayor extensión y a menos de 100 millas de la costa venezolana.

En su momento se acordaron límites marítimos con Estados Unidos (Puerto Rico e Islas Vírgenes) y con Países Bajos (Aruba, Bonaire, Curazao y San Eustaquio) en 1978,  y con Francia (Martinica y Guadalupe) en 1980, basados en el reconocimiento de la soberanía venezolana sobre la isla. Estos antecedentes son usados por Venezuela para influir en la decisión del resto de los pequeños países insulares del arco caribeño oriental. Claro está que en esos años el presidente Chávez no gobernaba Venezuela.

Dominica denunció formalmente la ocupación venezolana como ilegal en la XXIIma Reunión de de Jefes de Estado y Gobierno de la Comunidad del Caribe (CARICOM) en 2001, con el apoyo de Barbados, Saint Kittis y Nevis, Santa Lucia y San Vicente y las Granadinas. El reclamo se sustenta en que de concretarse la extensión de la ZEE con esta referencia geográfica, Dominica reduciría su soberanía marítima a tan solo 35 millas al Oeste de su costa.

Los Estados mencionados están ligados a Antigua y Barbuda y a Granada por un acuerdo denominado Sistema de Seguridad Regional (RSS), creado como salvaguarda contra la inestabilidad existente en la década de los 70s y 80s por la proyección hemisférica de la Guerra Fría. El RSS, entre otros puntos, compromete solidariamente a sus miembros a "combatir amenazas contra la seguridad nacional" y  a brindar "la protección de instalaciones mar adentro y ZEE". De todos estos países únicamente Antigua y Barbuda y Barbados cuenta con unas muy reducidas Fuerzas Armadas, mientras que el resto solo dispone de Fuerzas Policiales.

Otro actor no muy visible en este escenario es Gran Bretaña, que además de estar vinculada a los países involucrados por ser la cabeza de la alicaída Mancomunidad, está muy presente en el territorio de ultramar de Monserrat, una isla volcánica de 100 Km2 y 9000 habitantes, a unas escasas 115 millas al Noreste de la isla de Aves.

El acuerdo impulsado por Venezuela en 2005 denominado PetroCaribe, para la cooperación energética regional con el fin de proveer petróleo a sus signatarios con condiciones de pago de bajo interés y a largo plazo, pareciera haber influido a bajar el tono de la polémica por la isla de Aves por el momento, incluso a la misma Dominica que lo originó.

El acuerdo petrolero sin embargo es de dudosa conveniencia ya que representa un importante endeudamiento a futuro, para países con limitados recursos de intercambio comercial, constituidos básicamente por productos agropecuarios de reducido y oscilante valor relativo. En la actualidad se verifica el incumplimiento del flujo periódico de barriles, reducido a la mitad de lo pactado, con excepción de lo suministrado a Cuba, la que recibiría la totalidad a cambio de un pago casi simbólico.

El marcado interés por reafirmar la soberanía de la isla se observa en el mismo artículo 11 de la Constitución de Venezuela de 1999, donde la identifica como "isla de Aves". Está listada como Dependencia Federal y es la única localizada en el Fondo Abismal, el resto de las numerosas islas venezolanas se agrupan o sobre la Plataforma Continental o fuera de la Plataforma Continental.

Una de las medidas tomadas para luchar contra las adversas consecuencias que implicaría la desaparición de la isla fue el estudio realizado en 1999 por la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, titulado curiosamente "Proyecto para preservar el habitat de la tortuga chelonia mydas". Este quelonio, llamado comúnmente tortuga verde, es junto a tres especies distintas de aves, además de los marinos y científicos venezolanos, un residente permanente de la isla.

El resultado final del trabajo fue distribuido en un informe a los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa, Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente. Además de la altas jerarquías que se comprueban en la lista de destinatarios, es importante destacar la primera frase del resumen del informe, que sugiere que existe un interés que va mas allá de la ecológica preservación de la tortuga verde, y dice "Como resultado de la existencia de la isla de Aves, Venezuela posee más de 150.000 Km2 de Zona Económica Exclusiva y un mar territorial con un rico potencial de depósitos de gas y de hidrocarburos."

El estudio también sugiere la utilización de medios naturales y artificiales para detener o revertir el proceso de erosión y detalla una lista de posibles financistas del proyecto, entre los que se encuentra Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA). La conclusión afirma que al incrementar el área en superficie de la isla de Aves se consolidaría la soberanía venezolana sobre una importante extensión de aguas territoriales y que "esta parte sería financiada por PDVSA, quien sería la directa beneficiaria en caso de que se descubrieran nuevos depósitos de gas y de hidrocarburos en esta zona".

En otro documento originado por Exploración y Producción de PDVSA que se expresó previamente al estudio científico expresa "interés en este proyecto de vital importancia para asegurar nuestra soberanía sobre una enorme área de mar territorial" y prometía que "la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales puede contar con la ayuda de PDVSA para implementar este proyecto."

La maniobra estratégica venezolana para asegurar el control del Mar Caribe Oriental podría provocar mayores fricciones no solo con los países insulares de la región caribeña oriental, de insignificante poder militar, sino con potencias extracontinentales que poseen territorios de ultramar, ya que los objetivos trazados apuntan a la  explotación del subsuelo marino de probables depósitos de hidrocarburos y de gas, con el empleo de tecnología que se dispondría recién en el largo plazo, para lo cual se requiere durante ese mismo lapso, de la ocupación militar permanente en la isla de Aves, porque constituye el pivote de la extensión de la jurisdicción marítima y de la ZEE, para lo cual será necesaria la previa materialización de importantes obras de ingeniería, indispensables para evitar la progresiva reducción y eventual desaparición de la isla.

Fuentes:

"La Isla de Aves, una isla que desaparecerá" Maloney N.J y Schubert C. 1968
www.academiasnacionales.gov.ve/avespropuesta Consultado 03-10-08
www.nationnews.com "Case against PetroCaribe" Consultado 18-09-05
www.eluniversal.com"Isla de Aves" Luis Alfonso Dávila Garcia. Consultado 14-06-01
www.rss.org.bb Consultado 03-10-08
www.un.org Consultado 03-10-08
www.caricom.org Consultado 03-10-08
www.da-academy.org "Bird Island: time to act" Griffin St. Hilaire. Consultado 03-10-08

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores