Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

¿Peligra la Concertación? PDF Imprimir E-Mail

Sep-22-08 - Informe de Josefina Ichaso

El 26 de octubre se realizarán las elecciones municipales en Chile. Estas corresponden a la elección de las comunas, es decir, la administración local del periodo 2008-2012.

Chile esta compuesto por 346 comunas administradas por una municipalidad, y compuesta por un alcalde y un concejo municipal. El total de cargos constituye 345 alcaldes y 2.130 concejales. 

Las listas de los candidatos para las elecciones son:  

Lista A: Por un Chile limpio [Partido Ecologista (PE) y Partido Regionalista de los Independientes (PRI)]
Lista B: Fuerza del Norte [Fuerza País (FP)]
Lista C: Concertación Democrática [Partido Demócrata Cristiano de Chile (PDC) y Partido Socialista de Chile (PS)]
Lista D: Juntos Podemos Más [Partido Comunista (PCCh), Partido Humanista (PH) y Partido Izquierda Cristiana (IC)]
Lista E: Alianza por Chile [Renovación Nacional (RN) y  Union Demócrata Independiente (UDI)]
Lista F: Concertación Progresista [Partido por la Democracia (PPD) y Partido Radical Socialdemócrata (PRSD]
Lista Z: Independientes

La particularidad de las próximas elecciones radica en la cantidad de candidatos a alcaldes y concejales que se inscribieron. Con aproximadamente más de 12 mil postulantes, las próximas elecciones establecieron un récord en los comicios y superó en gran medida a los ocho mil candidatos de la última elección del 2004.

También, por primera vez desde que Chile volvió a la democracia en 1990, la Concertación selló un pacto electoral con el Partido Comunista. Éste último se aseguró el apoyo del oficialista en las cuatro localidades en las que ya hay un alcalde de su partido (Tiltil, Canela, La Ligua, y Diego de Almargo). 

Otra singularidad de las elecciones consiste en ser la primera en que la Concertación por la Democracia concurrirá a las urnas con dos listas separadas, en este caso para la elección de concejales. Sin embargo, la división será solo para el candidato a concejal, mientras que para la elección de alcalde presentará una única lista, cuyo candidato en Santiago es el ex alcalde y ex ministro Jaime Ravinet. 

El movimiento político nació en 1988, como una unión de coaliciones de centro izquierda, con el fin de terminar con la dictadura de Augusto Pinochet.

Los principales partidos que la constituyen son: el Demócrata Cristiano (DC), Socialista (PS), Por la Democracia (PPD) y Radical Social Demócrata (PRSD). Estos dos últimos representan la minoría. 

Desde 1990 la unión ha presidido el gobierno chileno, y los partidos que la conforman han presentado una lista "consensuada" en todos los comicios. 

La división del Partido en las elecciones a concejales, se debió a la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre los jefes de la DC y el PS, y los jefes del PRSD y el PPD; por lo tanto, estos dos últimos decidieron  presentarse a las elecciones con listas separadas de candidatos a concejales, para disgusto del DC y del PS.

Según el PRSD y el PPD, la decisión de presentar una lista separada de concejales generará "renovación y más apoyo social, lo que redundará el beneficio de la Concertación", y su fin consiste en "optimizar" los resultados. 

Por su parte, el presidente del PPD, Pepe Auth, y el vicepresdente del PRSD, Fernando Meza, comentaron que no están dispuestos a negociar el tema de las dos listas: "no hay ni un paso atrás por parte del radicalismo, hemos decidido dejar de ser ya los que han cuadrado la caja a última hora el día de la inscripción de los candidatos", agregaron. 

Por otro lado, la presidenta del DC, Soledad Alvear, criticó la "falta de generosidad" de los dirigentes del PPD y PRSD, y solicitó a Bachelet que "como líder de la Concertación, haga las gestiones necesarias para mantener la unidad de la coalición". 

Por su parte, la oposición criticó la "falta de gobernabilidad" de la Concertación a causa de las divisiones, y acusó al partido de desgaste.  

Ante tal situación, Michelle Bachelet citó a los ex presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos, en busca de ayuda para mantener la unidad. Los ex mandatarios concordaron con Bachelet y exigieron listas únicas.  

El ex presidente demócrata cristiano Aylwin (1990-1994), comentó que en la reunión se analizaron "las posiciones que han adoptado los partidos y la necesidad de encontrar una fórmula que satisfaga las legítimas expectativas de cada partido" y explicó que para eso se debe mantener la Concertación unida, y que "eso significa, naturalmente, una lista única de candidatos". Luego llamó a todos los partidos oficialistas a que "se abran a estudiar fórmulas que (...) interpreten a todos y no adopten actitudes de intransigencia que pudieran dañar gravemente" a la Concertación. 

Asimismo, Ricardo Lagos (2000-2006) afirmó que la unidad de la Concertación es lo que ha dado gobernabilidad a Chile durante casi 20 años, por lo que llamó a "preservar ese capital". Incluso criticó al Partido Radical Social Demócrata y al Partido por la Democracia (del cual es fundador), por haber propuesto la división en las elecciones concejales. 

Del mismo modo el senador, ex presidente (1994-2000) y miembro de la DC, Eduardo Frei-Tagle, explicó que se ha "perdido el eje", y por eso mismo es responsabilidad de los partidos de la Concertación mantener la unidad del bloque. 

Bachelet incluso se reunió con los responsables de las fuerzas que integran la Concertación para llegar a un acuerdo, y luego comentó que "el pueblo de Chile está esperando de todos los partidos políticos actos de generosidad y de alturas de miras" y pidió "colocar el interés del país por sobre los intereses partidarios". 

No obstante, ambas reuniones fueron en vano, ya que el PRSD y el PPD decidieron, igualmente, presentarse en una lista separada para los puestos de concejales. 

El hecho de que la Concertación se presente en dos listas separadas -suponiendo la competencia directa de miembros de un mismo partido- en elecciones a concejales, no significa la división total del oficialismo. No obstante, sí muestra un fuerte debilitamiento: no sólo por no haber podido llegar a un acuerdo que la mantenga junta, sino también porque, ahora dividida en concejales, sus posibilidades de ganar no son tan evidentes como lo es estando unida. Incluso desde 1990, su carácter binominal, que favorece a los grandes bloques y excluye a las minorías, "ha garantizado el triunfo en el sistema electoral chileno".

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores