Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Latinoamérica arrow Tensión en el Atlántico sur

Tensión en el Atlántico sur PDF Imprimir E-Mail
Feb-17-21, por Rosendo Fraga
 
 

Desde el 16 de diciembre de 2020 hasta finales de enero de este año se desarrollarán los ejercicios militares anuales del Reino Unido en las Islas Malvinas. Se tratan de ejercicios conjuntos en los que participan las tres fuerzas (Ejército, Armada y Fuerza Aérea). Las Fuerzas de Defensa de las Islas Falklands (FIDF por sus siglas en inglés) están integradas por todos los elementos militares estacionados en forma permanente en las Islas Malvinas. Pero también participaron las Fuerzas Británicas del Atlántico Sur (BFSAI por sus siglas en inglés), compuestas por fuerzas que se trasladan a las islas en caso de una emergencia militar. Un tercer elemento es la Unidad de Apoyo Policial al Ejercicio Conjunto (JSPSU) integrada por la fuerza policial permanente en las islas. 

Entre el personal que se trasladó a las islas para el ejercicio lo hicieron varios centenares de Grenadiers Guards y de Scots Guards -la unidad completa estuvo en la guerra de Malvinas hace 39 años-. Las dos unidades integran la División de la Guardia Real con asiento en Londres. Estos elementos se combinaron con la guarnición local integrada en el componente naval por el HMS Forth y aviones Typhoon de la Unidad 1435 de la Real Fuerza Aérea y un avión de patrulla marítima A P-8A. Este avión está en permanente patrullaje del mar aledaño. La segunda fase comenzó el 4 de enero de 2021 y tuvo como epicentro el aeropuerto Mount Pleasant (Monte Agradable), donde está la base aérea permanente de la Real Fuerza Aérea. La tercera fase de los ejercicios se inició con el despliegue el 15 de enero en la Isla Soledad y duraron una semana. Por último, el sentido militar de mantener esta base no se ve modificada por las consecuencias del Brexit. Es que el Reino Unido no ha alterado su alianza militar con Europa en el marco de la OTAN. 

Paralelamente, la Guardia Costera de los Estados Unidos realizó ejercicios combinados por los países de la costa atlántica de América del Sur durante enero de 2021. El buque USCG Cutter Stone de esta fuerza inició su travesía en Guyana el 9 de enero con ejercicios con la Guardia Costera de Defensa del país. Siguió por Brasil (en los puertos de Salvador y Río de Janeiro) y Uruguay, desde donde partió de Montevideo en un patrullaje conjunto. En los tres casos se realizaron ejercicios con las armadas locales en materia de represión de la pesca ilegal, pero no fue así con Argentina: el gobierno local se opuso con el argumento de que no se podían hacer ejercicios de este tipo y ofreció la alternativa de una visita protocolar del buque estadounidense al puerto de Mar del Plata, que luego no se concretó por dificultades de acceso al mismo y por la demora en las autorizaciones necesarias de la cancillería argentina. En la primera semana de febrero, el vicealmirante Steven Poulin, comandante de la Zona Atlántica de la Guardia Costera de los Estados Unidos, informó desde Washington que la no realización del ejercicio con la prefectura argentina en el marco de la operación "Southern Cross" y la visita protocolar no impidieron que se establecieran nexos de cooperación. 

Al mismo tiempo, está planteado el conflicto por la pesca ilegal. Cientos de buques -la mayoría de bandera china- se encuentran en el Atlántico Sur pescando, sobre todo calamar. La posibilidad de que alguno de estos pesqueros practique pesca ilegal dentro de aguas argentinas es un objetivo a evitar por parte de la Armada y Prefectura de este país, que están actuando coordinadamente. 

En la segunda semana de febrero un submarino estadounidense a propulsión nuclear navegó en el Atlántico Sur y realizó un ejercicio combinado con aviones británicos de guarnición en las islas. Se trata del submarino USS Greeneville (SSN-772). La cuenta de Twitter oficial del Commander Submarine Force Atlantic informó que "una aeronave británica de las Islas Malvinas, territorio británico independiente" colaboró recientemente en las aguas abiertas del Océano Atlántico, "demostrando el alcance global de las fuerzas de ambas naciones". 

La cancillería argentina sostuvo en un comunicado que "corresponde recordar que la presencia de naves susceptibles de portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur contradicen la resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que reconoce como zona de paz y cooperación al Atlántico Sur". El mismo comunicado señala que la resolución de la ONU está dirigida "en especial a los estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la región del Atlántico Sur, eliminando la presencia militar y la no introducción de armas nucleares o de otras armas de destrucción masiva". El gobernador de la provincia argentina de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, escaló el conflicto al sostener que sería un "acto de extrema gravedad para todos los estados de la región" y "un hecho sin precedentes que el submarino haya ingresado a espacios soberanos argentinos". 

Quien fue preciso y evitó escalar el problema fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien en declaraciones dijo que el submarino navegaba en aguas internacionales y que si bien era a propulsión nuclear, ello no implicaba que llevara armamento nuclear. Así, medios argentinos señalaron que desde la asunción de Biden el 20 de enero se habían registrado dos incidentes en la relación bilateral militar: la suspensión de la visita del buque de la Guardia Costera estadounidense a a Mar del Plata y el reclamo argentino por el ejercicio del submarino estadounidense con un avión británico de las Islas Malvinas el 12 de febrero. 

En esta situación, el ex canciller de Mauricio Macri, Jorge Faurie, y el actual canciller, Felipe Solá, tuvieron un cruce de opiniones sobre la vinculación de estos hechos con China. El ex funcionario del gobierno de Cambiemos sostuvo que la presencia de dos buques estadounidenses (el guardacostas y el submarino) en el Atlántico Sur, responde a la "percepción estratégica de los Estados Unidos y la defensa de sus intereses en esta región, en especial en el marco de su rivalidad de superpotencia con China". Agregó también que el ejercicio anglobritánico genera un "episodio confuso pero que creo no puede ser desvinculado del escenario estratégico estadounidense en la región, además de su proyección sobre la Antártida". 

Por su parte, el actual canciller, Felipe Solá, rechazó las declaraciones de su predecesor respecto a la vinculación de los hechos, diciendo "nos quieren inventar un conflicto con Estados Unidos que no existe", acusó al gobierno anterior de haber tenido "una actitud de sumisión" y agregó que "no hay tensión con el gobierno de Estados Unidos". Respecto al rechazo al patrullaje conjunto con el guardacostas estadounidense, dijo que al ser un "buque de guerra artillado debía requerirse el permiso del Congreso para ingresar a aguas argentinas y no había tiempo para hacerlo". Pero este incidente muestra que la presencia china empieza a jugar un rol en el Atlántico Sur, en momentos en que Estados Unidos decide tener algo más de presencia. En realidad, tanto la navegación del submarino como el ejercicio con un avión británico, al igual que los ejercicios anuales en Malvinas, son hechos que se realizan anualmente y pueden ser considerados de rutina. Lo nuevo es el ejercicio hemisférico del guardacostas que tiene por objetivo la pesca ilegal, mientras son acusados buques chinos de tener un rol en ella. 

En este marco se hace claro que la importancia estratégica del atlántico sur es creciente; esto implica que Argentina debe poner en ese contexto sus intereses a antártida y Malvinas y que el instrumento militar debe ser considerado con prudencia cuando surge una situación de tensión.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores