Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Ecuador: triunfo del correísmo en la primera vuelta y un indigenista-ambientalista será su alternati

Ecuador: triunfo del correísmo en la primera vuelta y un indigenista-ambientalista será su alternati PDF Imprimir E-Mail
Feb-10-21, por Rosendo Fraga
 
 

La reciente elección presidencial de Ecuador confirma que la región puede estar girando nuevamente al populismo, como sucediera en la primera década del Siglo XXI. El primer lugar obtenido por el candidato del ex presidente Rafael Correa (Andrés Araúz) con el 32,15% de los votos confirma esta tendencia. La corrupción fue el arma política principal utilizada por el actual presidente, Lenín Moreno, para destruir a su adversario, del cual fue vicepresidente. Pero situaciones como la falta de eficacia en la lucha contra el Covid-19 y una economía difícil, con una deuda externa siempre pendiente de nuevas renegociaciones (Ecuador entró en default a finales de los noventa), permitieron la vigencia política del ex presidente. 

El candidato del oficialismo, Guillermo Lasso, es un banquero y empresario que se presenta por tercera vez como candidato a presidente y protagonizó un tercer fracaso electoral: en estos momentos estaría quedando fuera del balotaje. No es una personalidad atractiva pero la centroderecha ecuatoriana no ha logrado un candidato mejor. 

El surgimiento de un partido indigenista-ecologista que llevó como candidato a Yaku Pérez, fue la verdadera sorpresa. Se esperaba un resultado como el finalmente obtenido por parte del candidato del "correísmo", un segundo lugar para el candidato oficialista y un descontado tercer puesto para el indigenista, que tendría un rol en la definición de la segunda vuelta. Pero el recuento de votos está mostrando que la tercera opción ha pasado a ser la segunda y esto abre un escenario diferente al previsto. Serían en consecuencia los votantes del actual oficialismo los que definirían la elección, en un vuelco que hoy es difícil de anticipar. La segunda vuelta tendrá lugar el domingo 11 de abril. 

Es así como el factor indigenista, de indudable peso social en la región, tiene ahora una nueva manifestación. En Ecuador -que junto con Bolivia y Perú son los países con mayor porcentaje de población indígena- ha jugado un rol importante en precipitar la crisis de varios gobiernos, pero es la primera vez que tiene la posibilidad de ser poder y gobernar, aunque tendrán que ganar en una difícil segunda vuelta. 

El coronel Lucio Gutiérrez llegó a la presidencia producto de una rebelión indígena y después renunció en el marco de otras, donde los indígenas tuvieron especial protagonismo. Los indígenas ecuatorianos están organizados en una confederación que tiene mayor capacidad de protesta y movilización que los sindicatos. La experiencia más relevante del indigenismo en política en la región ha sido la de Evo Morales en Bolivia, quien gobernó durante 13 años, y ahora ha retornado a través de su "delfín", Luis Arce. Evo produjo transformaciones políticas importantes a favor de los pueblos indígenas. En alguna medida, Ollanta Humala en Perú llegó con el apoyo indígena, el que fue perdiendo durante el giro al pragmatismo de su gobierno. 

La posición ambientalista de Yaku Pérez le da una conexión extraregional, especialmente en Europa, a esta fuerza política. En México y América Central hay poblaciones indígenas importantes, pero no han logrado organizarse políticamente. En el primer país, la insurrección del Ejército Zapatista de Liberación Nacional a mediados de los noventa en el estado de Chiapas -fronterizo con Guatemala-, tuvo un gran impacto político e internacional, pero no tuvo proyección más allá de este estado y no se transformó en una fuerza política electoral. En los tres países llamados "Triángulo Norte de América Central", que son Guatemala, Honduras y El Salvador, hay también poblaciones indígenas muy importantes, especialmente en el primero de ellos. La líder indigenista guatemalteca Rigoberta Menchú obtuvo el premio nobel de la Paz e intentó incursionar en la política, pero sin éxito. 

El rol de Correa en el triunfo en primera vuelta de su candidato acentúa la idea de que se está retornando al escenario político de la primera década del Siglo XXI con predominio de gobiernos de centroizquierda en la región. De acuerdo a esta interpretación, el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández en Argentina en octubre de 2019, en la cual Cristina Kirchner ocupa la vicepresidencia, es tomado como punto inicial de este giro, que implicó el freno del giro al centroderecha en la región iniciado cinco años atrás con el triunfo de Mauricio Macri también en Argentina, en octubre de 2015. 

Desde la última elección argentina, Bolivia, tras la pérdida de poder de Evo Morales, volvió a ser gobernado por alguien de su partido. El rotundo triunfo del voto favorable a la reforma de la constitución en el plebiscito convocado por el presidente Piñera en Chile es interpretado en la misma dirección por el fuerte cuestionamiento al modelo económico y social neoliberal. Este año comienza con un resultado en Ecuador que parece encaminarse en la misma dirección. En los últimos 16 meses tres líderes sudamericanos de la izquierda populista han recuperado el poder mediante el triunfo de sus candidatos: en Argentina Cristina Kirchner, al compartir fórmula con un presidente afín; en Bolivia Evo Morales, con la victoria de su ex ministro de Economía, Luis Arce; y en Ecuador Rafael Correa, con el probable triunfo de Andrés Arauz en segunda vuelta. La victoria de Maduro en la elección legislativa venezolana de diciembre de 2020 terminó de confirmar la tendencia, al significar el fracaso de Juan Guaidó como líder alternativo. 

En los próximos meses, las elecciones en América Latina pondrán en evidencia si esta tendencia se confirma o interrumpe. El 11 de abril será la elección presidencial en Perú, que va por su cuarto presidente dentro de un mismo mandato y cuando es al mismo tiempo el peor país de la región en cuanto a los resultados para contender la pandemia. Con un sistema de partidos totalmente fraccionado, el candidato más votado es un ex jugador de fútbol George Forsyth (conocido por sus políticas duras contra la delincuencia desde un gobierno comunal) pero sólo con el 13% de los votos. El 6 de junio será la segunda vuelta de las presidenciales peruanas. 

Chile tendrá la elección de constituyentes también el 11 de abril, los que integrarán la Asamblea Constituyente que reformará la constitución, la cual proviene del gobierno militar, mientras que el domingo 21 de noviembre tendrán lugar las presidenciales chilenas, con un sistema de partidos en crisis y un comunista (Jadue) proyectado desde un gobierno municipal como primer candidato, aunque sólo con el 14% de los votos. 

En América Central, Nicaragua realiza su elección presidencial el 7 de noviembre, siendo previsible la reelección de Ortega, en funciones desde 2007 en un régimen totalitario con características comunes a los de Cuba y Venezuela. También tendrán lugar tres elecciones legislativas importantes que servirán para medir el consenso que mantienen sus respectivos gobiernos: las municipales de El Salvador (28 de febrero), las federales en México (6 de junio) y las legislativas de Argentina (24 de octubre). 

Estas nueve elecciones (incluyendo la segunda vuelta ecuatoriana) mostrarán si se confirma el giro ideológico hacia la izquierda populista en la región o no, pero se trata de un ciclo electoral que desde comienzos de 2020 está dominado por la pandemia y sus efectos negativos en lo económico y social, situación que se mantendrá durante todo 2021.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores