Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Biden cuestiona al mismo tiempo a China y Rusia

Biden cuestiona al mismo tiempo a China y Rusia PDF Imprimir E-Mail
Feb-10-21, por Rosendo Fraga
 
 

Biden en sus primeras tres semanas de Gobierno ha intentado recomponer la alianza entre Estados Unidos y Europa que Trump dejó en crisis. El cuestionamiento a la detención del opositor Navalni dispuesta por Putin y las reacciones generadas por el hecho, han sido blanco de los cuestionamientos tanto de Europa como de Estados Unidos al autoritarismo del líder ruso. La situación de Europa en este punto es compleja. El Comisario de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (Josep Borrell) visitó Moscú para plantear el reclamo de que libere a Navalni. Putin lo recibió, pero ordenó la detención de diplomáticos alemanes, polacos y suecos que habían participado en la protesta. El diplomático español reconoció que su misión había fracasado. 

En este contexto, los gobiernos de Alemania, Polonia y Suecia, como retaliación, expulsaron diplomáticos rusos. Tanto la UE como Estados Unidos han advertido a Putin con sanciones económicas si no modifica su actitud frente a la oposición, pero no es fácil que estas medidas tengan efecto. Siete años atrás, en 2014, durante el segundo gobierno de Obama, cuando Putin ocupó Crimea y después promovió la secesión de Ucrania, las sanciones económicas no resultaron eficaces. 

Paralelamente, Biden suspendió la decisión de Trump de reducir los 50.000 hombres que tiene Estados Unidos en Alemania en el marco de la OTAN. 5.000 de ellos iban a ser transferidos a Polonia y esto es lo que ahora queda sin efecto. El nuevo presidente estadounidense tiene la intención de revitalizar la OTAN, desatendida por Trump, pero en la medida en que los países europeos, y en particular Alemania, no incrementen su gasto militar, la intención va a quedar en lo declarativo. 

Biden se encuentra desafiando al mismo tiempo a Rusia y China, con el riesgo de generar una mayor aproximación entre dichas potencias. Ha criticado al presidente Xi por autoritario, aunque buscó atenuar la afirmación al reconocer su inteligencia. Esto se suma a las advertencias hechas por el nuevo presidente de Estados Unidos a China de que debe terminar con la represión en Hong Kong, con la persecución de la minoría musulmana uigur y que debe respetar la autonomía de Taiwán. Para China, estas afirmaciones son desafíos a sus objetivos de unidad nacional. 

La expectativa de que el gobierno demócrata en Estados Unidos asumiera una posición más blanda o flexible frente a China se fue diluyendo en los primeros días de la nueva administración. 

Al comenzar 2021, China y Rusia tienen un mismo objetivo estratégico: lograr que de sus respectivos entornos geográficos desaparezca la presencia militar estadounidense, a la cual ambos consideran un peligro para su unidad nacional. En el caso de China, se trata de los dos portaaviones con sus respectivas flotas, ubicados frente a sus costas, y las bases estadounidenses en Japón y Corea del Sur, que conforman en la visión china un cerco militar sobre esta potencia. En el caso de Rusia, el tema es la incorporación a la OTAN de las 14 ex repúblicas soviéticas, hoy independientes. Estados Unidos y sus aliados europeos consiguieron la incorporación plena de las tres repúblicas bálticas: Estonia, Letonia y Lituania. El intento de incorporar a Ucrania y a Georgia en el Cáucaso derivó en respectivos conflictos militares. En el caso de la última fue la guerra que mantuvo con Rusia por los territorios de Abjasia, que lógicamente dio la victoria a este último país dada su aplastante superioridad militar. En el caso de la secesión de Ucrania, Rusia desarrolló una "guerra híbrida" -combinación de fuerzas regulares, regulares encubiertas y ciberguerra- que consolidó la secesión pro-rusa en Ucrania y contribuyó a la incorporación definitiva de Crimea a Rusia. 

En el conflicto de Medio Oriente, el cambio de estrategia anunciado por Biden en la campaña electoral todavía no se concretó. En el resto de Asia, Biden no parece impulsar grandes cambios, pero la crisis de Myanmar profundiza el enfrentamiento con China. Respecto a la India, el nuevo presidente estadounidense mantendrá una relación especial tendiente a evitar una mayor aproximación de esta potencia con China. En cuanto a Japón y Corea del Sur, Biden mantendrá las alianzas e incluso podría profundizarlas si la relación con China entra en mayor tensión. 

El golpe militar en Myanmar mostró el repudio de Occidente y el apoyo de China, quien sostuvo que lo importante era mantener la estabilidad y no reclamar un nuevo cambio de gobierno. En cuanto a Medio Oriente, el anuncio de revitalizar el acuerdo para el control nuclear de Irán firmado a fines del segundo gobierno de Obama, no parece fácil. Un funcionario de la Administración Biden asumió públicamente que Irán sólo necesita semanas para llegar a la bomba nuclear. El régimen iraní, por su parte, sostiene que mientras Estados Unidos no suspenda las sanciones económicas que le impuso y que apuntan a impedir la exportación de petróleo iraní, no volverá a someterse al acuerdo. Respecto a Israel, se esperaba una toma de distancia de Netanyahu que por el momento no se ha concretado. Respecto a la iniciativa de Trump de lograr el reconocimiento del estado de Israel por parte de los países árabes (lo logró con Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Sudán) es una política que no ha sido anulada, pero que está en suspenso. 

Respecto a África y América Latina, no habría cambios en la primera y serían menores a los esperados en la segunda. En los últimos días se han producido crisis institucionales en la República Centroafricana y Somalia. Claramente no hay intención de Estados Unidos de involucrarse en estos problemas. En este continente la prioridad estadounidense hoy es frenar la creciente influencia de China. La potencia asiática no cuestiona los regímenes políticos y sólo acepta con pragmatismo a quien logra establecerse en el gobierno. En esto se diferencia de Occidente, que en términos declarativos sigue buscando imponer una democracia liberal que es difícil que funcione por la historia y la cultura africana. 

En América Latina, la nueva política estadounidense -contra lo que esperaban algunos- ha ratificado la calificación a Maduro como dictador y ha mantenido el apoyo al gobierno paralelo de Juan Guaidó, a quien la Unión Europea ya abandonó. Pero la reciente elección presidencial de Ecuador afirma la perspectiva de que la región está volviendo a girar hacia el populismo de izquierda. Las próximas elecciones presidenciales en Perú, Chile (previamente tendrá lugar la constituyentes) y Nicaragua, mostrarán si este giro se confirma o no. Pero las dos cuestiones centrales son las relaciones con México y Brasil, los dos países más grandes y poblados de la región que constituyen dos tercios de los 20 países latinoamericanos en términos de PBI y también de superficie territorial. Tanto López Obrador como Bolsonaro tuvieron posiciones favorables a Trump durante la campaña electoral, pero ahora buscarán recomponer la relación con Biden. Cuba espera un cambio de acuerdo a los pasos que diera Obama para recomponer la relación, lo que la ha llevado a adelantarse y reconocer la propiedad privada informal.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores