Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Repercusiones en América Latina de la llegada de Biden al poder PDF Imprimir E-Mail
Nov-13-20, por Rosendo Fraga
 
 

La llegada de Biden al poder puede afectar el sólido vínculo Washington-Brasilia que se estableció con Trump. Fue el más estrecho desde la Segunda Guerra Mundial entre estos dos países. Tuvo manifestaciones concretas como la constitución del Grupo de Lima a comienzos de 2019 para apoyar al gobierno paralelo presidido por Juan Guaidó en Venezuela y para alcanzar la reciente designación del nuevo presidente del BID. 

La identificación Trump-Bolsonaro se dio en diversos temas como el medioambiente, el cuestionamiento a la "corrección política", la defensa de políticas de "mano dura", el apoyo de los grupos evangélicos y, desde ya, la coincidencia en la política regional. Hasta el día de la elección estadounidense, Bolsonaro apoyó la reelección de Trump. No será fácil para el presidente brasileño la relación bilateral con Estados Unidos estando Biden en la Casa Blanca. Pese a ello, cabe recordar que en el periodo de Obama la relación con los gobiernos del PT en Brasil no fue fácil, habiéndose generado roces y tensiones cuando se conoció la existencia de controles de los servicios de inteligencia estadounidenses en las comunicaciones del Palacio del Planalto. 

El tema latinoamericano tuvo baja relevancia en la campaña electoral y por eso no hubo demasiadas referencias específicas a esta relación bilateral. Pero el ala más dura del Partido Demócrata tiene una posición tomada contra Bolsonaro. Éste, si su relación se deteriora con Estados Unidos, no sería extraño que busque mayor acercamiento a China, Rusia e India, para lo cual usará el marco del Grupo BRICS. 

Pero el ascenso de un demócrata al poder soslaya temas políticamente más relevantes de la región de acá a fin de año, que son las elecciones venezolanas del 6 de diciembre. Las posiciones de Biden tienen alcance político, pero no son medidas efectivas de gobierno. Seguramente Nicolás Maduro ganará esta elección legislativa, lo que le permitirá obtener el control del único estamento de poder que tenía la oposición -la Legislatura- mediante una elección manipulada. Ello aumentará la debilidad de Juan Guaidó, que se profundizó en los últimos meses al no obtener resultados concretos. 

Biden calificó a Venezuela en sus discursos de campaña en Florida como una "dictadura" en su afán de lograr votos del electorado hispano anticomunista. Como sucediera en los 8 años que Biden fue vicepresidente de Obama, la relación con Venezuela estuvo caracterizada por la hostilidad. Posiblemente la relación bilateral Washington-Caracas seguirá en estos términos, aunque con una administración estadounidense que buscará tomar menos riesgos e intentar por lo menos inicialmente diálogo mediante interlocutores. Pero el 20 de enero, cuando asuma Biden, Maduro será un presidente fortalecido al haber logrado el control de la Legislatura con un Guaidó más débil. 

En cambio, respecto a Cuba, la relación con Obama sí fue diferente. El entonces presidente puso en marcha una política de descongelamiento de las relaciones, avanzando en el campo de las comunicaciones, el transporte y la economía. Si se restablece dicha situación, sería un cambio importante para el régimen cubano, amenazado por una economía muy difícil debido al agravamiento de las sanciones económicas impuestas por Trump y el retroceso de la apertura en la gestión de Obama. 

Pero el punto central para la región es si la llegada de Biden al poder coincidirá o no con un cambio en su rumbo ideológico. El 7 de noviembre asumió el nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, que tuvo el respaldo del partido de Evo Morales (MAS). Si bien el nuevo presidente se moverá gradualmente para mantener un grado de libertad de acción, no es probable lo que sucedió en Ecuador: el presidente Lenín Moreno se enfrentó a su "padrino político", el ex presidente Rafael Correa, a quien enjuició y pidió su captura. Moreno se asumió como el continuador de su mentor, pero a los pocos meses se transformó en su enemigo político. En lo inmediato, el triunfo de Biden y la asunción de Arce, que se han dado simultáneamente, han alentado las aspiraciones de los dirigentes políticos progresistas de la región, como en alguna medida también lo ha hecho el resultado del plebiscito chileno. 

La OEA fue durante la etapa de Trump un firme apoyo de la política estadounidense en la región: impulsó y apoyó al Grupo de Lima y su posición frente a Venezuela y también las denuncias de fraude contra Evo Morales. La reelección de su secretario general (el diplomático uruguayo Luis Almagro) fue una evidencia más de que Washington tenía la región alineada con sus objetivos políticos. Durante 2019 el Grupo de Puebla, integrado por una treintena de dirigentes progresistas de la región -todos en la oposición hasta que Alberto Fernández llegó al poder el 10 de diciembre de ese año-, fue una suerte de refugio de ex presidentes. En Bolivia, ahora, la llegada de Arce al poder lo convierte en el segundo presidente en ejercicio de este Grupo. 

En este marco, Argentina intentará jugar un rol de mediación entre Washington y la región. Para eso intentará aprovechar la divergencia ideológica Biden-Bolsonaro y la tradición diplomática mexicana, reacia a involucrarse en conflictos externos (Andrés López Obrador ha sido uno de los pocos presidentes en el mundo que no ha reconocido el triunfo de Biden y no lo hará hasta que exista un resultado electoral oficial). Con la victoria del candidato demócrata, Alberto Fernández dará pasos concretos en su anuncio de reconstituir Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), que durante la primera década del Siglo XXI y la primera mitad de la segunda unificó las voces políticas de la región hasta el Canal de Panamá. 

Paralelamente buscará desactivar el Grupo de Lima, que acompañó a Washington en su apoyo a Juan Guaidó como alternativa al régimen chavista de Maduro. Pero puede ser una estrategia demasiado prematura, dado que la mayoría de los gobiernos de la región siguen con una postura que puede ser definida como de centroderecha. 

El kirchnerismo, durante los dos gobiernos de Obama, tuvo una relación difícil durante el primer mandato de Cristina y conflictiva en el segundo, por lo cual Obama recibió el triunfo de Macri en Argentina en octubre de 2015 como una buena noticia regional, apresurándose a visitar Buenos Aires en marzo de 2016. Los funcionarios que Biden designe en cargos como la Secretaría Adjunta para las Américas del Departamento de Estado y el Consejero de Seguridad Nacional para la región, darán pistas respecto a la nueva política regional de Washington. 

Respecto a América Latina, las elecciones municipales que tienen lugar en Brasil el 15 y 29 de noviembre no parecen que puedan tener alguna vinculación con el cambio que se produce en Estados Unidos. Las elecciones presidenciales en Ecuador de febrero, las de Perú en abril (donde el presidente Martín Vizcarra acaba de ser destituido por el Congreso acusado de corrupción) y las de Chile en noviembre del próximo año pondrán en evidencia la posibilidad de cambios políticos en la región. Pero el creciente rol de China en América Latina será un tema común entre la administración republicana que termina y la demócrata que se inicia.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores