Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Biden vs. Trump PDF Imprimir E-Mail
Oct-19-20, por Rosendo Fraga
 
 

Cuando falta menos de un mes para la elección presidencial de Estados Unidos, la opinión pública latinoamericana está claramente contra Trump, pero los gobiernos no tanto. Todo el enfoque del presidente republicano ha sido contrario a la percepción mayoritaria de la gente en la región. Hizo del muro con México un símbolo de su política, trascendiendo incluso a este país y afectando a la comunidad de origen mexicano de los Estados Unidos. Los términos que usó refiriéndose a los norteamericanos de origen mexicano en la casi totalidad de los casos fueron despectivos. Nunca durante sus casi 4 años de presidencia visitó la región, a diferencia de sus predecesores que sí lo hicieron (y algunos más de una vez). La asistencia económica de Washington hacia América Latina se redujo. 

Las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos se han medido en todo el mundo y siempre la opinión pública global opta más por los demócratas que por los republicanos. Pero esta vez en Latinoamérica esto es más extremo: el 85% optaría por Biden y el 15% por Trump. No es demasiado diferente de lo que pasa en el resto del mundo, donde el 80% votaría por Biden y el 20% por Trump. Pero para el presidente estadounidense en este momento la clave de la elección es ganar en el estado de Florida (que con 29 representantes en el Colegio Electoral es el 3° estado por electores junto a Nueva York). Aquel estado, donde Biden lleva una leve ventaja, puede decidir la elección como en otras oportunidades. 

Pero los gobiernos de América Latina han mostrado una evolución favorable hacia Estados Unidos durante la presidencia de Trump. Este año lo puso de manifiesto tanto la reelección del Secretario General de la OEA como la elección del presidente en el Banco Interamericano de Desarrollo. En el primer caso fue reelegido el diplomático uruguayo Luis Almagro, cuya gestión ha sido coincidente con las posturas de Estados Unidos respecto de temas claves como Venezuela y Cuba. En el segundo caso, Mauricio Claver-Carone, de origen cubanoamericano, es el primer estadounidense que llega al cargo, imponiéndose con el 70% de los votos. 

Hoy, en América del Sur, de los 12 países 10 acompañan las políticas de Estados Unidos (las excepciones son Venezuela y Argentina, que intenta una posición independiente). De los 6 países de América Central, sólo Nicaragua está enfrentado hoy con Estados Unidos y es aliado de Venezuela y Cuba. El México "populista" de López Obrador mantiene la clásica política exterior del país: discurso antinorteamericano pero sin afectar los intereses de Washington (la reciente elección del BID es un ejemplo). Durante el gobierno de Trump se fue consolidando el giro hacia el centroderecha de América Latina. Pero el dato clave es la alianza entre Washington y Brasilia, inédita desde la Segunda Guerra Mundial y que se materializa en las coincidencias entre Trump y Bolsonaro. Ambos toman al voto evangélico como un componente importante de su alianza electoral y tienen los dos también una actitud de crítica respecto al marco internacional multilateral y los dos cuestionan la política medioambiental global. 

La política frente a Venezuela ha jugado un papel clave tanto en la alianza de Trump con la mayoría de los países de la región, como en su búsqueda del voto hispano para las elecciones. En las últimas décadas un candidato republicano hacía mala elección en los hispanos cuando rondaba el 20% y en cambio hacía una buena cuando obtenía alrededor del 35%. Siempre entre los hispanos hubo mayoría de voto demócrata, pero esta mayoría fue cambiando. En el voto hispano hay estados como Texas, que es el 2° en cantidad de representantes que se envían al Colegio Electoral, donde este voto es muy fuerte y es un estado que vota definidamente por los republicanos. Pero el voto hispano "anticomunista" define Florida, que hoy puede también definir la elección. 

Para este segmento específico, endurecer la política hacia maduro, como está haciendo Trump al aumentar las sanciones económicas y habiéndolo hecho también con Cuba, es fundamental. Respecto a los gobiernos de la región, Venezuela ha sido un conflicto político que también ha servido a la Administración Trump para alinear a los gobiernos de la región. Desde la constitución del Grupo de Lima, la mayoría de los países apoyaron al "gobierno delegado" de Juan Guaidó (que ha fracasado) y otros como México adoptaron una actitud neutral. Biden, por su parte, en su reciente visita electoral a Florida, buscó disputarle este electorado a Trump, al decir que "Venezuela es una dictadura y de eso no hay ninguna duda". 

Gane quien gane la elección en Estados Unidos, las diferencias quizás sean menos que las esperadas. La influencia china en la región será el tema prioritario para ambos, aunque seguramente se pondrá de manifiesto una diferencia de tono y adjetivación. Ya en el gobierno de Obama, Biden como vicepresidente, tras participar en Beijing en una reunión cumbre sobre las relaciones bilaterales, dijo "Estados Unidos es y seguirá siendo la potencia del Pacífico". Hay legisladores demócratas preocupados como los republicanos por la rivalidad global chino-norteamericana y sus repercusiones regionales. 

En un menor nivel se encuentra la influencia rusa en estas preocupaciones comunes. Las relaciones económicas podrán cambiar algo, pero no sustancialmente. Los demócratas no han sido muy partidarios del libre comercio en las últimas décadas. La próxima Cumbre de las Américas (reunión de todos los presidentes del continente) se realizará en Estados Unidos el año que viene y ese hecho será clave para conocer los lineamientos del gobierno que se inicia para América Latina. Pero para todos los líderes "progresistas" de América Latina -como la treintena que integra el Grupo de Puebla-, un triunfo de Biden es visto como algo que puede permitir o impulsar un nuevo giro de la región hacia el centroizquierda. Pero esto puede ser más una expresión de deseo que una realidad. Biden, a diferencia de Trump, va a visitar América Latina, tendrá un lenguaje no confrontativo y habrá un clima más cordial, pero no necesariamente una política muy diferente.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores