Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán PDF Imprimir E-Mail
Oct-04-20, por Rosendo Fraga
 
 

El enfrentamiento bélico entre Armenia y Azerbaiyán hace necesario revisar su historia para entenderlo. En primer lugar, el Cáucaso está integrado sólo por tres países -Georgia, Armenia y Azerbaiyán- y están estratégicamente ubicados en un nudo clave de comunicación entre Occidente y Oriente. Georgia es católica, Armenia es cristiana de rito armenio y Azerbaiyán es musulmán. Esto le dio a esta región el carácter de punto de fricción entre Europa y Asia. 

Pero en la segunda mitad del siglo XV esta fricción se materializó entre el imperio turco musulmán y la Europa cristiana. En el siglo XIX se sumó la importancia del petróleo. En Bakú, la capital de Azerbaiyán, empezó a explotarse petróleo en la segunda mitad del siglo XIX. Cuando Hitler invade Rusia, el pleno objetivo era alcanzar Bakú para hacerse con el control del combustible para su Ejército. 

Los tres países del Cáucaso tienen fronteras entre sí, reúnen una población relativamente pequeña (Armenia tiene 2.9 millones, Georgia 3.7 y Azerbaiyán 9.9) pero que a lo largo de los años ha sufrido numerosos conflictos. Desde principios del siglo XX, Azerbaiyán pasó a integrar la Unión Soviética. En esta situación, sufrió la Segunda Guerra Mundial. Armenia sufrió el genocidio turco y la diáspora. En alguna medida, el conflicto entre Turquía y Armenia genera una solidaridad entre los dos países de religión árabe y de origen étnico turco, pero durante el periodo soviético, Stalin utilizó la política de intercambiar poblaciones para romper la homogeneidad dentro de las 14 repúblicas soviéticas del entorno de Rusia. De aquí deriva que haya una porción de territorio azerí (adjetivación de Azerbaiyán) integrado por aproximadamente un cuarto de millón de personas de origen armenio. A su vez, en el sur de Armenia hay una porción de territorio habitada por azeríes. 

En esta situación, a finales de los años 80, el conflicto entre los dos países en el territorio de Nagorno-Karabaj (nombre del sector armenio dentro de Azerbaiyán) inicia un proceso separatista. Rusia entonces, en los prolegómenos de la caída de la Unión Soviética, da apoyo a Armenia y esto es decisivo para evitar su derrota. El enclave armenio dentro de Azerbaiyán logra independizarse de hecho con un gobierno local no reconocido internacionalmente y con un status quo de tensión permanente, al perder los azeríes el control de una parte de su territorio habitada por otra nacionalidad. 

El Grupo de Minsk está integrado por Rusia, Estados Unidos y Francia y han jugado en el pasado reciente un rol para controlar el conflicto y evitar nuevos choques bélicos como el que se ha producido ahora. Cabe recordar que hace poco más de una década Rusia entró en guerra con Georgia por apoyar la independencia de una minoría de origen ruso dentro de este país, que finalmente se declaró independiente pero perteneciente a Rusia. 

Esto confirma la importancia estratégica de la región y el origen étnico de sus conflictos. El estallido que ha tenido lugar en este momento se ha dado con un nuevo actor regional que es Turquía. Siempre lo fue desde el punto de vista regional, pero este país ha alcanzado en los últimos años un rol de potencia regional con alcance global. Esto no había sucedido antes en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. 

El riesgo es que si no se controla la escalada bélica, esto puede llevar a la participación directa o indirecta de Rusia o Turquía. Erdogan, el líder turco, tiene una idea de reconstruir el imperio otomano, como lo ha demostrado al convertir a Turquía nuevamente en un estado religioso. Los países de origen turco son 6: Turquía, Azerbaiyán y cuatro países de Europa Central: Uzbekistán, Kirguistán, Kazajstán y Turkmenistán. 

En función de la extensión que llegó a tener el imperio otomano hay media docena de zonas autónomas dentro de Rusia de mayoría de población de origen turco. Incluso en China, la minoría musulmán Uigur, perseguida por el régimen, tiene también origen de esta etnia. Turquía, en los últimos años del gobierno de Erdogan, ha intervenido militarmente en Siria e Irak, juega un papel en la guerra civil libia y protagoniza el conflicto con Grecia en este momento en el Mediterráneo oriental. Incluso semanas atrás medió entre el régimen de Maduro y un sector de la oposición. Evitar una derrota azerí en este conflicto es un interés importante para Erdogan en su objetivo de constituir su país en potencia regional con alcance global. 

En las últimas décadas, Armenia ha contando con el apoyo de Moscú y Putin ha mantenido esta política con distintos grados de intensidad. Pero una derrota de Armenia implica una desestabilización regional que abre un frente no querido por Moscú. En el escenario global, Turquía es miembro de la OTAN pero ha llegado a comprar armas en Rusia pese a los compromisos en contrario de la Alianza Atlántica. Junto con Rusia e Irán, han coincidido en la última etapa de la guerra civil siria. Es decir que la relación entre Turquía y Rusia en los últimos tiempos muestra más coincidencia que conflictos, pero este puede producir una situación contraria si no se lo contiene. 

En el plano militar, la supremacía de Azerbaiyán sobre Nagorno-Karabaj es muy grande, pero la intervención militar de las fuerzas regulares armenias crean un escenario diferente. Si llega a darse, la intervención de Rusia y Turquía pueden aumentar su escala. 

El Ejército Armenio tiene aproximadamente 45.000 efectivos entre profesionales y conscriptos, el de Azerbaiyán 56.000 y el de Nagorno-Karabaj cerca de 20.000. Si el conflicto se prolonga, esta última difícilmente pueda resistir el ataque azerí. Si se produce una intervención formal de Armenia, Azerbaiyán se verá obligado a luchar en dos frentes. El gobierno armenio ha denunciado la participación de mercenarios turcos reclutados entre los milicianos sirios que combaten para el gobierno de Estambul, a los cuales se le estaría pagando entre 1.500 y 2.000 dólares por mes para participar en este conflicto. 

A su vez, el gobierno azerí sostiene que mercenarios rusos que serían fuerzas regulares encubiertas, ya están participando en este conflicto. Más allá de la veracidad de los hechos, estas versiones ejemplifican cómo puede estar escalando ya el conflicto. Los organismos internacionales, que enfrentan una crisis de credibilidad global agudizada por la pandemia, no parecen haber reaccionado con rapidez y eficacia. 

Rusia, al formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU, cuenta con el veto para paralizarlo. En cuanto al mundo árabe, el conflicto de Azerbaiyán en el Cáucaso es un interés muy lejano frente a los conflictos y cruces que se dan en el Cercano y Medio Oriente. El riesgo es que Putin no puede permitir una derrota de su aliado y ni Erdogan del propio.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores