Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Brasil: entre pandemia y militares PDF Imprimir E-Mail
Jun-20-20, por Rosendo Fraga
 
 

La Pandemia es el conflicto político central en Brasil, que por cantidad de fallecidos es el segundo país del mundo después de EE.UU. Pero al analizar el caso de Brasil de acuerdo a su población es diferente. En cuanto a la cantidad de muertos cada 100.000 habitantes, tiene 20,99. Por encima se encuentran Canadá con 22,2 y Suiza con 22,78. EE.UU., está en una situación más grave que Brasil, teniendo 35,52. Pero los países más desarrollados de Europa -con la excepción de Alemania- están mucho peor que Brasil, en cuanto a muertos cada 100.000 habitantes. Francia tiene 43,95, Suecia 48,07, Italia 56,8 España 57,99, Reino Unido 62,93 y Bélgica 84,5. Es decir que Brasil es el peor caso de América Latina, pero comparando de acuerdo a los muertos cada 100.000 habitantes, está mejor que la mayoría de los países del occidente desarrollado. 

La Pandemia divide políticamente a la población brasileña: los partidarios del Presidente apoyan su política de no tener restricciones para dar prioridad a la economía y los opositores se inclinan por la posición contraría, previendo más restricciones. El Presidente ha visto bajar su imagen en los últimos dos meses, pero mantiene firme el apoyo de un tercio de la población. Pese a la política de Bolsonaro en el segundo trimestre del año cae drásticamente la economía y aumenta el desempleo y la desigualdad como sucede en todo el  mundo. En este contexto, la apertura avanza en las grandes ciudades, incluyendo hasta los shoppings. 

El proyecto de Bolsonaro promoviendo un "autogolpe" con apoyo militar para quebrar el sistema institucional (Corte y Congreso) ha sido explicitado por su grupo denominado "el gabinete del odio". Uno de los militares que integran el Gabinete, el General retirado Augusto Heleno, Asesor de Seguridad Nacional, había advertido a fines de mayo sobre las "impredecibles consecuencias para la estabilidad nacional" de las investigaciones contra el Presidente de la Suprema Corte: la que investiga la financiación ilegal de las "fake news" en la campaña electoral y las conexiones de sus hijos con actividades fuera de la ley. Uno de los hijos del Presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro, que es uno de sus asesores más cercanos, aseguró en la segunda semana de junio, que una intervención militar pondría fin al enfrentamiento entre el Presidente y los otros dos poderes, afirmando que "es sólo cuestión de tiempo".  

Hay una clave respecto a lo que va a suceder en Brasil en el segundo semestre: la disposición constitucional que establece que si el Presidente cesa -por juicio político, renuncia, fallecimiento, etc.-  antes de cumplir dos años en el poder, que se cumplen el 1 de enero de 2021, se llama a elecciones para Presidente y Vice. Pero después de esa fecha -en la segunda mitad del mandato- asume directamente el Vicepresidente, en este caso el General Hamilton Mourao. En la visión de las Fuerzas Armadas, los factores de poder económicos y gran parte de las fuerzas políticas, una elección en los meses inmediatos, genera fuerte incertidumbre. Por esta razón, los 32 pedidos de juicio político que se acumulan tienen poca posibilidad de concretarse, pero después del 1 de enero, puede ser distinto. La llegada de Mourao al poder, para muchos actores del poder en Brasil es un giro hacia mayor sensatez y equilibrio. 

Mientras el Presidente cuestiona reiteradamente al Poder Judicial y al Congreso, sus partidarios reclaman un gobierno militar en forma abierta. El Ministro de Gobierno, el General Luiz Eduardo Ramos -casi la mitad de los integrantes del gabinete son militares, la mayoría en retiro-  en la segunda semana de junio, descartó públicamente la posibilidad de un golpe militar como reclaman los partidarios del Presidente. 

En un reportaje a la revista Veja avanzó más afirmando "Es ultrajante y ofensivo decir que las Fuerzas Armadas van a quebrar el régimen democrático, el propio Presidente nunca lo alentó". Pero al mismo tiempo recomendó a los opositores "no tensar la cuerda" y evitar el "agravamiento" de la situación política, dando como ejemplo la actitud de algunos opositores de comparar a Bolsonaro con Hitler. Su referencia es al juez Celso de Mello, integrante del Supremo Tribunal Superior de Brasil. Se refirió concretamente a la causa por el financiamiento de "fake news" durante la campaña electoral, en la que es improbable una condena por ahora, de darse pondría al gobierno de la fórmula Bolsonaro-Mourao, en situación de ilegitimidad política o incluso ilegalidad, generando una crisis institucional imprevisible. 

Pero un fallo de uno de los integrantes de Supremo Tribunal de Justicia, el juez Luis Fux, agravó la tensión política. En el sistema judicial brasileño, los integrantes del máximo tribunal pueden emitir posiciones individuales. Negó la posibilidad de que las Fuerzas Armadas pudieran actuar como "moderadoras ante un conflicto de poderes". Sostuvo que siendo el Presidente el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, no está autorizado por la Constitución, para avanzar  contra el Supremo Tribunal Judicial o el Congreso. Bolsonaro replicó con un comunicado en el que dijo "Las Fuerzas Armadas de Brasil no cumplen órdenes absurdas como por ejemplo la toma del poder. Tampoco aceptan los intentos de tomarlo por otro poder de la República, violando las leyes o a causa de un juicio político", agregando "Le recuerdo a la nación brasileña que las Fuerzas Armadas están bajo la autoridad suprema del Presidente. Las mismas se destinan a la defensa de la Patria, la garantía de los poderes constitucionales y por iniciativa de cualquiera de estos poderes a la ley y el orden". La cuestión es que el Vicepresidente, Hamilton Mourao, también firmó el comunicado. Toda esta situación, da a los militares un rol político relevante ya sea por hacer o no hacer. Un sector de las Fuerzas Armadas ve con preocupación el desgaste que para su imagen es la identificación con Bolsonaro y en particular por la designación del General Osvaldo Pazuello, como el tercer ministro de Salud de este Presidente, quien llevó un equipo integrado por decenas de militares para secundarlo. 

Bolsonaro tiene sus partidarios en el ámbito militar, pero el Jefe del Ejército, General Edson Leal Pujol, no está entre ellos. El Presidente semanas atrás pensó relevarlo, pero temiendo desatar una crisis que pusiera en evidencia sus diferencias con las Fuerzas Armadas, decidió postergar la decisión. 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores