Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Revalorizando el Belgrano militar PDF Imprimir E-Mail
Jun-20-20, por Rosendo Fraga
 
 

Las decisivas victorias de Tucumán y Salta

Al cumplirse el Bicentenario de la muerte de Manuel Belgrano, es justicia recordar que fue la figura militar más relevante en la guerra de la Independencia argentina. 

En nuestro territorio nacional se libraron sólo dos batallas en esta contienda: la de Tucumán el 24 de septiembre de 1812 y la de Salta el 20 de febrero de 1813. 

Tuvieron lugar decenas de combates, entendiendo por tales las acciones militares en las que se enfrentaron centenares de hombres. 

Pero las únicas dos batallas en las cuales se enfrentaron dos ejércitos en regla, integrados por miles de hombres, fueron las mencionadas y el General Manuel Belgrano fue quien mandó las fuerzas patriotas en ambas victorias. 

Demostró sus capacidades militares indiscutibles en ambas victorias de las armas argentinas. En Tucumán, la obtiene desobedeciendo la orden del primer Triunvirato que, atemorizado por la derrota en Huaqui, la ofensiva de los realistas desde Montevideo y los avances de las fuerzas anglo-españolas en la Península Ibérica, descreía de un posible triunfo militar y ordenan que el Ejército retroceda a Córdoba para eventualmente proteger Buenos Aires. 

Las batallas de Tucumán y Salta, definieron las fronteras de la Argentina y permitieron que el único territorio de la América hispana que nunca fue recuperado transitoriamente por las fuerzas realistas fueran las entonces Provincias Unidas del Río de la Plata. 

Ambas victorias tuvieron lugar cuando San Martín ya estaba en el país. Cuando tiene lugar la de Tucumán se encontraba abocado a la organización de los Granaderos y al momento de la de Salta, regresaba hacia Buenos Aires desde San Lorenzo, donde había triunfado en el combate que lleva este nombre dos semanas y media antes. 

El esfuerzo que a veces se realiza, por mostrar un Belgrano civil frente a un San Martín militar no sólo desconoce la importancia de la faz castrense del primero, sino también la del segundo como hombre de estado.

 

Trayectoria militar sin igual en la Guerra de la Independencia. 

Belgrano inicia su actuación militar cuando el Virrey lo nombra capitán de milicias de la ciudad de Buenos Aires y como tal asiste al intento de resistencia del desembarco inglés de 1806. Derrotada la primera invasión,  es elegido como Sargento Mayor del Regimiento de Patricios, siendo el responsable de su instrucción. Como su Jefe, Cornelio Saavedra, también es elegido por estas funciones militares por el voto de los improvisados soldados. 

Esto ya nos dice que, en ese momento, Belgrano no sólo era una figura de prestigio intelectual, por sus funciones en el Consulado y sus informes  y artículos a favor del libre comercio, sino que gozaba también de popularidad. 

La idea del Belgrano fracasando militarmente, surge de sus derrotas primero en la expedición al Paraguay que le encomienda la Primera Junta y luego en Vilcapugio y Ayohuma en la segunda expedición al Alto Perú. 

En el caso del Paraguay, donde un contingente de fuerzas patriotas de aproximadamente 1000 hombres, reunido en forma improvisada, parte del cual eran milicianos,  se enfrenta a uno de fuerzas paraguayas realistas siete veces superior que en ese momento desconocían la autoridad de la Primera Junta. El resultado adverso no es consecuencia de la impericia militar de Belgrano, sino de la falta de conocimiento de la Primera Junta sobre el estado de opinión en sus Intendencias más lejanas. Si un militar profesional hubiera mandado el contingente patriota, el resultado hubiera sido el mismo o peor, dado que Belgrano logró regresar con parte de su contingente tras un primer encuentro exitoso (Campichuelo) una derrota posterior (Tacuarí) y una tercera acción indecisa (Paragauarí), que le permite negociar un armisticio. 

El resultado de estas acciones no mella el prestigio militar de Belgrano ante las autoridades de Buenos Aires. Lo vemos primero siendo designado por la Junta Grande para comandar la expedición contra los realistas de la Banda Oriental, donde en pocas semanas logra reunir 3.000 hombres, designando a Artigas como su segundo; después haciéndose cargo de la Jefatura de los Patricios en el dramático y confuso motín de las trenzas por orden del Primer Triunvirato; al poco tiempo, es designado para organizar las baterías sobre el Paraná que debían impedir el tránsito de los buques realistas que abastecían a la ciudad de Montevideo -sitiada por fuerzas patriotas-, y luego, tras la derrota de la primera expedición al Alto Perú en la batalla de Huaqui, es elegido para hacerse cargo de los restos del Ejército, a los que en pocos meses logra reorganizar, disciplinar y llevar a la victoria en Tucumán. 

A veces se ha querido dar una imagen de falta de firmeza militar de Belgrano y ello no se corresponde con al realidad. Los vemos fusilando desertores en la marcha hacia el Paraguay a fines de 1810;  ordenando fusilar y exponer los cuerpos de los sargentos y soldados que encabezaron el "Motín de las trenzas"; ejecutando con energía el Éxodo Jujeño, imponiendo la quema de cosechas, ranchos y la inutilización de aguadas para que las fuerzas realistas no pudieran abastecerse al entrar al actual territorio argentino, establece la pena de muerte para quienes no cumplan sus órdenes; ordena fusilar sin contemplaciones a soldados del ejército realista altoperuano que, habiendo sido dejados en libertad tras la batalla de Salta tras jurar que no tomarían las armas contra las fuerzas patriotas, han traicionado su juramento, sus cabezas son cortadas y colocadas en los caminos del Alto Perú con el cartel que decía "por perjuros e ingratos"; en 1817, ordena el fusilamiento del Comandante Borges, sublevado en Santiago del Estero contra el Directorio, la orden de suspender la ejecución llega tarde.

 

El 90% del tiempo que dedicó a la Patria lo hizo como militar

Son 10 años de trayectoria pública interrumpida a partir del 25 de mayo de 1810, en la cual sólo un año no ejerce una función militar. Es cuando el Directorio le encomienda cumplir una gestión diplomática en Europa en 1815. 

Nueve de estos años -es decir casi todos- Belgrano los vivió de uniforme, desde las invasiones inglesas hasta su muerte en 1820. 

Las dos derrotas de Belgrano en la segunda expedición al Alto Perú es lo  mismo que sucede ese teatro de operaciones durante la primera expedición en 1811 (mencionada batalla de Huaqui) y en al tercera, que termina en 1815 con la derrota de Sipe-Sipe. En la primera acción las fuerzas patriotas tuvieron el mando de alguien con experiencia militar profesional (González Balcarce) y en la segunda también (Rondeau). 

Cuando San Martín diseña su plan estratégico de pasar a Chile y de ahí libertar Perú, sugiere al Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón elegir a Belgrano como el hombre para ser Jefe del Ejército del Norte que desde Tucumán, el primero le asignaba la misión de realizar una acción ofensiva  convergente desde el su sobre el Perú, convergiendo con su desembarco próximo a Lima. 

Si los sucesivos gobiernos patrios entre 1810 y 1820 recurren sistemáticamente a Belgrano para las funciones militares más difíciles, eligiéndolo antes que personalidades con experiencia militar profesional como eran los hermanos González Balcarce, Viamonte, Rondeau, Martín Rodríguez y otros, fue porque era la figura más adecuada para mandar fuerzas militares en un contexto en el cual la capacidad política e intelectual era también un activo importante.   

Belgrano fue abogado, político, periodista, economista, estadista, funcionario, promotor de la educación y más recientemente ha sido reconocido como defensor de la igualdad de género, protector del medio ambiente y propagandista de las campañas de vacunación.  Pero es en su faz militar, donde terminó haciendo la contribución decisiva para la Independencia argentina. 

Rosendo Fraga

Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores