Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Tensiones entre Argentina y el MERCOSUR PDF Imprimir E-Mail
May-04-20, por Rosendo Fraga
 
 

Argentina ha tomado la decisión de suspender su participación en todas las negociaciones comerciales del Mercosur, con la sola excepción de la Unión Europea, en función de una visión política. Su gobierno busca posesionarse como un país de centro-izquierda en la región, girando hacia el nacionalismo económico, cuando al mismo tiempo avanza con una propuesta para el pago de la deuda que pone al país al borde del default.

La decisión implica abandonar negociaciones que el grupo regional venía teniendo con países como Canadá, India, Corea del Sur, Singapur y Líbano entre otros. 

El país se cierra a aumentar el comercio con una potencia muy importante de Asia (India), con uno de los países más modernos de dicho continente (Corea del Norte) y con un país el G7, que tiene una posición social-demócrata en lo político (Canadá). Argentina aparece coincidiendo con el proteccionismo de Trump y  contra el libre-comercio que impulsa el Asia, cuando en la Pandemia está apoyando a China y cuestionando a EE.UU. El argumento argentino de que suspende las negociaciones para proteger su sector industrial, plantea una contradicción, ya que hace también inviable le negociación con la UE. Además, dirigentes industriales argentinos han hecho saber que esta decisión "no va a ser gratis" para su sector. Es que Brasil es el primer destino de las exportaciones industriales argentinas. 

Para Brasil, la decisión argentina es una ventaja en este momento y en particular en el caso de la Administración Bolsonaro. El país adquiere libertad de acción para avanzar en diversas negociaciones comerciales, incluida con EE.UU., lo que no es posible con la política proteccionista argentina. Al mismo tiempo, puede usufructuar de un Mercosur de sólo tres países, en el cual los dos restantes Paraguay y Uruguay tienen mucha menor dimensión y además afinidad político-ideológica. Queda así un Mercosur más chico, pero más cohesionado para avanzar en negociaciones comerciales lideradas por Brasil. También le permite tomar distancia de Argentina, en momentos que este país bordea su noveno default. 

Lo negativo es que el Mercousr como instrumento pierde fuerza en las negociaciones internacionales, al haber perdido a su segundo socio en significación económica. La Pandemia ha mostrado a Argentina y Brasil en posiciones diferentes. En lo sanitario, la primera ha adoptado estrictamente las restricciones que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cambio Brasil ha hecho lo contrario, rechazando las restricciones en el ámbito nacional -la situación es diferente en los Estados- y optando por priorizar la economía sobre la sanidad. Al mismo tiempo, mientras Brasil apoyó a EE.UU. en el conflicto contra China por esta cuestión, Argentina hizo lo contrario. 

Hacia el futuro, es incierta la dirección que tomará el Mercosur, en un contexto en el cual lo multilateral saldrá debilitado y lo nacional fortalecido. El libre comercio se debilitará en el marco multinacional, pero puede fortalecerse al mismo tiempo en lo bilateral. Esto puede beneficiar más un "jugador global" como Brasil que a un "país mediano", como es el caso de Argentina. Las economías no serán abiertas o cerradas, la opción probablemente sea entre "semi-abiertas" y "semi-cerradas". Además, la posibilidad de acuerdos bilaterales, hoy es mucho más amplia que en el pasado. Acuerdos como hoy negocia el Mercosur (India, Canadá, Corea del Sur, Singapur, Líbano etc.) décadas atrás eran muy difíciles. 

Las distancias eran mucho mayores por el menor desarrollo de las comunicaciones ya fueran logísticas o tecnológicas. De hecho, el liderazgo regional lo tiene siempre Brasil desde los años setenta. Es la mitad de América del Sur en términos de PBI, población y territorio. Pero el Presidente argentino está buscando liderar la oposición a Brasil en la región y su liderazgo del Grupo de Puebla -al que pertenecen Lula y Dilma y Fernández es el único Presidente en ejercicio que lo integra- es una evidencia de ello. Cabe señalar que en forma simultánea, el Presidente argentino entró en conflicto con el de Chile, al convocar a la oposición de este país a unirse para enfrentar al presidente Piñera. 

Entre ganar velocidad o perder fuerza o peso, Bolsonaro opta por la primera alternativa y por eso no hará ningún intento para evitar la suspensión de la participación argentina. La cuestión es qué sucederá hacia el futuro con el Mercosur tras esta decisión. ¿Sobrevivirá? ¿Será un grupo carente de contenido real y sólo mantendrá valor simbólico? Estas son algunas de las cuestiones que se abren hacia el futuro. En la post-Pandemia hay países que saldrán fortalecidos y otros debilitados. Entre los primeros puede estar la India, que ya disputa ser la quinta economía mundial al Reino Unido y Francia. Esta potencia asiática ha sido más exitosa que China para enfrentar la Pandemia, aunque las poblaciones son similares y están próximas geográficamente. 

Alemania sale fortalecida en Europa, por su mayor eficacia frente a la Pandemia, entre las primeras cinco economías de Europa. En otro nivel Taiwán, como país mediano, sale teniendo un rol internacional más relevante que antes, por su eficacia para lidiar con el Coronavirus. Que suceda con EE.UU. es una incógnita. La recuperación de la economía y la eventual reelección de Trump es un escenario posible, pero también puede suceder todo lo contrario. China por su parte tiene oportunidades y amenazas en este conflicto. El futuro del Mercosur pasa a ser una incógnita. Una flexibilización de las reglas va a debilitar al grupo como actor global y regional. En el corto plazo, la Alianza del  Pacífico integrada por México, Colombia, Perú y Chile ganará espacio en la región. Pero ahora el Presidente argentino parece haber retrocedido, afirmando que no pretende abandonar el Mercosur.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores