Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Bolivia complica y divide la región PDF Imprimir E-Mail
Nov-14-19, por Rosendo Fraga
 
 

La crisis institucional de Bolivia, entra en la categoría que entre fines del siglo XX y comienzos del XXI, se denominaban "golpes de la calle". Un gobierno electo perdía el control de la calle por protestas que se desbordaban con violencia y saqueos y el Presidente debilitado, se veía obligado a renunciar. Este fenómeno se dio en tres países sudamericanos: Argentina, con la renuncia de De la Rúa al finalizar 2001 y la de su sucesor Adolfo Rodríguez Sáa pocos días después. Quien lo sucedió fue electo por el Congreso, Eduardo Duhalde, acortó su mandato, presionado por la muerte de dos militantes políticos por la policía en 2002. 

En Ecuador,  "golpes de la calle" obligaron a renunciar a Abdala Bucaram en 1998 y a Lucio  Gutiérrez en 1995. En Bolivia, levantamientos populares liderados por Evo Morales, llevaron a la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003 y a su sucesor Carlos Mesa -el competidor de Evo en esta elección- en 2005. En los tres países, estos procesos se dieron en contexto de malestar económico y en los dos últimos con participación activa de elementos indígenas. Tras la calma que combinó gobiernos "progresistas" y bonanza económica en la segunda mitad de la primera década del siglo y la primera de la actual (2005-2015) las crisis de Ecuador, Chile y Bolivia muestra que este tipo de situaciones se repiten.   

La crisis boliviana, comienza a resolverse, con la elección como Presidente Provisional, de la Vicepresidenta Segunda del Senado, Jeanine Añez, por parte de la Asamblea Legislativa. Una semana atrás, la oposición estaba en las calles, denunciando el fraude para que Evo ganara en primera vuelta y sus partidarios también se movilizaban en su apoyo. Un ala de la oposición liderada por un dirigente de Santa Cruz de la Sierra Luis Camacho, se radicalizó superando el liderazgo del  candidato opositor, Carlos Mes). 

Cuando arreciaban los enfrentamientos, se conocía la auditoria de la OEA sobre la transparencia de la elección, verificando una serie de irregularidades y recomendando repetirla. Evo decidió aceptar la recomendación, pero los enfrentamientos escalaron, con violencia y saqueos en las calles. El ala radicalizada de la oposición reclamó la renuncia del Presidente. Entre el viernes 8 y el sábado 9 de noviembre, se extendió un motín policial en 7 de los 9 departamentos del país, incluyendo al personal subalterno de custodia en la sede del Ejecutivo. Las Fuerzas Armadas en un comunicado, declararon que no iban a reprimir al pueblo boliviano. La Central Obrera Boliviana (COB) sostuvo que si era necesario para alcanzar la paz, el Presidente debía renunciar. Lo hizo, seguido por el Vicepresidente, la Presidenta del Senado y el Presidente de la Cámara de Diputados. De acuerdo a la Constitución, la asamblea legislativa -las dos cámaras en conjunto- podían designar a quien llamase a elecciones y así lo hizo. La mayoría de los legisladores del MAS que lidera Evo, no dieron quórum, en la sesión en que asumió la Presidenta Provisional. 

El Grupo de Puebla, integrado por dirigentes "progresistas" de América Latina, incluyendo varios ex presidentes, reunido en Buenos Aires, calificó de "golpe de Estado" la renuncia de Evo. No participó ningún presidente en ejercicio. Sólo estuvo el Presidente electo de Argentina Alberto Fernández y el Vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, quien regresó de apuro a su país por la precipitación de la renuncia del Presidente. Estuvieron ex presidentes (Roussef, Lugo, Mujica, Samper etc.) Mandaron mensajes de adhesión Lula -su liberación ocurrida al inicio del encuentro fue celebrada como un éxito para el "progresismo" latinoamericano- y Correa. 

También participaron candidatos presidenciales derrotados (Haddad, Cárdenas, etc.). Salvo Argentina, se trató de un encuentro de las fuerzas opositoras sudamericanas, con la excepción de Venezuela, que sin dirigentes en el Grupo envió un saludo de adhesión. El domingo 10, el Grupo en sesión, se comunicó mediante teleconferencias con una funcionaria de Evo, la que explicó la situación. 

Al mismo tiempo, los gobiernos sudamericanos mostraron la posición contraria,  eludiendo condenar un "golpe de Estado" y pidiendo se llame a elecciones libres y transparentes. Así lo hicieron con matices, los de Brasil, Argentina, Perú, Chile, Ecuador, Paraguay y Colombia que pidió la convocatoria de urgencia del Consejo de la OEA, cuyo Secretario General Luis Almagro sostuvo que el verdadero "golpe de estado fue el fraude" de Evo no su renuncia. 

Bolsonaro, hizo una toma de posición con su estilo particular diciendo "la palabra golpe se usa mucho cuando pierde la izquierda, cuando ganan es legítimo". La situación boliviana va en dirección hacia un posible gobierno de centro-derecha y en Uruguay, la segunda vuelta la ganaría el candidato de esta orientación, Luis Lacalle Pou. De ser así, al finalizar noviembre, 8 de los 10 países sudamericanos tendrían gobiernos hacia el centro-derecha. 

El gobierno argentino gira hacia el centro-izquierda el 10 de diciembre, cuando asuma Alberto Fernández. Para ese momento, sólo Argentina y Venezuela no estarían hacia el centro-derecha, es decir 2 sobre 10 países sudamericanos. Venezuela en América del Sur y Cuba en el Caribe, han calificado la renuncia de Evo Morales como golpe de Estado y Nicaragua en Centro-América. Pero no lo han hecho los otros 5 países de America Central y México por ahora se ha limita a ofrecer asilo al ex Presidente boliviano. EE.UU. se ha pronunciado mediante una manifestación de Trump, quien felicitó a las Fuerzas Armadas bolivianas por su acción en la crisis y exhortó a que en Venezuela y Nicaragua se tome el mismo camino. 

Cuando parecía que el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández y la liberación de Lula iniciaban un retorno de la región hacia el centro-izquierda, la renuncia de Evo y las distintas reacciones en la región lo han puesto en duda.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores