Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

La rebelión de las naciones

  Crisis del liberalismo y auge del conservadurismo popular

El autor, con una destacada trayectoria académica y genuino interés tanto por la situación internacional como por la suerte de su país, analiza en realidad dos ejes paralelos en función de los cuales parece reconfigurarse el escenario internacional. 

 

la_rebelion_de_las_naciones.jpg


Reseñas anteriores
:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Significado estratégico del incendio de la amazonia PDF Imprimir E-Mail
Ago-28-19, por Rosendo Fraga
 
 

El incendió en el Amazonia es el problema más importante de América Latina en la visión global, aunque tanto Brasil como el resto de la región, no parecieran asumir la misma posición.  Se trata de la región del mundo más importante para proteger el medio ambiente dado su extensión, biodiversidad e influencia en el régimen de lluvias. Por esta razón fue uno de los temas centrales de la Cumbre del G7 que se realizó en Biarritz, junto con el conflicto comercial con China, Irán y el Brexit. 

El Presidente de Francia (Macron) anfitrión del encuentro de los jefes de gobierno de los países más desarrollados de occidente, lideró la propuesta de crear un fondo para financiar la protección del medio ambiente en el mundo. También fue quien más duramente cuestionó la política del Presidente de Brasil (Bolsonaro) de no evitar la deforestación de la Amazonia para permitir que se extienda la frontera agropecuaria. Pero los países del G7 no tienen la misma postura en esta cuestión. EE.UU. no se ha sumado a los acuerdos internacionales para proteger el medio ambiente como el firmado en  Paris y antes del encuentro Trump ofreció a su colega brasileño colaboración para sofocar el incendio en forma bilateral. 

Lo que sucede en Brasil no es un caso aislado. Han tenido lugar incendios en diversos  lugares del mundo en las últimas semanas, desde California hasta Rusia. También en Europa, como el que en este momento tiene lugar en la Gran Canaria (España). El G7 tomó la decisión de destinar 20 millones de dólares para asistir a los países afectados por el incendio de la Amazonia, una cifra exigua para la magnitud del problema. Brasil la rechazó. 

La realidad es que el debate sobre la protección del medio ambiente encuentra su brecha más importante entre el mundo desarrollado y el que está en desarrollo. Tomando el G7, Alemania, el Reino Unido y Francia son los que más impulsan medidas globales para protegerlo. Pero EE.UU. esta cuestionado por la extracción de petróleo en Alaska; Japón por la caza de ballenas y Canadá por el daño que genera la industria minera. 

En el mundo en desarrollo, países como China e India no cumplen la mayor parte de las recomendaciones de protección del medio ambiente, al igual que el resto del Asia, Rusia, los países de África y parte de América Latina. Aún en  Francia, la sustitución de combustibles necesario para reducir la emisión de gases, ha enfrentado dificultades como la oposición de los sectores medios del interior (chalecos amarillos) que resisten pagar más por la nafta. 

Para el mundo emergente, los países desarrollados, tras explotar sin límites los recursos naturales del mundo entre el siglo XV y el XX, con el capitalismo sin  límite y la explotación colonial, ahora reclaman limitar el uso de sus recursos naturales, cuando es necesario para el desarrollo económico y la reducción de la pobreza. El futuro del Ártico y la Antártida está en juego en este problema global. En el primero, los países  desarrollados ya han comenzado la prospección del petróleo y el gas en el lecho marino. 

Para Brasil, más allá del incendio, no sólo se trata de un conflicto entre desarrollo económico y medio ambiente, sino también de un problema de soberanía nacional. Desde hace décadas, tanto para la diplomacia como para las Fuerzas Armadas brasileñas, la posibilidad de que bajo el pretexto de la protección del medio ambiente, el país vea restringida su soberanía en una parte muy extensa de su territorio nacional, es un riesgo cierto. 

Esta "amenaza" en la visión estratégica brasileña, contempla en el largo plazo la "internacionalización" de la Amazonia, perdiendo en este caso Brasil el ejercicio de su soberanía. A ello se suma el interés por la expansión de la frontera agropecuaria, impulsada por la creciente demanda de alimentos del mundo. (Brasil es uno de los primeros exportadores del mundo). 

La reacción del presidente Bolsonaro subestimando la relevancia del incendio, se vincula con esta visión estratégica. Lo mismo sucede con la decisión de enviar 50.000 hombres de las Fuerzas Armadas para sofocar el incendio. La actitud del Presidente frente al incendio fue cuestionada por 9 gobernadores, pero no por la mayoría. El movimiento ambientalista brasileño ha reclamado -junto con artistas e intelectuales- pero es minoritario en el Congreso. Por su parte el Presidente aprovechó el conflicto para alentar el nacionalismo y lo mismo hizo al escalar el enfrentamiento con Macron. Antes de finalizar el año, el Vaticano realizará un gran encuentro para la protección de la Amazonia y sus pueblos originarios, algo que estaba preparado desde el año pasado.  

El incendio de la Amazonia afecta a la región desde distintos puntos de vista, pero la reacción es lenta y poco efectiva. Ya se ha extendido a Bolivia. El presidente Evo Morales, suspendió la campaña electoral para la elección presidencial de octubre y aceptó la asistencia internacional para contener el incendio en la "Amazonia bolviana". Perú ya hace días ha declarado el estado de alerta, adoptando medidas para neutralizar el avance del fuego sobre su selva. En Paraguay se teme la extensión del incendio. En Argentina, puede avanzar sobre las zonas boscosas del norte del país y se estima que el humo podría llegar hasta la capital (Buenos Aires) y lo mismo puede suceder con Uruguay. 

Sobre Ecuador, Colombia y Venezuela también existe el riesgo de propagación, aunque parece menos inminente si se logra controlar el incendio. En realidad es un problema que está afectando a toda América del Sur, siendo sólo Chile la excepción. La región no estaba preparada para esta emergencia -tampoco lo estaban EE.UU. y Europa para el record de calor que han tenido este año- y no funcionan estructuras regionales formales o informales con capacidad de coordinarla. 

El conflicto entre Francia y Brasil pone en riesgo el avance del acuerdo MERCOSUR-UE. El gobierno francés no está dispuesto a abrir su sector agropecuario a la competencia sudamericana y encuentra en el medio ambiente un argumento o pretexto para no hacerlo. Otros países europeos, comenzando por Irlanda, se han sumado a la misma postura. 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores