Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Hacia las PASO

Hacia las PASO PDF Imprimir E-Mail
Jul-27-19, por Rosendo Fraga
 

1. La hiperpolarización como clave 

La estrategia electoral del oficialismo tiene un dilema: generar temor al triunfo de la formula Fernández-Fernández, puede ayudar a polarizar el voto no K, pero ese mismo temor puede aumentar la incertidumbre económica y ello a su vez le complica la elección. Por ahora la "hiperpolarización" indica que ha decidido asumir este riesgo. 

El punto clave, más que la diferencia en puntos, es la distancia del 45% que tenga la fórmula Fernández-Fernández. La encuesta de la Universidad de San Andrés conocida esta semana, da cuenta que FF obtendría 43% en las paso y el oficialismo 37%. Más que los 6 puntos de ventaja, la cuestión es que la fórmula que lleva a Cristina como Vice, habría alcanzado casi el 45%,- el voto en blanco se elimina en primera y segunda vuelta para el porcentaje porque se toman los votos válidos,- muy cerca de ganar en primera vuelta. Este es el otro riesgo de la "hiperpolarización". 

La campaña negativa tiene un nivel de recordación de 7 a uno respecto a la positiva. Decir "ladrón" al adversario se registra mucho más que decir que voy a "mejorar la educación". Es un fenómeno global, no sólo nacional. A medida que se acerque la elección, la campaña se va a endurecer más aún y la "hiperpolarización" genera también esta consecuencia. Ello no sólo baja la calidad democrática,- como sucede en todo el mundo.- sino que también hace más difícil la gobernabilidad. 

Otra consecuencia de la "hiperpolarización" es que aumenta la posibilidad de que la elección se defina en primera vuelta. Si las dos primeras fuerzas suman el 80% de los votos,- como dicen varias encuestas recientes,- la posibilidad de que el primero se acerque al 45%,- como dijimos anteriormente,- aumenta y ello puede llevar a una definición en primera vuelta. 

No está clara la probabilidad de triunfo. Hoy en el mundo occidental las elercciones son mucho más imprevisibles que en años recientes. La elección para el parlamento europeo que se realizó a fines de mayo,- la más grande de occidente,- que se hizo simultáneamente en 28 países, lo confirma. Hoy tenemos neurociencias, big data e inteligencia artificial (algoritmos), para anticipar. Pero ellos permiten predecir con exactitud la conducta de un consumidor, pero no la de un votante. Este es un problema que no resuelve la "hiperpolarización". 

2. La campaña 

Se observa una campaña muy polorizada, tanto en lo electoral como en lo político-ideológico, lo que deriva en un proceso electoral donde el lenguaje se torna más agresivo y se trabaja más sobre las debilidades del oponente, que las fortalezas propias. 

Las PASO serán una gran encuesta verificada, pero puede tener efectos de primera vuelta. En una elección muy polarizada, en la cual los dos primeros sumen 80%, seguramente alguno de ellos estará superando el 40%. Si alguien saca 42 o 43%, queda a 2 o 3 puntos de ganar en primera vuelta con el 45%. 

El oficialismo tiene unidad de comando. Hay una sola campaña. Además, controlar el estado es una ventaja importante para ganar una elección en Argentina, como lo han confirmado las recientes elecciones provinciales. En la oposición, el problema es que hay cuatro equipos de campaña, que todavía no han logrado una coordinación efectiva: el de Cristina en el Instituto Patria; el de Alberto Fernández; el de Kicillof y el de Massa. Resolver esto resulta crucial para que la primera fuerza opositora pueda ganar. 

La economía juega un rol sin lugar a dudas. Hace un mes y medio, una nota en el New York Times se preguntaba: "¿Cómo puede ganar una elección presidencial en Argentina un candidato con 12 causas de corrupción en la justicia y 5 pedidos de prisión preventiva?". El mismo día, en el diario El Pais de España, una nota se preguntaba: "¿Como puede ser reelecto en Argentina Macri con el fracaso económico que tiene?". Un fenómeno explica el otro. Sin la mala economía, Cristina no tendría posibilidad de competir. 

La estrategia electoral debe ser cambiante, tener flexibilidad y capacidad de adaptación. Cristina esta buscando reducir el nivel de rechazo. Pero si Macri sacara una ventaja significativa, seguramente la veríamos retomando protagonismo y tomando riesgo. 

Desde que el dólar se estabilizó, desde mediados de mayo, hace dos meses, Macri acortó distancia y se acercó a la fórmula Fernández-Fernández. La incorporación de Pichetto como candidato a la Vicepresidencia influyó, pero en menor medida. La estabilidad del dólar es clave, no sólo porque calma la ansiedad de los sectores medios y altos, sino porque también es una variable decisiva en la inflación y el precio de los alimentos, que si importan a los sectores de menores ingresos. 

Por ahora, la fórmula Lavagna-Urtubey, puede atenuar pero no quebrar la polarización. Sólo si la economía tuviera una alteración importante, Lavagna podría volver a crecer electoralmente. 

La provincia de Buenos Aires, es un territorio difícil para la Gobernadora María Eugenia Vidal. No hay segunda vuelta, la elección se gana por mayoría simple (un voto) y el Peronismo ahora se ha unido. Además en el conurbano,- donde está la cuarta parte de los votos del país,- los promedios de pobreza y desempleo son superiores al nivel nacional. Nada está definido. Vidal tiene una imagen mejor que la de Macri, pero podría darse que este ganara en el ámbito nacional y ella perdiera en al provincia. 

Con boleta corta,- sin llevar fórmula presidencial.-  van varios gobernadores además del de Córdoba. Tal es el caso de Misiones y Chubut en el Peronismo y Neuquén y Río Negro en los partidos provinciales. Para los gobernadores este mecanismo implica no tener que definirse en el ámbito nacional, pero también perder votos de sus candidatos a legisladores nacionales. Schiaretti renueva sólo dos de los nueve diputados que se eligen en Córdoba porque en 2015, obtuvo sólo dicha cantidad de bancas por la boleta corta. 

La actitud de los mercados el 12 de agosto tras conocerse el resultado de las PASO es simple: si es favorable a Macri, reaccionan positivamente, si en cambio favorece a la fórmula Fernández-Fernández, será negativa. Esto es inevitable, lo que es discutible es la intensidad del efecto. 

3. A dos semanas de la elección 

A dos semanas de la PASO, se está gestando una "hiperpolarización". En la primera elección presidencial con PASO (2011), las dos primeras fuerzas en las primarias (encabezadas por Cristina y Binner), reunieron 62% de los votos. En la segunda (2015), quienes quedaron en primero y segundo lugar (Scioli y Macri), reunieron 68%. Ahora en la tercera, los dos primeros candidatos (Macri y Fernández), podrían reunir 80%. Esta semana, la Nación ha publicado un balance de 11 encuestas y el mismo día Clarín otro de 21. De acuerdo a ellos, hay ventaja de Fernández-Fernández (no irreversible) y Macri-Pichetto han venido reduciéndola. 

La cantidad de indecisos ha bajado levemente. Pero también disminuyó la intención de voto del "tercer espacio". Ambos fenómenos alimentaron dicha "hiperpolarización". Pero el problema más que los indecisos es el voto "blando" o cambiante, que hoy piensa votar a un candidato y mañana cambia a otro. 

No está claro que Alberto Fernández haya incrementado el caudal electoral de su candidata a la Vicepresidencia, que es Cristina Kirchner. Si, ha generado la posibilidad de un puente con factores de poder, grupos de presión y grupos de interés. 

Algo similar ocurre con la elección de Miguel Ángel Pichetto como candidato a Vicepresidente de Macri. Pero le ha dado imagen de gobernabilidad y ha generado entusiasmo en la militancia de Cambiemos, que venía "desentusiasmada" por los resultados adversos en las elecciones provinciales. 

Como suele suceder en los procesos electorales de esta época, la campaña se hace más dura y confrontativa en la etapa final. Se trabaja más sobre la "negativo" que sobre lo "positivo". Si hoy hay "grieta"  habrá más. 

Que la mayoría de las provincias hayan adelantado sus elecciones, podría hacer que gobernadores e intendentes, se sientan menos incentivados para trabajar electoralmente para su fórmula presidencial. Pero cabe recodar que aunque son pocos distritos, todavía no se han elegido autoridades provinciales y municipales en más de la mitad del padrón electoral. (Sólo Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires son el 46%). 

En cuanto al resultado de las PASO, la derrota aunque sea por un voto, es una derrota y el oficialismo como la oposición tratará de ganar. Si lo hace Fernández-Fernández, el argumento no será que es una victoria, sino que volverá a suceder lo que tuvo lugar en 2015. En la PASO Scioli sacó una ventaja de 8 puntos; en la primera vuelta esta se redujo a sólo 2 y en la segunda, Macri ganó por un par de puntos. La Casa Rosada va a relativizar la derrota con este argumento, si es que la sufriera. 

Como dije, la hiperpolarización se ha tornado inevitable. Pero quedarán tres núcleos electorales en las PASO: el de la formula Lavagna-Urtubey; el de centro-derecha (Espert y Gómez Centurión) y el de la izquierda. El electorado del primero puede dividirse, el segundo se inclina más por Macri y el tercero por la izquierda. Pero en las dos últimas fuerzas habrá un voto en blanco de cierta significación. 

Faltan tres meses para la primera vuelta y cuatro para la segunda, si la hubiere. Muchas cosas pueden suceder en un tiempo tan largo en términos electorales. Lo probable es que quien quede segundo sea quien más innove y quien tome más riesgos. La cuestión central es si va a moderar o no el discurso de antagonismo que ha alimentado la "hiperpolarización" y no es fácil que ello suceda. 
 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

CUMBRE MACRI-BOLSONARO

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores