Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Publicaciones arrow Libros arrow Julio A. Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional

Julio A. Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional PDF Imprimir E-Mail
Jul-17-19, por Rosendo Fraga
 

JULIO ARGENTINO ROCA. 

Un lugar incómodo en el pensamiento nacional. 

Francisco A. Taiana. 

Buenos Aires 2019, Universidad Nacional de Quilmes/Centro Cultural de la cooperación Floreal Gorini. 

El autor plantea un problema, que describe, investiga y desmenuza, con prolijidad de historiador avezado. 

Aunque resulte redundante, el párrafo con el cual cierra el libro es por demás elocuente: "Con la perspectiva irónica que otorga el paso de las décadas, podemos advertir como, a más de un siglo de su muerte, la figura del general Julio Argentino Roca, presidente de la Nación, jefe de la oligarquía, jefe del frente de clases anti-oligárquico, jefe de la burguesía revolucionaria nacional, conquistador del Desierto, padre de la soberanía patagónica, genocida de los pueblos originarios, fundador del Estado nacional, agente del imperialismo británico, caudillo federal, oficial mitrista, soldado de la Nación, promotor del pacifismo panamericanista, gran entregador y corruptor del país, abdicador de la política exterior, superador de los conflictos civiles, se mantiene aún elusiva". 

Esta es la cuestión que Taiana no intenta resolver, sino exponer. 

Describe con precisión y fundamento las diferentes visiones sobre Roca que se desarrollan e imponen dentro de la corriente historiográfica revisionista, conocida como tal, por plantear una visión alternativa y antagónica, a la de historia "oficial" o "liberal" de la cual suele mencionarse a Mitre como su fundador, aunque fue una construcción más colectiva que unipersonal. 

En los primeros años del siglo XX, esta corriente es crítica de Roca, desde una perspectiva nacionalista, por la inserción en la economía mundial dominada por el Imperio Británico, primer inversor y acreedor de Argentina en el cuarto de siglo durante el cual Roca dominó la política argentina. 

Como este nacionalismo elitista, se identificaba con la fe y la cultura católica, Roca es cuestionado también por la separación de la Iglesia y el Estado y la ley 1420 de educación obligatoria, gratuita y laica. También por haber expulsado al Nuncio y romper relaciones diplomáticas con el Vaticano. 

Aún en los años setenta del siglo XX, Félix Luna encomienda a un exponente de esta línea historiográfica, Julio Irazusta, el tomo correspondiente a la segunda Presidencia de Roca, de la colección "El Memorial de la Patria". Es crítico sin concesiones e irónico. El anti-roquismo de la visión nacionalista tradicional, sigue vigente como a comienzos del siglo pasado. 

Para esta corriente, la llamada "Conquista del Desierto" lo tuvo al General Roca como "un gran marchador" que avanzó sin encontrar indios que lo combatieran al frente. Habría sido un general victorioso sin victoria y esta una puesta en escena política para justificar su Presidencia. 

La incorporación de las visiones populistas, marxistas y trotskistas que lo van analizando a partir de los años treinta,- que Taiana explica con sus diferencias y matices con mucha exactitud,- muestra un Roca más polémico, pero también ambivalente y llegando en algunos casos a una evaluación positiva. 

Creo que la interpretación de Arturo Jauretche es la más interesante. Para él, Roca es una versión "atenuada" de la línea nacional, presentada por Rosas y los caudillos federales. Pone a su favor haberse impuesto a Mitre,- el arquetipo del enemigo político-militar de los caudillos federales del interior,- derrotándolo militarmente, federalizando la ciudad de Buenos Aires y nacionalizando las rentas de la Aduana. Para Jauretche, con Roca el interior se impone a Buenos Aires, resolviendo el conflicto central que divide a la Argentina entre 1810 y 1880. 

Plantea críticas, pero que no alteran un balance positivo. 

Abelardo Ramos,  avanza en la misma línea de Jauretche, pero siendo aún más elogioso, al articular la trilogía Roca, Yrigoyen y Perón. Jauretche no llega a tanto, más allá de su buena predisposición. 

Las corrientes marxistas por lo general reconocen a Roca su rol como constructor del estado nacional, pero centran su crítica en que lo puso al servicio de la oligarquía y la división internacional del trabajo. Pienso que el Roca de Terzaga deriva de este tipo de interpretación de origen marxista, siendo analizada sobre el final de este libro.  

Perón por su parte, al nacionalizar los ferrocarriles asume en su totalidad los próceres de la historia "oficial liberal" del siglo XIX. Cuando Aloé, Gobernador de Buenos Aires, decreta feriado provincial al 20 de noviembre, día de batalla de Obligado, el Presidente no lo acompaña y cuando le proponen repatriar los restos de Rosas, no lo considera oportuno. 

En la visión desarrollista,- planteada en "El Roquismo" escrito por Ernesto Florit antes de ser designado canciller por Frondizi a los 26 años,- predomina una visión positiva, que dicho Presidente usó más de una vez en sus discursos. 

Como bien se explica en el libro, al evolucionar el Peronismo durante el período de "la Resistencia" a posiciones más combativas y hasta revolucionarias, la interpretación histórica del nacionalismo va cambiando y se hace más popusita. Tacuara,- la lanza de los gauchos federales,- es una organización derivada del nacionalismo católico tradicional, Montoneros en cambio, es la denominación de un grupo de la guerrilla peronista que si bien tiene en gran medida el mismo origen ideológico, asume posiciones hacia la izquierda, reindicando al  Che Guevara y la Revolución Cubana. 

Pero en la interpretación histórica de ambas expresiones políticas, la "bestia negra" de la historia argentina en Sarmiento y no Roca. 

La visión de Roca como exterminador de indios, pienso que comienza en los años setenta y se trata de un movimiento global, que tiene su manifestación local. Tiene lugar en EEUU, México, Perú, Chile y en Europa que comienza a asumir las "culpas de la conquista", ya sin colonias que justificar. 

Pero es en Kirchnerismo, donde la visión "anti-roquista" adquiere carácter de política estatal. Más de medio centenar de calles, avenidas y plazas que se llamaban Roca, pasan a adoptar otro nombre. En los casos de Río Gallegos y la capital de Tucumán,-su provincia natal,- el nuevo nombre es Néstor Kirchner. 

Taiana dice con razón de que la caracterización de Roca, (un General), como genocida, tiene influencia de las necesidades políticas del momento, para encontrar una interpretación histórica a la política de derechos humanos. Agregaría, que en el Kirchnerismo adquirió mucha influencia la visión de Osvaldo Bayer sobre Roca. Se trata de la interpretación anarquista y desde esta perspectiva no tiene salvación, porque la construcción del estado nacional no es algo positivo. 

El autor ha hecho un aporte muy importante para la historiografía sobre Roca. Lo hace con un libro equilibrado, que no pretende imponer ninguna interpretación definitiva, hace un aporte a la cultura política, hoy dominada más por la confrontación que por la búsqueda del consenso. 

Rosendo Fraga

Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

CUMBRE MACRI-BOLSONARO

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores