Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio

Los EE.UU. de Trump, primera potencia militar pero su influencia se debilita PDF Imprimir E-Mail
Feb-28-19, por Rosendo Fraga
 

Los EE.UU. siguen siendo la primera potencia militar global y Trump al mismo tiempo que lo mantiene e incrementa, busca un repliegue de los compromisos externos en materia de seguridad. En 2019, el gasto en defensa estadounidense es el 38% del mundial. Cinco veces más que China y diez que Rusia. Es en la carrera espacial y en dominio satelital, donde EE.UU. busca asegurar su primacía en el largo plazo. 

La denuncia del tratado para limitar las armas nucleares de alcance intermedio -firmado en los años ochenta por Reagan y Gorbachov- apunta a permitir a la Administración Trump desarrollar nuevas armas nucleares que aseguren su primacía en el largo plazo. Sobre esta política, EE.UU. realiza una estrategia para disminuir sus compromisos externos en materia de seguridad internacional. La Cumbre entre Trump y el dictador nor-coreano  (Kim) que tiene lugar en Vietnam es una jugada en este sentido. El objetivo estadounidense es que acepte la "desnuclearización" de su país, lo que para Trump es una gran victoria diplomática, que permitiría comenzar un repliegue gradual de la presencia militar estadounidense en el extremo oriente. 

En Afganistán, enviados de EE.UU. negocian la paz con los talibanes al margen del gobierno afgano pro-estadounidense. Trump busca poner fin a 18 años de guerra en este país, habiendo anunciado la reducción a la mitad de sus tropas este año. En Siria, también anunció el repliegue de las tropas desplegadas en el país. Para cubrir este "repliegue" ha buscado en febrero, dos éxitos resonantes en política exterior: anunciar la derrota del EI en Siria y el derrocamiento del dictador venezolano (Maduro).  

La cumbre de la coalición anti-EI reunida en Varsovia dos semanas atrás y la Conferencia de Munich volvieron a plantear el conflicto de Washington con Europa: el financiamiento de la defensa europea. Los sesenta países que integran la coalición contra el EI en Siria -de los cuales enviaron tropas sólo cuatro- se reunieron en la capital polaca, con la presencia del Vicepresidente de los EE.UU. (Pence) y el Secretario de Estado (Pompeo). 

Casi simultáneamente, se reunió en Munich la Conferencia anual sobre seguridad europea, a la que asistieron los dos funcionarios mencionados. El mensaje estadounidense -reiteradas numerosas veces- fue claro: que Europa se haga cargo de la mayor parte del costo de la defensa continental, que tiene a la OTAN como primer sistema defensivo. Los países europeos por su parte - especialmente Alemania y Francia- reiteraron el propósito de constituir una fuerza militar europea al margen de la alianza atlántica. Pero la realidad es que EE.UU. destina a defensa cerca del 3,5% de su PBI y Europa sólo 1,5%, aunque tiene el compromiso de llegar al 2% en forma gradual. Además, al tener cada país europeo fuerzas armadas nacionales, ello les quita capacidad operativa conjunta. A su vez Rusia, a través de la televisión estatal, hizo público los cinco blancos que ha elegido en el territorio estadounidense, para sus nuevos misiles hipersónicos, como respuesta a la decisión de Trump de denunciar el tratado de armas nucleares de alcance intermedio. 

En Asia, la política de Trump es buscar la distensión, tanto con Corea del Norte, así como también la paz en Afganistán. La pugna entre EE.UU. y China por la hegemonía global, se desarrolla en cuatro ámbitos: el comercial, el conflicto geopolítico en el Mar del Sur de China, la lucha por el predominio tecnológico y la carrera espacial. Pero un acuerdo entre Washington y Pekín ha permitido que avancen las conversaciones de Trump con Kim. 

El primer ministro japonés (Abe) ha pedido el Premio Nobel de la Paz para el Presidente estadounidense por esta gestión, algo que lo halaga y lo alienta a tener éxito. Al mismo tiempo, Trump acelera las conversaciones de paz con los talibanes, para permitir el repliegue de las tropas estadounidenses que están en el país desde fines del 2001.  El gobierno afgano pro-estadounidense se siente traicionado por la actitud estadounidense. El choque entre India y Pakistán -ambas potencias nucleares- pone a EE.UU. en una situación compleja, pero también a China Rusia. 

En Cercano y Medio Oriente, Trump se plantea como prioridad anunciar la derrota del EI en Siria. La realidad es que los combatientes de esta organización en este país, no pasarían hoy del millar y dominan sólo un kilómetro de territorio urbano, manteniendo centenares de civiles como rehenes. Han sido detenidos centenares de yihadistas europeos y el Presidente de EE.UU. ha pedido a sus países de origen que los reciban y detengan, pero sus gobiernos se niegan, generando otro foco de tensión con Washington. 

El comandante militar estadounidense en Siria, con el apoyo de jefes del Pentágono, impiden que Trump anuncie esta victoria, argumentando que el EI, aún vencido militarmente, puede realizar atentados suicidas que provoquen decenas de víctimas fatales. Si bien frente a la renuncia del canciller de Irán (Zarif) el Secretario de Estado de los EE.UU. lo acusó junto con el Presidente (Rohani), de integrar una "mafia religiosa corrupta", las acciones para provocar un cambio de régimen en Irán -hace pocas semanas se conmemoró el 40º aniversario de la caída del régimen del Sha- parecen haberse moderado por ahora. 

En América Latina, Trump esperaba provocar la caída del Presidente Maduro en pocos días, algo que no ha sucedido. Pese a las sanciones económicas el régimen totalitario sigue firme. Es que el gobierno chavista hoy se parece más a un totalitarismo al estilo cubano, que a un populismo autoritario. El reconocimiento por parte de los principales países de occidente al "Presidente Encargado" (Guaidó), la aplicación de sanciones económicas que incluyen la incautación del petróleo y los fondos de la petrolera estatal venezolana (PDVSA), las sanciones a funcionarios del régimen -congelamiento de fondos en el exterior, quite de visas para entrar a los EE.UU.- la presión que tuvo lugar con motivo del intento de entrar ayuda humanitaria para ser repartida a la población por la oposición, muestran que Maduro se mantiene firme. 

Tanto EE.UU. como los líderes de la oposición venezolana han dicho que "todas las opciones están sobre la mesa" sin descartar una intervención militar extranjera, que rechazan los principales países de Europa y América Latina que reconocen a Guaidó. 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

CUMBRE MACRI-BOLSONARO

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores