Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow El 40 aniversario de la constitución española

El 40 aniversario de la constitución española PDF Imprimir E-Mail
Dic-13-18, por Rosendo Fraga
 

El 6 de diciembre se cumplieron 40 del referéndum que dio sanción de la Constitución de España. 

Al referirse a tema en un articulo publicado en el diario Clarín el mismo día, el Embajador de España en Argentina, Javier Sandomingo, comenzaba diciendo "La Constitución liberal de 1812, inauguró nuestra historia constitucional moderna". 

Es el mismo momento en el cual el conflicto en pos de la independencia se desarrollaba en Hispanoamérica en forma confusa, con avances y retrocesos y un proceso en el cual los conflictos políticos de España se entrelazaban con los hispanoamericanos. 

Aunque es un tema poco estudiado, dicha la Constitución de Cádiz, dejó huellas en las dos Constituciones sancionados, pero  nunca vigentes de la República Argentina, en las primeras décadas del siglo XIX,  la de 1819 y la de 1826. 

Fue un momento en el cual las afinidades políticas, acercaron a liberales españoles e iberoamericanos, y el intento de acordar lo que hubiera sido un cierre al conflicto mediante un acuerdo, concentró los esfuerzos en Perú de San Martín y el Virrey Pezuela. 

Un siglo y medio más tarde, la Constitución española de la cual se conmemora el 40 aniversario de su sanción, irrumpe en un momento en el cual ocho de los diez países iberoamericanos de América del Sur,- al igual que Brasil,- estaban gobernados por gobiernos militares. 

Dos años después, se democratiza Perú, en 1980 y entre 1983 y 1984 lo hacen Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia. 

En este contexto, la transición española, en la cual la Constitución del 78 es  una pieza clave, fue un punto de referencia principal para el diseño de los modelos de democratización en la región. El éxito del proceso español, fue modelo e incentivo para la democratización iberoamericana en los años ochenta. 

En estos términos, el consenso puesto en evidencia en los "Pactos de la Moncloa", fue un modelo a alcanzar para los países iberoamericanos. Pero la conmemoración española de su Constitución, permite también mirar hacia el futuro. 

España,- como sucede en la mayor parte del mundo occidental,- enfrenta dificultades y desafío de distinto tipo, pero lo hace asumiendo que la Constitución es un el instrumento idóneo para resolverlos con diferencias, pero si traumas o enfrentamientos irreversibles. 

La conmemoración, no sólo mostró a todas las fuerzas políticas relevantes participando,- incluso algunas no mayoritarias que hoy cuestionan el régimen monárquico,- de la misma, sin por ello renunciar a sus posiciones y  postergando el debate sobre ellas para el momento oportuno. 

La modernización, adecuación o reforma del texto constitucional, está en el debate político español, pero ello no se mezcló con la conmemoración. 

Se trata del texto constitucional español que más tiempo ha regido y ello de por si dice mucho. En paralelo, el 10 de diciembre Argentina ha cumplido 35 años del reestablecimiento  de la democracia, siendo el periodo más largo de su historia, de estabilidad institucional con voto popular. Ambos hechos, valorizados en paralelo, nos dicen que en el mundo iberoamericano hay cosas que han cambiado respecto al pasado y lo han hecho para bien. 

El Rey Emerito Juan Carlos I, participando de la conmemoración y recociéndose su rol decisivo en los en los años setenta y comienzos de los ochenta, para que España diera los pasos institucionales para entrar a la modernidad política y la prosperidad económica, es un hecho relevante. 

Todos los ex presidentes de gobierno ratificando con su presencia la importancia que la Constitución tiene para todos los españoles, también lo es. Seis días antes en Buenos Aires, los ex presidentes eran invitados durante la Cumbre del G20 a la comida con la cual se agasajo a los jefes de estado y de gobierno presentes en el evento. Fue una señal política positiva, quizás no adecuadamente valorada, que coincide con el espíritu de la conmemoración española. 

Pero en mi opinión, fue el discurso que pronunció el Rey Felipe VI, el que aporta para Iberaomerica en general y Argentina en particular un mensaje actual y necesario para enfrentar los desafíos y conflictos del futuro. 

Calificó a la Constitución de 1978 "como el mayor éxito político de la España Contemporánea", que fue y es el "pacto de convivencia de los españoles". 

Destacó su trascendencia afirmando: "No es una constitución más, es la primera sancionada a consecuencia de un acuerdo" y "la primera que no divide a los españoles, sino que los une". 

Resaltó "el espíritu de reconciliación" que además "ha traído el mayor desarrollo de la historia de España". 

En uno de los párrafos centrales dijo: 

"La Constitución es un mandato permanente de concordia entre los españoles, la voluntad y el entendimiento a través de la palabra y la razón y el derecho; la vocación de integración respetando nuestras diferencias y nuestra diversidad;  y el ánimo, solidario y generoso, que edifica y cohesiona la fibra moral de nuestra sociedad". 

También dijo "Una vocación integradora que no supone uniformidad, no  significa olvidar o suprimir la diversidad territorial, ni negar la pluralidad, sino asumir y reconocer a todas ellas en una realidad nacional común en la que caben diferentes modos de pensar, de comprender y sentir" y "que es de todos, construida por todos y sentida y compartida por todos". 

Reconoció a su padre su rol decisivo para instaurar en Espala la monarquía parlamentaria, que es el sistema de gobierno establecido en el texto constitucional. 

Sostuvo que "la democracia no tiene vuelta atrás" y defendió los valores de la Constitución para resolver "los problemas políticos, económicos y sociales del país". 

Dijo que la Constitución "une a los españoles respetando nuestras diferencias y nuestra diversidad", señalando que es necesarios "seguir construyendo" sobre esta base. 

También reconoció la posibilidad de modificar el texto al pedir "una España abierta a los cambios". Instando a hacerlo "con espíritu critico, pero constructivo. El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo que la reforma era necesaria; el líder del principal partido de oposición, Pablo Casado se pronunció defendiendo la vigencia del texto, como un límite a los excesos; el líder de Podemos insistió en su cuestionamiento al régimen monárquico, pero sin exigencias inmediatas. Las diferencias no desaparecieron, pero se manifestaron en un marco de respeto y pluralismo, como lo había dicho el Rey. 

Sandomingo, en el artículo mencionado expresó su opinión, de que La Constitución sea una construcción "en la que todos nos sintamos razonablemente cómodos, aunque nadie lo esté del todo".

Es decir, que sirva para la tolerancia y para entender que muchas veces la búsqueda de lo perfecto nos aleja del bien posible.
 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

CUMBRE MACRI-BOLSONARO

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores