Navegador



Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Defensa arrow La agenda regional del ministro de Defensa del Brasil

La agenda regional del ministro de Defensa del Brasil PDF Imprimir E-Mail

May-16-08 - por Fabián Calle

En una reciente entrevista a un semanario alemán, el Presidente del Brasil Lula da Silva afirmó que Hugo Chávez era "el mejor Presidente de Venezuela de los últimos 100 años". Estas provocativas declaraciones podrían ser vistas como un acto meramente retórico y aislado frente a la postura "pro-mercado" y de relaciones estrechas con los EE.UU. que se le atribuye, especialmente en la Argentina, al mandatario brasileño. Hechos recompensados, según esta misma línea argumental, con el "grado de inversión" logrado por algunos de los activos financieros del gigante sudamericano. No obstante, si orientamos la atención más allá de lo económico y nos adentramos al plano de la Defensa y la seguridad nacional, podremos notar que estos desmedidos elogios al líder bolivariano no necesariamente parecen ser la "excepción que confirma la regla". A modo de ejemplo, pocas semanas después del ataque al campamento de las FARC en territorio del Ecuador acaecido el 1 de Marzo pasado, el influyente ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, afirmaba que la principal hipótesis de conflicto de su país era un eventual choque con "una país vecino" respaldado por una "superpotencia extraregional". No hay que agudizar demasiado el ingenio para pensar en la dupla Colombia-EE.UU. El propio Plan de Defensa Nacional que Brasilia dará a conocer el 7 de septiembre próximo, incluiría un fuerte incremento en el traslado de fuerzas militares desde el Sur y centro-Sur del Brasil (en especial de la zona de Río de Janeiro) al Norte y Oeste. Volviendo a Nelson Jobim, durante una entrevista concedida a un medio de prensa del Ecuador, subrayó la posibilidad cierta de que empresas de armamento rusas se instalen en su país para llevar a cabo tareas de mantenimiento de los sistemas bélicos de ese origen que viene llevando a cabo Venezuela y, en mucha menor medida por el momento, el propio Brasil.

Siguiendo con las declaraciones y agendas de este funcionario, durante su gira hemisférica para explicar los alcances del futuro "Consejo de Defensa Sudamericano", se reunió por dos horas con Hugo Chávez y luego brindaron una conferencia de prensa conjunta. En la misma, ambos destacaron la existencia de "amplios consensos" en la postura de los dos Estados sobre la utilidad y roles del Consejo y sobre la necesidad que Washington no se involucre en su gestación y desarrollo. Cabe recordar, que a comienzos del año 2006 la Agencia Brasileña de Inteligencia dejó trascender un informe en donde alertaba sobre la creciente presencia militar estadounidense en Sudamérica y su impacto en los intereses estratégicos brasileños. Asimismo, pocos días atrás se dio a conocer la autorización de Brasilia para que se concrete la venta al Ecuador del Presidente Rafael Correa de 24 aviones de ataque a tierra Super Tucano. De los cuales, según el mismo Correa, 12 serán instalados en las cercanías de la frontera con Colombia.

Para concluir, cabría recordar que estas "heterodoxias" brasileñas con respecto a lo que se esperaría de un "aliado de los EE.UU." en la región se ven complementados por las referencias emanadas de Itamaraty con respecto a los importantes intereses energéticos del Brasil con Irán al momento de explicar la abstención del Brasilia en el plenario de INTERPOL de noviembre pasado frente al pedido de la Argentina (con el respaldo estadounidense e israelí) de la captura internacional de casi una decena de funcionarios persas bajo sospecha de ser partícipes del ataque a la sede de la AMIA en 1994. O la reciente firma de un acuerdo entre Petrobras y la venezolana PDVSA para construir de manera conjunta una refinería para petróleo pesado por más de 4000 millones de dólares.

Pocas dudas caben que la presencia de Chávez y su confrontación política y retórica con Washington, le brinda al Brasil la posibilidad de articular una compleja y eclíptica política de "oscilaciones" en donde se busca y, muchas veces se logra, obtener los máximos beneficios con mínimos costos. Todo ello potenciado por una sociedad como al brasileña, y en especial sus medios de prensa, que tienden a "politizar" mucho menos que en países como la Argentina las opciones y estrategias de política exterior. En otras palabras, si la "amenaza bolivariana" no existiera el Brasil tendría que buscar la forma de crearla. Tal vez no casualmente, en los críticos días del año 2002 en donde la presidencia de Chávez se tambaleaba fue el gobierno brasileño el que lideró la creación del "Grupo de amigos de Venezuela" para darle una mayor contención a entonces acorralado régimen.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores