Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow El conflicto migratorio llega a América Latina

El conflicto migratorio llega a América Latina PDF Imprimir E-Mail
Ago-23-2018, Por Rosendo Fraga
 

Hasta agosto de 2018, América Latina parecía la región del mundo con menor conflicto por las migraciones, pero esto está dejando de ser así. El movimiento de poblaciones, ya sea generado por la pobreza extrema o la violencia, es un conflicto global característico del siglo XXI. EE.UU. con el Muro que Donald Trump ha comenzado a construir en la frontera con México y Europa bloqueando la llegada desesperada de africanos a través del Mediterráneo, son las manifestaciones más difundidas. 

Pero los países con mayor porcentaje de refugiados están fuera de Occidente. El Líbano, tiene el 20% de su población, que son refugiados expulsados de sus países por conflictos violentos (palestinos, sirios, iraquíes, etc.). Jordania tiene casi el 10% de sus habitantes de este mismo tipo de inmigración, generada para escapar de los enfrentamientos armados y las persecuciones. Turquía, tiene un porcentaje de aproximadamente 5% de migrantes provenientes de países de la región por esta causa. 

El porcentaje parece bajo, pero son aproximadamente 3 millones de migrantes provenientes del Cercano y Medio Oriente. Han sido retenidos imponiendo  que se trasladen a Europa, mediante un acuerdo de Recep Erdogan (Turquía)  con la UE, financiado por Alemania. Libia es el último punto de África antes de intentar pasar a Europa en condiciones riesgosas o caer en poder de traficantes de esclavos, de africanos provenientes de Mali, Sudán, Etiopía, Eritrea, etc.  

Venezuela es el país que expulsa más migrantes en América Latina y lo hace en función de una combinación de pobreza extrema y represión política. Habrían salido del país en  los últimos dos años, aproximadamente 3 millones de personas, cerca del 9% de la población total. Los dos países que han recibido más migrantes (o refugiados) de este origen, son Brasil y Colombia. Ello ha sido por la simple razón, de que la franja más pobre de la población migra caminando hacia esos países a través de fronteras, que tienen varios miles de kilómetros y que son incontrolables. 

En Brasil, la presión sobre las poblaciones fronterizas es creciente. Pequeñas ciudades de este país de por ejemplo 50.000 habitantes, reciben entre 2.000 y 3.000 venezolanos, que construyen campamentos precarios en las afueras y ello genera diversas tensiones. Brasil tiene más de 200 millones de habitantes y un millón de migrantes venezolanos es menos que el 0,5% de su población total, pero en varias localidades de frontera llegan a ser entre el 10 y el 20%. 

Además, la ayuda internacional para estos migrantes es exigua y todavía la comunidad global no ha tomado conciencia del alcance del problema. El 18 de agosto, en la localidad brasileña de Pacaraima fueron atacados violentamente y quemados, campamentos precarios que alojaban varios miles de venezolanos. Una actitud similar comenzó a extenderse a otras localidades con similar problema. El estado de Roraima, en el norte del país, pidió se cierre la frontera con Venezuela. El gobierno nacional por su parte ha comenzado a enviar suministros para asistir a los migrantes, que con temor van retornando a sus campamentos destruidos. 

 Pero la inmigración venezolana se extiende a otros países del continente y lo seguirá haciendo, al no estar a la vista una solución al drama político y económico que vive Venezuela. Como se dijo, los venezolanos más pobres atraviesan a pie la frontera con Brasil y Colombia, sin pasar por los pasos fronterizos controlados. 

En el caso de Colombia, la migración ha sido normal desde mediados del siglo XX, cuando comenzó la expansión petrolífera venezolana. Pero hasta la llegada del Chavismo, eran los colombianos los que migraban a Venezuela en búsqueda de mejores salarios. Ahora es a la inversa. Colombia ha recibido una migración venezolana que puede alcanzar al 2% de su población. La mayor parte de los migrantes se instala transitoriamente en la zona fronteriza, donde surgen las fricciones. 

El gobierno peruano como el ecuatoriano comienza a rechazar esta migración, exigiendo la presentación del pasaporte, algo que no tienen la mayoría de los venezolanos que emigran a estos países. Sectores de la clase media venezolana, que tienen algunos recursos para trasladarse, lo hacen hacia Chile, Argentina y Uruguay, donde suelen encontrar trabajos por debajo de su capacitación. (Graduados universitarios que lo hacen como empleados). Las clases altas, ya desde comienzos del Chavismo, optaron por la emigración a Miami. 

La violenta represión del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua está generando una migración creciente hacia países de la región, siendo Costa Rica el que más esta recibiendo. La represión violenta en Nicaragua lleva más de cuatro meses. Los muertos se acercan a los 400, los heridos son varios miles -muchos sin ser atendidos en los hospitales- y hay miles de detenidos políticos. Al comenzar a percibir la oposición nicaragüense que en su país podía darse la prolongación del régimen mediante la represión, como ha sucedido en Venezuela, la emigración comenzó. 

Por razones de proximidad geográfica y frontera terrestre de fácil acceso, Costa Rica es el país que más ha recibido. Pasarían de 100.000 los nicaragüenses que han entrado en dicho país. Como es inevitable, el primer destino de los migrantes son las poblaciones de frontera, donde comienzan los conflictos, al representar un porcentaje alto respecto a la población local. El gobierno costarricense ha solicitado sin éxito asistencia internacional para asistirlos, mientras crece la xenofobia contra ellos.  

Panamá también es otro destino para los migrantes nicaragüenses, muchos de los cuales son en realidad exilados. Al mismo tiempo que la migración generada por razones de represión y pobreza irrumpe como un nuevo conflicto en la región, también comienza otro, que preocupa tanto a Occidente como a China: el envejecimiento de la población
 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Nuevo acuerdo con el FMI y tensión social

LATINOAMÉRICA
Trump, López Obrador, Maduro y Bolsonaro

INTERNACIONAL
EE.UU. y China: guerra comercial y conflicto estratégico

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Informe de conflictividad social en Argentina (Set-18)

DEFENSA
Investigación judicial sobre defensa

OPINIÓN PÚBLICA
Evaluación de los paros generales

OPINIÓN
La hora de la anti-política

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores