Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

      RESEÑAS

"Los orígenes del Museo Histórico Nacional", de Carolina Carmans

Apelando a dos enfoques, el de los procesos y el de la biografía, lleva adelante Carolina Carman este interesante libro sobre los orígenes del Museo Histórico Nacional.

resenia_180420_CARMAN.jpg

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Internacional arrow Mientras cruje el G7, las cumbres relevantes suceden en Asia

Mientras cruje el G7, las cumbres relevantes suceden en Asia PDF Imprimir E-Mail
Jun-22-18 - por Patricio Giusto*
 

La última cumbre del "Grupo de los 7" (G7), celebrada en Canadá, puede ser catalogada como un fiasco. El núcleo de coincidencias básicas que históricamente inspiró a este grupo de potencias del orden liberal occidental, parece haberse esfumado. En la actualidad, se perciben tantas posturas como países integran este foro que, hasta 2014, supo contar con Rusia (expulsada tras la anexión de Crimea).

El principal factor disruptivo para explicar la inédita crisis del G7 ha sido la llegada del aislacionista, proteccionista e imprevisible Donald Trump a la Casa Blanca. Desde entonces, las diferencias en cuestiones fundamentales como comercio, defensa y medio ambiente, no han dejado de profundizarse. Trump se regodeó cruzando acusaciones con el anfitrión, Justin Trudeau, y enervó a sus aliados europeos al pedir por la reincorporación de Rusia, la cual es considera una amenaza para la región.

El desconcierto que provocó el mandatario estadounidense quedó reflejado en la icónica imagen que se viralizó en medios y redes: Un Trump sonriente y desafiante, frente a sus preocupados socios, liderados por la alemana Ángela Merkel. Así, la habitual foto de familia que se toma al concluir estas cumbres terminó en caricatura.

La ascendente OSC, la contracara del G7

Mientras el G7 se derrumba en el contexto de la profunda crisis del multilateralismo liberal, cumbres verdaderamente relevantes suceden en Asia. En paralelo al sainete canadiense, se celebró con éxito en la ciudad china de Qingdao una nueva cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Dicho foro ha quedado definitivamente consolidado como la contracara del G7, con la mitad de la población mundial, el 60% del espacio euroasiático y un cuarto del PBI global.

Conformada en 1996 por China, Rusia y cuatro países de Asia Central, la OCS acaba de incorporar como miembros plenos a los archirrivales India y Pakistán. A partir de esta incorporación, en un hecho histórico ambos países celebrarán por primera vez ensayos militares conjuntos. Por otra parte, la OCS tiene como miembro observador a Irán, candidato a ser el próximo pleno, junto a otros países menores de la región.

Al finalizar la cumbre, se firmaron más de diez acuerdos comprensivos entre los países miembros, con compromisos para ampliar los intercambios comerciales, las inversiones y la cooperación en materia de defensa y seguridad. Al mismo tiempo, el ruso Vladimir Putin llevó a cabo una trascendental visita de Estado en China, en la cual firmó con su par Xi Jinping más de cincuenta acuerdos energéticos, alimenticios y de defensa, entre otras áreas. Rusia y China han llevado su alianza al máximo nivel de cooperación estratégica, con casi total alineamiento en materia internacional.

Xi también aprovechó la cumbre en Qingdao para seguir allanando la relación con su más complicado vecino: la India. El presidente chino firmó con su par Narendra Modi dos pactos sobre cooperación en agua y agricultura. Desde ya que el creciente acercamiento entre ambos no resuelve las tensiones fronterizas y la desconfianza de Modi por el avance de China en la región del Océano Índico. Pero fue un gran paso que puede abrir la puerta a nueva etapa de relaciones entre ambas potencias.

Histórica cita en Singapur entre Trump y Kim

Volviendo al G7, Trump se apresuró a abandonar la fallida cumbre porque tenía una reunión mucho más trascendente, en Singapur, con el dictador norcoreano Kim Jong-un. La largamente esperada cita entre ambos culminó de manera exitosa, con el explícito compromiso de Kim de avanzar en la total desnuclearización de Corea del Norte. Por supuesto, quedará en manos de los técnicos ese proceso de verificación, que no fijó plazos concretos. Pero el avance fue notable. Por su parte, Trump se comprometió a suspender los ejercicios militares en la Península, lo que le valió severas críticas de sectores demócratas que lo consideraron una concesión excesiva.

Sea como fuere, nadie puede negar el mérito de Trump por haber alcanzado esta instancia y nivel de compromisos con Kim, algo impensado unos meses atrás. Tampoco se puede soslayar el rol decisivo que tuvieron Xi Jinping y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, para ablandar al astuto dictador. De hecho, el compromiso firmado en Singapur plasmó la estrategia propuesta por China desde un inicio, sobre la "doble suspensión" para desescalar el conflicto. Afortunadamente, esto pareciera haber comenzado a hacerse realidad y es una excelente noticia para el mundo.

Uno de los grandes perdedores de estas cumbres ha sido Japón. Si bien el primer ministro Shinzo Abe debiera celebrar la nueva postura de Kim, nunca Japón estuvo más lejos de su objetivo primordial en la región: Tener una alianza económica y militar consistente con los Estados Unidos y las potencias de Occidente para contrapesar a China y a Rusia. Abe se volvió con las manos vacías de Canadá y, lógicamente, reaccionó con desconfianza a la cumbre de Singapur. Claramente, Japón deberá revisar su estrategia de alianzas en este nuevo contexto regional.

¿Qué representa el nuevo orden alternativo que emerge en Asia?

En definitiva, mientras el orden liberal y sus instituciones multilaterales se van diluyendo y perdiendo relevancia a nivel global, un nuevo orden alternativo está emergiendo en Asia con epicentro en China, la gran potencia en ascenso. Por supuesto, dentro de este nuevo orden hay cosmovisiones, ideologías e intereses que no coinciden con los de Occidente, pero ello no necesariamente implica un choque. Ambos modelos, con sus respectivos organismos y normas, pueden coexistir perfectamente. En ese sentido, el paradigmático caso de China y su ascenso pacífico con foco en la cooperación económica así lo demuestra.

Un escenario probable es que foros restrictivos como el G7 próximamente dejen de existir. Pero no así otros más comprensivos y democráticos, como el G20, que hasta podrían verse fortalecidos si hay mayor apertura. En el caso de los organismos financieros internacionales también podría darse perfectamente una coexistencia pacífica ¿Acaso es una mala noticia para Occidente que China impulse mega-obras de infraestructura con nuevos bancos dispuestos a financiar dichas inversiones?

Para Latinoamérica, este nuevo contexto es una gran oportunidad y resulta necesario que los tomadores de decisión acusen recibo de estos trascendentales cambios. El dinero, las inversiones y las oportunidades comerciales cada vez menos vendrán desde el G7 y cada vez más desde los países que integran la OCS y otros bloques centrados en el Asia-Pacífico, como ser la APEC y la ASEAN. Dicho de otro modo, habrá menos para nosotros en Nueva York y Frankfurt, que en Beijing y Nueva Delhi. Por ello, llegó la hora de desanclarnos de la zona de confort europeo-céntrica.

 

*Patricio Giusto. Doctorando en Estudios Internacionales (UTDT). Master of China Studies (Zhejiang University) y Magíster en Políticas Públicas (FLACSO). Politólogo y docente universitario (UCA). Miembro del Comité de Asuntos Asiáticos del CARI.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Tomar decisiones sin compartir costos

LATINOAMÉRICA
América Latina al culminar marzo

INTERNACIONAL
El mundo entre Trump, Xi y Putin

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
Las reservas de las Fuerzas Armadas: una necesidad actual

OPINIÓN PÚBLICA
Una campaña de 20 meses

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores