Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow La confianza en Argentina no se recupera

La confianza en Argentina no se recupera PDF Imprimir E-Mail
Jun-20-18, por Rosendo Fraga
 

Pese a que Argentina ha recibido un "paquete" de ayuda por 55.000 millones de dólares y que acaba de cambiar el Presidente del Banco Central, no pudo controlar el precio del dólar.

En sólo cinco días hábiles, a veces lo dejó flotar, otras intervino vendiendo dólares desde el Banco Central y se anunció que de los 15.000 millones de dólares que Argentina recibirá en los próximos días tras la aprobación de acuerdo con el FMI por parte de su Directorio, la mitad irá a las reservas y la otra mitad será vendida en el mercado, abasteciendo la demanda local de dólares.

Pero el problema central no es la supuesta "mala praxis" de Sturzennegger al frente del Banco Central, las dudas que viene mostrando el mercado desde hace tres meses respecto a su sucesor Luis Caputo, o los problemas que podían representar los ministros que han sido relevados en Producción, José Luis Cabrera, y Energía, Juan José Aranguren.

 

La cuestión es que Argentina sufre una "crisis de confianza" que el mismo presidente Mauricio Macri reconoció en al noche del domingo 17, que va más allá de cambiar uno u otro funcionario.

 

Que días atrás la OMC haya decidido postergar el inicio del proceso para que Argentina se incorpore a ella y la posibilidad de que esta semana vuelva a postergarse la elevación del país a "mercado de frontera", muestran que las perspectivas de Argentina se han deteriorado, y no sólo coyunturalmente.  

 

Las señales que ha dado el gobierno en los últimos días han ido en contra de recuperar confianza. El viernes 15 de junio -cuando el dólar llegaba a 29 pesos pese al cambio en el BCRA y la Reserva Federal aumentaba en 0,25 la tasa de interés- el Presidente firmó un DNU que aumenta en 82.400 millones de pesos el gasto, por encima del presupuesto.

 

Lo hizo después que durante la semana anunció plan de fomento para las PYMES de 33.000 millones de pesos, otro para los textiles y el cuero de aproximadamente 6.000 y que comenzó la semana anunciando la creación de un centenar de juzgados federales nuevos, cuando falta todavía cubrir numerosas vacantes en el Poder Judicial. También firmó un Decreto para devolver 4.800 millones de pesos a las obras sociales sindicales.

 

El martes 13 recibió a cinco gobernadores del PJ y les anunció que no se reducirían los fondos de las provincias para obra pública. Se dijo que serían reducidos en 25% los cargos jerárquicos en organismos como la AFIP y el PAMI y luego se lo dejó sin efecto; se informó que ningún funcionario podría cobrar más que el Presidente y luego se retrocedió en la decisión; se presentó como argumento para reemplazar al Ministro de Energía, que era necesario "atenuar" el aumento de tarifas, cuando la devaluación exige que sea mayor; se hizo trascender que se reduciría la cantidad de ministerios y después se postergó la idea. Son todas decisiones, acciones y señales, que van en dirección contraria a lo acordado con el FMI, que implica un fuerte ajuste.

 

La cuestión es que Macri no termina de asumir que debe sacrificar el candidato por el estadista y que para resolver la grave crisis que enfrenta el país deberá adoptar medidas impopulares.

 

Tanto el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, como el asesor de imagen del Presidente, Durán Barba, sostienen que Macri debe seguir buscando conectarse con la opinión pública y evitar medidas que tienen costo, lo que en los hechos será imposible.

 

El estadista resuelve la crisis sin reparar en los costos que paga, porque es la única manera de hacerlo, pero al intentar eludirlos no la resuelve.

 

El aborto es un ejemplo de ello. Alentado por Peña y Durán Barba, Macri operó sobre los diputados del PJ y del PRO, volcando la votación a favor de la legalización del aborto, aunque las figuras más relevantes del PRO (la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta) pensaban lo contrario.

 

Aunque Macri puede haber ganado algunos puntos al "promover el debate" sobre el tema, lo cierto es que quienes más han ganado en términos políticos son sus enemigos (el Kirchnerismo y la izquierda) y que ha quedado una profunda herida dentro de los votantes del PRO, que son el partido con una posición más fuerte contra el aborto. Carrió ha hecho pública esta situación.

 

Además, la relación del gobierno con el Papa y la Iglesia que ya era difícil, y ahora se ha deteriorado más al asumir Macri una posición activa para volcar votos de diputados a favor de la despenalización.

 

Macri sigue pensando en la elección que viene y no asume que sin resolver la crisis no tiene posibilidad de ganar, y que aún resolviéndola puede perderla. Esta es la clave de la relación con el PJ anti-K: está dispuesto a permitir que tome las medidas pero no a compartir el costo de ellas. Distinta es la posición del Kirchnerismo, que vuelve a insistir en que el acuerdo con el FMI debe pasar por el Congreso, lo que haría inviable su aprobación.  

 

En el plano social la situación se deteriora y julio se presenta como un mes de tensiones crecientes. El paro de docentes, camioneros y otros gremios del 14 de junio y el paro general de la CGT del 25 -al que adhieren los movimientos sociales- son todavía protestas "contenidas" en las cuales se elude la violencia.

 

Pero los movimientos sociales piden al gobierno un aumento en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros subsidios sociales. En caso de no lograrlo, a partir del mes próximo reclamarían alimentos frente a los supermercados, lo que puede generar fuerte tensión y riesgo de desbordes.

 

La Comisión de Pastoral Social del Episcopado se reúne entre el 22 y el 24 de junio y allí se renovarán los vínculos entre la Iglesia Católica y sindicatos y movimientos sociales, el fin de semana previo al paro general. Será el primero durante un Mundial que se registre en Argentina y ello pone de manifiesto que la dinámica del conflicto social se desarrolla con intensidad.

 

Macri especula con pedir al FMI le permite destinar 13.000 millones de pesos de lo que reciba para atender las urgencias sociales.

 

En cuanto al fútbol, influye sobre el humor social. El empate con Islandia es percibido como una derrota y el gobierno espera una victoria contra Croacia el jueves 21 de junio para compensar.

 

Por último, la semana pasada tuvo lugar la primera protesta contra la Cumbre del G20, protagonizada por decenas de personas desnudas en el centro de Bariloche.

 


 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Macri consigue el presupuesto y Cristina avanza

LATINOAMÉRICA
Opinión pública, insatisfacción e instituciones en América Latina

INTERNACIONAL
Se debilita la cohesión política de Europa

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Informe de conflictividad social en Argentina (Nov-18)

DEFENSA
Investigación judicial sobre defensa

OPINIÓN PÚBLICA
Cómo salir del péndulo ideológico

OPINIÓN
Una necesaria cultura de defensa

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores