Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow La represalia a Siria y sus consecuencias

La represalia a Siria y sus consecuencias PDF Imprimir E-Mail
Abr-19-18 - por Rosendo Fraga

El ataque de las potencias occidentales a Siria ratifica la alianza militar de ellas y el peso que tiene Trump como Presidente de la primera en el ámbito global. Fue una decisión adoptada en gran medida por razones de política interna, antes que por necesidades militares o de política exterior. El reemplazo semanas antes del titular del Consejo de Seguridad Nacional (General Mac Master) -expresión del ala moderada de la Administración- por quien fuera el embajador de Bush (h) en la UN cuando la segunda guerra de Irak (Bolton) terminó siendo un antecedente necesario para una operación como esta. Al mismo tiempo, el contrapunto entre el Jefe del Pentágono (General Mattis) y la embajadora de Trump en las UN (Halley) confirmó la reticencia del estamento militar frente a este tipo de operación. Tras el ataque, ella dijo que EE.UU. estaba listo para atacar de vuelta si fuera necesario, en cambio el primero sostuvo que no estaba prevista una nueva operación contra Siria. El Pentágono logró imponer su plan de operaciones, de realizar un ataque preciso y circunscripto, que privilegiara evitar víctimas, aún a costa de limitar la destrucción de los blancos. La imagen de Trump en la opinión pública con esta operación ha subido, como lo hizo al desplegar la Guardia Nacional en la frontera con México. Al momento de realizarse la operación contra Siria, el Presidente se encontraba con la mayor aprobación desde abril de 2017, es decir durante el último año. Trump volvió a mostrar sus contradicciones. Había dicho que ordenaba la retirada militar de Siria y a los pocos días ordenó el ataque, con el argumento del ataque químico. Anunció nuevas sanciones contra Rusia y las canceló un par de días después.

La decisión del Reino Unido y Francia de acompañar a los EE.UU. confirma la alianza militar occidental, al participar las tres potencias nucleares de la misma. Sobre más de un centenar de misiles lanzados, fueron pocos los que estuvieron a cargo de las potencias europeas. El Reino Unido contribuyó con 4 aviones y Francia con otros tantos, pero también los disparó desde buques y utilizó misiles con casi 1.000 kilómetros de alcance. Fueron las Fuerzas Armadas estadounidenses, con unidades navales -desde los que se dispararon misiles- y áreas, los que aportaron el grueso de los medios para la operación. Los tres jefes de gobierno adoptaron la decisión de atacar Siria con varios días de anticipación y sin consultar a sus parlamentos, aunque no se trataba de una respuesta militar inmediata frente a un ataque imprevisto. Esto y no la decisión en concreto, es el primer argumento de la crítica que realizan las tres oposiciones. Pero se evidenciaron algunas diferencias. Mientras EE.UU. y Francia dijeron poseer pruebas sobre el uso de armas químicas por parte del gobierno de Al Assad, la Primera Ministra británica (May) habló de sospecha. Macron pidió a Trump la permanencia de sus tropas en Siria y la jefa del gobierno británico no lo hizo. La OTAN respaldó decididamente el ataque, interpretando que es una advertencia a Rusia, hoy su principal amenaza. Pero la UE lo hizo en forma menos firme. Alemania se negó a participar en la operación y los países del sur del continente, que tienen al terrorismo fundamentalista como principal amenaza, tampoco lo hicieron aunque prestaron sus bases para el despliegue de la Fuerza Aérea estadounidense.

Fuera del mundo occidental, el ataque puso en evidencia divisiones y alineamientos. Lo más relevante fue que China rechazó el ataque occidental a Siria, con lo cual ratificó, una vez más, su coincidencia con Rusia en los grandes conflictos estratégicos. Irán rechazó el ataque, ratificando su alianza político-militar con Moscú y Damasco. En el Magreb rechazó el ataque Argelia y en América Latina lo hicieron Venezuela y Cuba, los dos gobiernos más enfrentados con los EE.UU. En el mundo árabe, lo rechazó Irak confirmando la existencia de un eje musulmán chiíta, al cual se acerca, pero sin intervenir militarmente. Turquía, que se había sumado en los últimos meses a Rusia e Irán en el conflicto sirio buscando encauzar una solución al mismo, manteniendo a Al Assad en el poder, en un giro un tanto imprevisto respaldó el ataque. Ello fue más por sus intereses específicos en el conflicto sirio, que por pertenecer a la OTAN.

En el mundo musulmán, las divisiones también se evidenciaron, con la mayoría de la Liga Árabe apoyando indirectamente el ataque. Se reunió de urgencia y liderada por Arabia Saudita, responsabilizó a Irán por la inestabilidad regional. Fue una forma de avalar el ataque, al rechazarlo el gobierno de Rohani. Cabe señalar que Irán al igual que Turquía, son países musulmanes no árabes y que mientras el primero pertenece a la rama chiíta del Islam, el segundo a la sunita. Israel apoyó el ataque pero no participó del mismo, ya sea por decisión propia o por pedido de las potencias occidentales. Pero aprovechó el ataque para bombardear blancos iraníes en territorio sirio, dando muerte a 20 integrantes de las Fuerzas Armadas iraníes. Rusia dice que en el ataque fueron destruidos misiles occidentales por su defensa anti-aérea, algo que niega EE.UU. Pero Moscú ha informado que proveerá al gobierno sirio de las baterías antimisiles más eficaces que tiene, las S-300, algo que preocupa a Israel, ya que puede afectar la capacidad ofensiva de sus ataques aéreos contra los blancos iraníes. Evitar la instalación permanente de bases militares iraníes en Siria, es objetivo israelí prioritario. Se duda de la efectividad del ataque contra las tres bases militares sirias, ya que Al Assad tuvo tiempo de retirar sus armamentos y supuestas instalaciones de armas químicas de ellas. El Presidente sirio parece haberse fortalecido políticamente con el ataque. En cuanto a los investigadores de la OPAQ -el organismo internacional que supervisa las armas químicas- los inspectores estuvieron en Duma, la localidad en la que supuestamente se realizó el ataque químico, habiendo demorado la alianza ruso-siria su ingreso, quizás para retirar evidencias. Putin por su parte ha respondido con prudencia pero con firmeza, evitando acciones militares de represalia.

En conclusión: el ataque de las potencias militares occidentales a Siria, ha ratificado su vigencia. Trump puede haber mejorado en la opinión pública y se pusieron en evidencia diferencias entre el Pentágono y la Administración; el apoyo de la OTAN fue decidido y el de la UE reticente. Alemania declinó participar. El ataque no tuvo aval de la UN, ni fueron consultados los parlamentos de las potencias que atacaron; en el plano internacional, China rechazó el ataque, respaldando la actitud de Rusia, pero sin intervenir militarmente y en el mundo musulmán, la Liga Árabe respaldó indirectamente el ataque al cuestionar el rol de Irán, coincidiendo con Turquía, mientras que Irak, coincidió con el rechazo del eje chiíta que lidera Teherán.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Macri consigue el presupuesto y Cristina avanza

LATINOAMÉRICA
Opinión pública, insatisfacción e instituciones en América Latina

INTERNACIONAL
Se debilita la cohesión política de Europa

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Informe de conflictividad social en Argentina (Nov-18)

DEFENSA
Investigación judicial sobre defensa

OPINIÓN PÚBLICA
Cómo salir del péndulo ideológico

OPINIÓN
Una necesaria cultura de defensa

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores