Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

      RESEÑAS

"Los orígenes del Museo Histórico Nacional", de Carolina Carmans

Apelando a dos enfoques, el de los procesos y el de la biografía, lleva adelante Carolina Carman este interesante libro sobre los orígenes del Museo Histórico Nacional.

resenia_180420_CARMAN.jpg

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Defensa arrow El ajuste militar británico

El ajuste militar británico PDF Imprimir E-Mail
Ene-26-17 - por Rosendo Fraga

1. El debate sobre la reducción del gasto militar británico

A fines de 2017 ha tenido lugar en el Reino Unido un fuerte debate sobre la reforma militar centrada en una reducción del gasto.

El gobierno de May, designó para dirigir el equipo que tiene a su cargo la “Revisión” de la política de defensa -que se hace periódicamente- al diplomático Mark Sedwill, que prestó servicios en Afganistán y es ahora el asesor de seguridad en la oficina de la primer ministro.

El eje de la propuesta del gobierno es un ajuste o recorte del gasto en Defensa, la que generó una fuerte polémica, dentro y fuera del oficialismo.

Citado por el Comité de Defensa de la Cámara de los Comunes, el General Sir Richard Barrons, quien fue Comandante Conjunto de las Fuerzas Armadas hasta 2016, dijo que si se reduce el gasto en la dimensión propuesta “el sistema militar queda en situación de quiebre”. Agregó que el recorte propuesto “va a dejar el Ejército 20 años desactualizado y sin dimensión para cumplir su propósito de manejarse frente a Rusia en el campo de batalla y en riesgo de una fractura institucional”.

Barrons también dijo al comité de defensa de la Cámara de los Comunes, que si no se ponía más dinero en defensa, el sistema iba a “colapsar”. Destacó el atraso del Ejército en defensa área, drones y cyberataques. “No estamos en condiciones de combatir en un teatro de operaciones como el que llevo adelante Rusia en Ucrania” (guerra híbrida). Dio como ejemplo que el Ejército no está en condiciones de enfrentar la artillería rusa de largo alcance y la capacidad de sus dronnes, que en 15 minutos destruyeron dos vehículos blindados ucranianos de la infantería mecanizada. “Si queremos enfrentar estos desafíos, tenemos que modernizar las capacidades”.

Dijo que las Fuerzas Armadas británicas “nunca van a decir, públicamente, o entre ellas, ante sus enemigos o aliados, que están quebradas. Pero cuando ellas vuelan, navegan o se despliegan en tierra, ven su equipamiento, ven su sustentabilidad, ven las fallas en su entrenamiento y ven a sus aliados, se dan cuenta que no están en capacidad de cumplir sus propósitos”.

En la misma línea, el Almirante Sir George Zambellas, primer lord del Almirantazgo hasta 2016 (Jefe de la Armada), dijo que la capacidad de la Royal Navy para enfrentar a los submarinos rusos era “inadecuada”, si hacían los recortes propuestos.

2. Críticas al ajuste dentro del mismo gobierno

El gobierno británico está buscando ahorrar 20.000 millones de libras a lo largo de los próximos 10 años en el área de defensa. Para eso está revisando las prioridades en materia de riesgos, como Rusia, el terrorismo y los cyberataques.

El proyecto contempla bajar los efectivos del Ejército debajo de los 70.000 hombres, cuando estaba en marcha su incremento de 76.000 a 82.000. Es que el proceso de revisión del gasto militar, incluye reducciones sobre los 36.000 millones de libras destinados al Ejército.

El Ministro de Defensa para Personal y Veteranos Tobías Ellwood -también es teniente coronel de reserva de Infantería del ejército- este legislador que salvó la vida del legislador Keith Palmer, quien durante el ataque terroristas en Westiminster donde está el Parlamento, salvó un colega de la muerte, ha dicho que renunciará si los ajustes se llevan adelante, de acuerdo al Times.

Reducir el Ejército a 70.000 es llevarlo a dos tercios del francés, que supera los 100.000 hombres, algo que parte de los mismos legisladores conservadores consideran inaceptable. Además, complicaría incluso el cumplimiento de los acuerdos firmados en el área de Defensa por May y Macron en su reciente cumbre bilateral del 18 de enero.

Sus críticas, coinciden con las del nuevo Secretario de Defensa, Gavin Williamson, designado el 1 de noviembre -era el encargado de disciplina del bloque conservador del parlamento y figura clave de May- quien ya ha confrontado con el Secretario de Hacienda (Chancellor) Philip Hammond, por los ajustes en el gasto militar, diciendo que los ajustes “son brutales”.

La oficina de revisión del gasto en defensa del gobierno británico presidida por el Embajador Sedwill, propone analizar doce acciones para reducir el gasto (también hay propuestas en seguridad que incluyen reducciones en el MI5 -servicio de inteligencia interno-, MI6 -servicio de inteligencia externo- y la GCHQ -la agencia de vigilancia-. Por el terrorismo, el corte en inteligencia será leve, pero más contundente en defensa.

Uno de los recortes que más resiste Defensa, es el de drones, robots y prevención contra Cyber ataques y uso de la inteligencia artificial. Es que se pretende mantener la capacidad de enfrentar la “guerra híbrida” desarrollada por Rusia en el Este de Ucrania -en apoyo de la secesión- que combina fuerzas irregulares con operaciones sicológicas e intervención encuberta de fuerzas regulares, más drones.

Un área donde se proponen recortes son los buques de desembarco y las fuerzas anfibias. Se plantea demorar la construcción de fragatas y la reducción de los aviones de combate F-35s que se compran para los dos nuevos portaaviones.

El plan para poder desplegar una división completa y reforzada de 35.000 hombres para 2025, queda relativizado.

Esta revisión que comenzó como reducida, derivó en grande, habiéndose realizado la última en 2015, en base a la aprobada en 2010, cuya estructura básica rige hasta hoy. Entonces el Ejército británico tenía 100.000 hombres y había llegado a desplegar en el exterior 10.000 de ellos, fundamentalmente en Irak y Afganistán al mismo tiempo.

Pero no se puede tocar la capacidad militar nuclear, que está fuera de discusión incluyendo los cuatro submarinos Trident. Este proyecto definido por Tony Blair una década atrás, contempla la construcción de cuatro modernos submarinos a propulsión nuclear que transportaran las armas más modernas del arsenal atómico británico y que darán a su armada la segunda capacidad ofensiva marítima después de la estadounidense hasta después de 2030.

3. La oposición en la Cámara de los Comunes

El legislador oficialista Liam Fox, Secretario de Comercio Internacional, reconoció la existencia de una “revuelta” dentro del Partido Conservador contra el recorte drástico del ejército.

El Comité de Defensa de los Comunes, sostuvo que si se adoptaba esta decisión, se iba a hacer perder la prioridad que requiere al área de defensa. Varios legisladores conservadores como Johnny Mercer y Tom Tuhendhat, se pronunciaron en la misma dirección.

Días antes, Julian Levis, el líder del comité de defensa (conservador) dijo “ahora gastamos seis veces más en bienestar social, dos veces y media más que en educación, cuatro veces más en salud, que lo que gastamos en defensa” escribió en una carta a The Guardian, agregando que el Reino Unido estaba abandonando el compromiso de destinar 2% del PBI a defensa asumido en la OTAN.

Lewis argumentó que el gasto debe aumentar al 3% del PBI, argumentando que ello no garantizaba resolver todos los riegos, pero que sin ello no iba a ser posible ni reclutar ni reequipar adecuadamente.

Williamson, el recientemente designado Secretario de Defensa, dijo que necesitaba más tiempo para responder específicamente a la propuesta de revisión, cuyo proceso fue iniciado por su antecesor Michael Fallon.

El mencionado Fox dijo que era necesario esperar el acuerdo a que se llegara dentro del gobierno y en el parlamento, recordando que el Reino Unido tiene el cuarto presupuesto militar del mundo y que es uno de los cinco países de la OTAN que cumple con el compromiso de destinar 2% del PBI a defensa, junto con EEUU, Polonia, Grecia y Estonia. Dijo que hubo tensiones similares cuando él ocupó el cargo de Secretario de Defensa.

Mercer, integrante del Comité, sostuvo que se estaba discutiendo para encontrar una solución al problema de defensa en su conjunto.

Sir Nicholas Soames, yerno de Churchill y militar retirado, legislador conservador e integrante del comité de Defensa, expreso que el Partido Conservador tenía la obligación de unirse contra los recortes en defensa.

Veinticuatro legisladores apoyaron la misma posición, mandaron una carta a Williamson contra la posibilidad de sacar de servicio los dos buques anfibios (HMS Albion y HMS Bulward) diciendo“No estamos preparados para asistir a la degradación de la capacidad anfibia de nuestro país” en esta revisión que está impulsando el gobierno.

Tugendhat, del comité de exteriores, en apoyo de Mercer calificó el recorte como “falsa economía”.

Menzies Campbell, el ex líder liberal, vocero en defensa de su partido, dijo que el gobierno debe “escuchar y aprender” de jefes retirados de las tres Fuerzas Armadas, comentaristas bien informados, miembros de las dos cámaras del parlamento y el mismo Ministro de Defensa, porque todos han expresado su preocupación y ansiedad por los recortes propuestos en defensa, agregando que “reducir el ejercito, reducir la infantería de marina y vender buques de superficie, va a fracturar nuestra capacidad en defensa”. 

Por su parte legisladores laboristas criticaron la propuesta de reducción del gasto militar, argumentando que reducirán los puestos de trabajo en las empresas de defensa.

Frente a estas críticas, el gobierno dijo que todavía no se había tomado ninguna decisión y el Secretario Permanente de Defensa, Stephen Lovegrove dijo que la designación de un nuevo Secretario de Estado (Williamson) traerá alguna demora porque el tiene fuertes puntos de vista sobre la revisión.

Para la Argentina, cabe mencionar que en las doce alternativas de recortes planteadas, no está la guarnición militar británica en Malvinas.

4. La advertencia pública del Jefe del Ejército

Las propuesta del gobierno de May para recortar el gasto en defensa, encontró una fuerte resistencia, dentro de su propio gabinete, en los legisladores oficialistas, los mandos militares recientemente retirados y de los analistas del sector. Ello ha llevado a la alternativa de reducir el gasto en defensa, se haya frenado por ahora.

Ello pareció confirmarse el 22 enero, cuando el Jefe del Estado Mayor del Ejército Británico, General Nick Cater, en una presentación en el “think tank” especializado en defensa y seguridad “Royal United Service Institute”.

Afirmó que “Nuestra capacidad de anticipar o responder a amenazas va ser erosionada si no seguimos el ritmo de nuestros adversarios”. Habló de un nuevo escenario en que “ya no hay separación entre guerra y paz”, sino que hay permanentes zonas grises argumentando “Esta no es una crisis, o una serie de crisis, sino un desafío estratégico que requiere una respuesta estratégica”.

Se refirió explícitamente a Rusia a la cual definió como “la más compleja amenaza que ha enfrentado nuestro país desde la Guerra Fría”. Destacó que en octubre de 2015, mostró su capacidad de ataque a larga distancia al lanzar 26 misiles a través de 1.500 kilómetros hasta Siria; las maniobras realizadas por las Fuerzas Armadas rusas en Kaliningrado, enclave que controla entre Lituania y Polonia, lo que llevo a desplegar fuerzas británicas en el Báltico en el marco de la OTAN.

Destacó que el riesgo es cometer un “error de cálculo” sobre Rusia, sus intenciones y capacidades.

Se refirió también a los ciber ataques, que se dirigen tanto a los ciudadanos como a instalaciones militares y recordó que EEUU ha acusado también a China, Corea del Norte e Irán de realizarlos.

No es común en el Reino Unido una manifestación pública de la máxima autoridad militar, es excepcional y todos suponen ha sido realizada con el aval del nuevo Secretario de Defensa Gavin Willamson.

El objetivo de esta excepcional manifestación pública de la máxima autoridad militar, es impedir que se concrete el recorte del gasto militar propuesto en la “Revisión” propuesta por la oficina de la Primer Ministro.

Si se alcanza, el área de Defensa mantendría el 2% del PBI asignado a Defensa y sería objeto más adelante de una revisión estratégica propia.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Tomar decisiones sin compartir costos

LATINOAMÉRICA
América Latina al culminar marzo

INTERNACIONAL
El mundo entre Trump, Xi y Putin

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
Las reservas de las Fuerzas Armadas: una necesidad actual

OPINIÓN PÚBLICA
Una campaña de 20 meses

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores