Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

      RESEÑAS

"Los orígenes del Museo Histórico Nacional", de Carolina Carmans

Apelando a dos enfoques, el de los procesos y el de la biografía, lleva adelante Carolina Carman este interesante libro sobre los orígenes del Museo Histórico Nacional.

resenia_180420_CARMAN.jpg

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow La política tras los incidentes en el Congreso

La política tras los incidentes en el Congreso PDF Imprimir E-Mail
Dic-15-17 - por Rosendo Fraga

Los tres gobiernos no-peronistas que han gobernado desde 1983, han tenido al mismo tiempo, falta de mayorías parlamentarias y dificultades para el control de la calle. Los acontecimientos de las últimas horas, con los incidentes frente al Congreso y la suspensión de la sesión en Diputados para tratar la reforma previsional, pueden interpretarse en este contexto. Macri no escapa a esta regla. 

Aunque tuvo un triunfo claro en las legislativas, la relación de fuerzas emergente en el sistema político-institucional muestra que está obligado a negociar. Como le sucedió a las administraciones no-peronistas precedentes, esta negociación debe realizarse con los gobernadores y la CGT, ambos alineados con el Peronismo. El gobierno negoció con éxito, pero fue en el momento de la ejecución, cuando las cosas se complicaron. Tanto la disidencia de Elisa Carrió, como la presión de la oposición “dura” en la calle, llevaron a frustrar la sesión en Diputados, que había sido acordada con los gobernadores. 

Pero el antagonismo en política siempre existe. En última instancia, es una dialéctica de voluntades y cada uno trata de imponer la propia sobre el otro. En democracia, la política debe ser entre adversarios, no entre enemigos. Que se piense distinto, no implica ausencia de diálogo. Lo que en Argentina suele llamarse “grieta” es un ejemplo de política entre enemigos, no entre adversarios. Durante los dos años de gobierno de Macri, esta situación no se superó y desde cierto punto de vista puede haber aumentado. 

En el pasado existían los golpes militares y no sólo en el ámbito latinoamericano. Hoy no existen más, pero existen los “golpes de la calle”. Es cuando un gobierno cae por no poder mantener el control de la calle. Le puede pasar a un gobierno autoritario, pero también a uno democrático. Cuando la calle pasa ser ámbito de decisión política, se corre el riesgo de que la fuerza se anteponga al derecho. Una cosa es el reclamo y la protesta. Otra, cuando se impide el normal ejercicio de los tres poderes.  

Para la oposición, lo que se vivió frente al Congreso, fue su  “militarización”. En cambio para el oficialismo, se trató de una acción de fuerza para impedir que el Congreso sesione. La cuestión central es que si los legisladores no votan por temor a la calle, es cuando el sistema deja de funcionar. 

El gobierno ha sufrido una crisis política a menos de dos meses de ganar en forma clara la elección legislativa. Pero esta crisis se resuelve si en los próximos días, el Congreso sanciona la reforma previsional. Lo sucedido, muestra que el Peronismo más allá de sus divisiones, sigue existiendo como fuerza política y que no está terminado. Respecto a la eventual reelección de Macri, faltan casi dos años. Lo sucedido no implica que se haya tornado imposible ni mucho menos, pero confirma que nada es absolutamente seguro en política. 

El avance de las causas judiciales que afectan al Kirchnerismo, han contribuido a polarizar la política, al aumentar la confrontación o en última instancia, a profundizar la “grieta”. 

Una eventual detención de Cristina no puede agravar la tensión política, porque el Senado ha resuelto que el desafuero sólo puede votarse cuando existe condena firme contra un senador, es decir una condena que ya no pueda ser apelada. Por esta razón, durante varios años Cristina no puede ser detenida. 

En conclusión, Macri ganó la elección del segundo año, con porcentajes similares a Alfonsín, Menem y Kirchner, pero sin mayoría en ninguna cámara y con sólo 5 gobernadores. No sólo tiene menos poder parlamentario y territorial que Menem y Kirchner, sino también que Alfonsín. Por esta razón está obligado a negociar. Hacerlo con eficacia, será la clave de su éxito en la segunda parte de este mandato.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Tensión con la Justicia y el 24 de marzo

LATINOAMÉRICA
América Latina al culminar marzo

INTERNACIONAL
El mundo entre Trump, Xi y Putin

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
Las reservas de las Fuerzas Armadas: una necesidad actual

OPINIÓN PÚBLICA
Una campaña de 20 meses

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores