Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow El Gobierno trata de encauzar la crisis por el caso Maldonado

El Gobierno trata de encauzar la crisis por el caso Maldonado PDF Imprimir E-Mail
Sep-12-17 - por Rosendo Fraga

Han pasado 42 días desde el incidente en el cual habría desaparecido Maldonado y cuando faltan 41 para las elecciones, sigue ocupando el centro de la escena política. La campaña electoral, las buenas noticias sobre la economía y las causas de corrupción, están en segundo plano, tanto en el debate político como en la atención de los medios de comunicación. La estrategia del gobierno ha ido girando. De respaldar a la Gendarmería en forma irrestricta, a aceptar sospechas sobre 7 gendarmes que estuvieron próximos al Río Chubut, donde Maldonado fue visto por última vez. Las organizaciones de derechos humanos, los partidos de izquierda y el Kirchnerismo, plantean un conflicto ideológico antes que político entorno al caso. Mientras el Juez de Esquel (Otranto), parece moverse en coordinación con el Ejecutivo, la Fiscal (Ávila), recogerlos puntos de vista de las organizaciones de derechos humanos. De acuerdo al resultado de un peritaje que se conocería esta semana, el Juez decidirá si cita a declarar a los gendarmes que supuestamente estuvieron en la vera del Río Chubut, como testigos o como imputados. Los legisladores de izquierda han  presentado un proyecto de ley para que quienes sean detenidos en protestas sociales sean liberados en forma inmediata mientras se sustancia la causa y ya preparan una gran movilización para el 1 de octubre, al cumplirse dos meses de la supuesta desaparición de Maldonado.  

El gobierno parece haber adoptado una estrategia para reducir costos (que haya sido algún personal de Gendarmería sin cumplir órdenes) y busca eludir la discusión ideológica. La izquierda y las organizaciones de derechos humanos junto con el Kirchnerismo en años más recientes, han logrado imponer la política de que las Fuerzas Armadas no puedan intervenir en seguridad interior. Ahora avanzan un paso más, para impedir que las Fuerzas de Seguridad lo hagan frente a las protestas y movilizaciones. En concreto, la Gendarmería es la fuerza más eficaz con que cuenta el estado argentino para enfrentar este tipo de problemas y  políticamente su uso ha quedado muy limitado después del episodio Maldonado. Mientras tanto las protestas en las calles escalarán. Ya el martes 12, partidos de izquierda, organizaciones de derechos humanos y las asociaciones argentino-palestinas, se movilizan contra la visita de Netanyahu frente a la Embajada de Israel. Colateralmente, se potencia el reclamo indígena por tierras -que apoyan los mismos sectores que reclaman por Maldonado y protestan contra la visita del primer ministro israelí- que reclaman en conjunto 8 millones de hectáreas en todo el país. Vence la ley que suspendió las acciones de desalojo contra indígenas que ocupan tierras sin título válido y el 27 de septiembre, el Senado debe tratar el tema. Una prórroga de esta ley, permitiría al gobierno evitar un problema mayor justo días antes de las elecciones. Para ese día, las organizaciones indígenas, con apoyo de la izquierda, las organizaciones de derechos humanos y el Kirchnerismo, realizarán una movilización frente al Congreso. El gobierno ha ganado las PASO, puede mostrar buenos datos sobre la marcha de la economía y las causas de corrupción siguen amenazando al Kirchnerismo, pero el conflicto ideológico y el control de la calle, aparecen como su desafío inmediato. Entre los imponderables que están por delante, si Argentina no se clasificara en el Mundial, es una situación que puede afectar el “humor social”. 

Pero la pregunta política es cuanto de esta situación puede afectar el resultado electoral del 22 de octubre. Es claro que Maldonado es un imponderable que altera un “statu-quo” que convenía electoralmente al gobierno. Como ha reconocido el mismo Durán Barba permite hacer “negocio político” a los opositores al gobierno. Concretamente, se trata de en que medida Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires podrá polarizar el voto progresista hacia su candidatura. En las PASO, 5% votó a candidatos de izquierda. Para el gobierno, que tengan lugar actos de violencia en las movilizaciones de protesta política y social, pueden favorecerlo, ante el temor que generan en sectores independientes. Pero la cuestión central es en que medida esos sectores serán ganados por la prédica ideológica en torno a Maldonado. Es decir si el tema seguirá siendo central como hasta ahora en los medios de comunicación, si los partidos de fútbol continuarán siendo ámbito del reclamo por él, si en el teatro y los espectáculos de música, se continuará con este reclamo y si se mantendrá el debate en las aulas de la escuela pública acerca de Maldonado. Cabe destacar que el Kirchnerismo ganó la semana pasada las elecciones en el gremio docente nacional (CTERA), con 81% de los votos, derrotando a la izquierda. Hoy no hay una respuesta clara, más allá de las hipótesis y conjeturas. 

Con realismo, el Presidente comenzó a asumir que la negociación será la clave de su éxito después de la elección. No sólo las reformas, sino también el presupuesto, serán tratados recién después del 10 de diciembre, cuando estén en funciones los nuevos legisladores, con un avance importante de Cambiemos en cantidad de bancas. Dos ministros (Triaca y Cabrera), han dicho que no habrá reforma laboral y que sólo se avanzará en acuerdos consensuados por sector para mejorar la productividad. Al mismo tiempo, la CGT decide postergar el paro general para después de la elección. Frente a los movimientos sociales, la decisión ha sido ceder, paras evitar protestas en las calles que converjan con las de tipo ideológico que están en marcha. Los 22 gobernadores,- todos, menos los de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires, incluidos los de Cambiemos,- han coincidido en una posición común contra la pretensión de la Gobernadora Vidal de aumentar la participación bonaerense en la coparticipación, a costa de la cuota que tienen actualmente las provincias. Ya anticiparon que no votaran el presupuesto, ni prorrogarán la emergencia económica ni el impuesto al cheque, si no se llega a un acuerdo satisfactorio sobre este conflicto. La votación que hace tres semanas Cambiemos perdió por 39 a 9 en la media sanción de la ley de Ciencia y Tecnología, fue un anticipo de esta posición. La semana pasada en el Senado, al informar el Jefe de Gabinete, se pudo constatar la influencia de Cristina en el bloque del FPV: sólo 11 de 40, exhibieron la imagen de Maldonado. Pese al éxito de las PASO que bien puede repetirse o incluso ampliarse el 22 de octubre, la negociación con el Congreso, los gobernadores, el sindicalismo y los movimientos sociales, parece inevitable. 

En conclusión: a 41 días de las elecciones y 42 del inicio del caso Maldonado, este sigue ocupando el centro de la agenda política, antes que la campaña electoral, la economía y las causas de corrupción;  el gobierno parece asumir ahora que gendarmes pueden haber golpeado a Maldonado, pero organizaciones de derechos humanos, la izquierda y el Kirchnerismo, no cejarán en la presión sobre el caso;  no está claro el efecto electoral del caso: Maldonado como símbolo puede favorecer a Cristina, pero la violencia en protestas y movilizaciones, juegan a favor del gobierno; por último, gobernadores, Congreso, CGT y movimientos sociales, muestran límites que el gobierno comienza a aceptar y que anticipan un escenario de negociación post-elecciones. 

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores