Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Venezuela y el continente

Venezuela y el continente PDF Imprimir E-Mail
Ago-02-17 - por Rosendo Fraga

La Administración Trump analiza avanzar en sanciones económicas contra el gobierno de Maduro, tras la votación para elegir los integrantes de la Constituyente. La semana pasada, el Departamento de Estado dijo que la elección de este cuerpo era un “límite” que no iba a aceptar. Simultáneamente, aplicó sanciones económicas a 13 funcionarios chavistas acusados de participar en la represión. Una hora después, Maduro los convocó para entregarles a cada uno una réplica del sable de Bolívar como reconocimiento a su “lealtad”. El senador republicano Marco Rubio - una figura con acceso a Trump en los temas referentes a América Latina- hizo público que el Presidente analiza sanciones económicas no sólo a más funcionarios, sino también al gobierno. Hay quienes piensan que si EE.UU. suspende sus importaciones de petróleo crudo venezolano y su exportación de petróleo refinado, ello provocará una crisis del régimen chavista, porque entrará en default y no podrá importar elementos básicos para la subsistencia. Pero esta decisión enfrenta dos problemas. La situación jurídica de la filial de PDVSA en los EE.UU. que tiene 6.000 estaciones de servicio y la otra es el perjuicio que para la población venezolana puede tener una estrategia de este tipo, que aumentaría el desabastecimiento de la población que ya es crítico. La gira latinoamericana que realiza el vicepresidente Pence entre el 13 y el 17 de agosto por Panamá, Colombia, Argentina y Chile tendrá la situación de Venezuela como cuestión central. China y Rusia han decidido impedir sanciones de la UN contra Venezuela y Portugal se opone a ellas en la UE.   

México, como los países más importantes de la región, ha desconocido la legalidad de la constituyente venezolana, mientras que Cuba sigue apoyando al régimen de Maduro. El régimen castrista sigue apoyando al Chavismo y sólo puede modificar esta posición, si Trump revisara la marcha atrás en la recomposición de las relaciones bilaterales que inició Obama. Pero el Presidente estadounidense no dará ese paso con lo cual queda descartada, por ahora, una coordinación Washington-La Habana para encontrar una salida a la crisis venezolana. México por su parte, ha asumido una posición dura frente a Venezuela, que contrasta con la neutralidad que históricamente ha mostrado frente a los conflictos en la región. La realidad es que hoy EE.UU., Canadá, México, Brasil, Colombia, Argentina, Chile y Perú coinciden en desconocer la constituyente venezolana. Pero ellos en conjunto no lograron sumar los votos de El Salvador, Santo Domingo y Haití para sancionar al gobierno venezolano en la OEA y Brasil y Argentina juntos, no pudieron convencer a Uruguay para suspender a Venezuela como miembro del Mercosur. Mientras tanto en Caracas, los embajadores de México, Reino Unido, Francia y España, asistieron a la sesión de la asamblea venezolana, respaldado su decisión de desconocer la Constituyente. Ello sucede cuando el Senado estadounidense podría modificar la partida presupuestaria aprobada por la Cámara de Representantes para la construcción del muro. A ello se agregar que el 16 de agosto comienza la renegociación del NAFTA.   

Venezuela se encamina a un mayor enfrentamiento, cuando Colombia y Perú abren la frontera a los migrantes de dicha nacionalidad, Bolivia mantiene el apoyo a Maduro y Ecuador lo hace en menor medida. Un analista planteaba la semana pasada que había siete alternativas diferentes para la evolución de la crisis venezolana tras la votación para la Constituyente. Cuando hay siete alternativas, es que todo puede suceder y no es posible trabajar sobre un escenario probable. Lo cierto es que la violencia está escalando peligrosamente. Los muertos durante la elección convocada por el gobierno fueron 16, cuando en los cuatro meses previos, alcanzaron a 104. La represión se intensifica y ha vuelto a ser detenido el líder opositor Leopoldo López, acusado de incitar a la violencia. La emigración aumenta y en algunos lugares de la frontera se hace masiva. Los gobiernos de Perú y Colombia -que desconocen la legalidad de la constituyente- han abierto programas para acelerar la legalización de los venezolanos que entren al país. Maduro sigue acusando al “Imperio” (EE.UU.) de estar detrás de la oposición e impulsarla a la violencia. En la región, los países que integran el ALBA (Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y varios del Caribe) y otros que siguen recibiendo petróleo venezolano son su respaldo. Tras la elección, no aparece ningún mediador que sea aceptado por ambas partes. La disolución de la Asamblea y la Fiscalía General, puede ser una decisión de la Constituyente, que implique el paso del autoritarismo al totalitarismo. 

En el ámbito del Mercosur, Brasil, Argentina y Paraguay mantienen una posición hostil hacia el Chavismo, pero Uruguay está más equidistante, lo que deblita la cohesión del grupo en este conflicto. La situación de Temer es precaria, pero probablemente podrá impedir que dos tercios de la Cámara de Diputados acepten la denuncia de corrupción en su contra que puede llevarlo a dejar el poder. La economía muestra baja del desempleo y la tasa de interés es la menor desde 2013, pero el déficit del primer semestre es el mayor en 21 años. Las investigaciones de corrupción que alcanzan a casi toda la clase política siguen avanzando y fue detenido por ellas quien fuera de Presidente de Petrobras y el Banco Central durante la gestión de Dilma (Bendine). Con un nivel de aprobación de sólo 5% en los sondeos, Temer dispuso el despliegue de 8.500 hombres de las Fuerzas Armadas en Rio de Janeiro, frente al descontrol de seguridad que vive la ciudad. Temer ha pasado de ser el Vicepresidente de una coalición de centro-izquierda a asumirse como un Presidente de centro-derecha y desde esta posición desconoce la legalidad de la constituyente venezolana, pero no está en capacidad de ir más allá de eso, mientras que su embajador en Caracas (designado por Dilma) muestra cierta ambigüedad hacia Maduro. Por su parte el Presidente argentino (Macri) -que enfrenta una elección legislativa compleja con el retorno de la ex presidenta Cristina Kirchner al centro de la escena política- ha condenado abiertamente al Chavismo e impulsa sanciones contra Venezuela, pero sin demasiada influencia para imponerlas en la región.

En conclusión: EE.UU. analiza incrementar las sanciones contra el Chavismo, no sólo a sus dirigentes y funcionarios, sino también al gobierno venezolano; sin diálogo con Washington, Cuba defiende al Chavismo, mientras que México asume una postura hostil, al igual que los países más relevantes del continente; tras la elección de la Constituyente, la violencia y la represión escalan, sin otro horizonte claro a la vista y Argentina y Brasil coinciden en no reconocer la elección de la constituyente, pero no están en capacidad de avanzar más allá de ello.  

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores