Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow A horas del plazo para cerrar alianzas

A horas del plazo para cerrar alianzas PDF Imprimir E-Mail
Jun-13-17 - por Rosendo Fraga

El 14 de junio vence el plazo para presentar las alianzas y Cristina sigue dando señales de que competirá, buscando al mismo tiempo impedir hacerlo con Florencio Randazzo en la PASO.  Tres son las razones que la impulsan en esta dirección: su temperamento, que la hace siempre “redoblar la apuesta” en política, en función de su intención de recuperar el poder en 2019;  las tres elecciones locales realizadas el domingo pasado mostraron que el Kirchnerismo, que se presentó separado del PJ en los tres casos, en ninguno alcanzó el 4% de los votos, si ella no se presenta, su influencia política sobre el PJ se seguirá debilitando y la tercera es obtener el fuero que impide su detención en momentos que está asediada cada vez en más causas. Si ella presenta su candidatura el 24 de junio, a partir de esa fecha no puede ser detenida porque la jurisprudencia ha establecido la protección de la libertad ambulatoria para los candidatos. Si sale segunda y entra al Senado, tendrá el fuero hasta 2021. Todo esto hace probable que se presente, pero al mismo tiempo ella no quiere competir con su ex Ministro de Interior y Transporte en las PASO. Aunque los sondeos dan a ella una clara ventaja, ninguna elección está asegurada hoy. Además, tras la competencia, Randazzo y Julián Domínguez, aunque sean minoría, están dispuestos a  mantener un bloque propio, separado del Peronismo kirchnerista, algo que debilitará el proyecto político de Cristina. 

Lo que hoy no está claro es cuán dividido o unido irá el Peronismo en la provincia de  Buenos Aires y ello resultado clave para la elección del 22 de octubre. Si el Peronismo va dividido en este decisivo distrito -Cristina por un frente y Randazzo por el PJ- aumentan sensiblemente las posibilidades de Cambiemos de ganar. Es que con Peronismo dividido, el oficialismo puede ganar con el 35% de los votos y en cambio con el PJ unido, con el mismo porcentaje puede perder. Hoy no está claro si Randazzo competirá en las elecciones dividiendo el PJ, ante la alternativa que le cierren las puertas de las PASO. Este conflicto puede derivar a la justicia  electoral, quien puede tener así la última palabra. El juez federal de la Plata con competencia electoral es un subrogante (Culotta) que el Peronismo en sus diversas vertientes considera próximo al gobierno. El Ejecutivo libró intensas batallas en la justicia para lograr su designación. Puede presumirse que fallará a favor de la estrategia política del gobierno, es decir la división electoral del Peronismo. Pero cabe también la posibilidad de que Randazzo decida no competir, evitando dicha división. Un  fallo de este juez puede ser apelado ante la Cámara Nacional Electoral, un tribunal que se ha mostrado bastante independiente durante los años del Kirchnerismo. Una oposición dividida entre Cristina, Randazzo y Massa es el mejor escenario para el gobierno. Pero si ella no logra eliminar a Randazzo como candidato alternativo en las PASO, ello implica riesgos para el oficialismo porque tras ellas quedará un solo Peronismo. 

El 24 de junio -la semana próxima- vence el plazo para presentar listas y candidaturas. Es una fecha importante para Cambiemos, que sólo tiene problemas de alianzas en la Ciudad de Buenos Aires, donde la UCR y el PRO van por separado, detrás de las candidaturas de Martín Lousteau y Elisa Carrió respectivamente. En dos tercios de los distritos, el primer candidato del oficialismo es de la UCR. Pero han surgido conflictos, porque en algunos Macri ha decidido qué radical va. También porque en los distritos más importantes, el primer candidato suele ser del PRO, como sucede en la provincia de Buenos Aires. Pero las diferencias entre el PRO, la UCR y la CC de Carrió finalmente se resolverán y solo reaparecerán después de la elección si el gobierno fuera derrotado. La definición de los candidatos de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, está pendiente de lo que suceda con el Peronismo y por eso se demorará todavía varios días más. En el Peronismo, cada distrito determinará sus candidatos, sin injerencia del plano nacional. Es que el Kirchnerismo hoy no tiene fuerza en el interior del país y la conducción el PJ a cargo de Gioja tampoco la tiene. Es en el PJ-Buenos Aires a cargo de un ex intendente de La Matanza (Espinoza) donde el Kirchnerismo mantiene influencia y de ahí la capacidad de impedir las PASO con Randazzo. La coalición de Massa y Stolbizer se va transformado en un frente de centro-izquierda, al sumarse el Movimiento Libres del Sur, cuyo referente más conocido es Victoria Donda. El ex intendente de Tigre ha vuelto a cerrar una alianza con Schiaretti en Córdoba y negocia otra con Lousteau en Ciudad de Buenos Aires. 

Aunque la campaña electoral de acuerdo a la ley recién puede comenzar el 22 de septiembre -un mes antes de la elección- oficialismo y  oposición se han precipitado tres meses y medio antes. El sábado 10 de junio, el Presidente, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Elisa Carrió iniciaron de hecho la campaña electoral porteña en el barrio de Caballito. Otro tanto está haciendo la gobernadora María Eugenia Vidal y su equipo. La semana pasada, Macri estuvo junto a ella tres veces en el conurbano bonaerense. La ley también impide el uso de la obra pública en la campaña electoral. Pero todas estas actitudes del oficialismo que chocan con el espíritu y la letra de la ley electoral son violadas al mismo tiempo por gobernadores e intendentes de la oposición justicialista. Cabe señalar que la justicia electoral todavía no ha aprobado la rendición de cuentas de las dos fuerzas que compitieron en la segunda vuelta para la elección presidencial, Cambiemos y el FPV. Mientras tanto la cuestión social muestra tensiones: el paro del autotransporte en Córdoba lleva una semana, en Santa Cruz se han cumplido 70 días sin dar clase y la Gobernadora de Buenos Aires retoma el dialogo con los docentes que amenazan con nuevos paros, cuando todavía no ha acordado los salarios con judiciales, sanidad y el gremio estatal más importante (Ate). 

En conclusión: Cristina parece decidida a ser candidata a senadora nacional en la provincia de Buenos Aires y a impedir la competencia en las PASO, aunque ello implique dividir al Peronismo; Cuanto más se divida el Peronismo, mayores son las posibilidades de Cambiemos de ganar la elección en Buenos Aires, siendo posible que finalmente la justicia electoral juega un rol clave en este conflicto; el PRO enfrenta problemas con sus socios para el cierre de listas, pero no habrá escisión y en el Peronismo, cada provincia elegirá sus candidatos de acuerdo a su situación política y la campaña ha comenzado de hecho entre  oficialismo y oposición, aunque la ley dice que recién empieza el 22 de septiembre y la justicia electoral no aprobó la rendición de cuentas de Cambiemos y el FPV de 2015.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores