Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Ventajas y limitaciones de la polarización

Ventajas y limitaciones de la polarización PDF Imprimir E-Mail
Abr-18-17 - por Rosendo Fraga

A seis meses de las elecciones legislativas, el oficialismo reafirma la idea de polarización política para ganarla. Los sondeos publicados por los diarios Nación y Clarín el domingo 16 de abril muestran contradicciones. El primero publica uno de Poliarquía, en el cual la aprobación de Macri es 53%, en cambio el segundo publica otro de Managment&Fit, en el cual es de 41,6%. En el primero, la aprobación es 7 puntos más que la desaprobación, en cambio en el segundo la desaprobación es 2,3 mayor. Mientras en el publicado en Nación, predomina el optimismo sobre el futuro, en el de Clarín el pesimismo. Hay coincidencia en que Vidal es la figura con mejor imagen en el ámbito nacional y que en abril, la imagen del Presidente que venía cayendo dejó de hacerlo, con una leve recuperación. La “polarización” comienza a dominar el lenguaje político. A la actitud de Cambiemos de denunciar mafias e intentos de desestabilización, desde el Kirchnerismo se asume un discurso cada vez más duro. Un jurista alineado con esta corriente política (Zaffaroni), ha dicho “la represión no va a tardar mucho en dejar algún muerto”; un historiador kirchnerista (Brienza) dijo que el país se encamina a “una guerra civil” y una dirigente K (Cerruti) que el país avanza hacia “un enfrentamiento civil”. Los docentes pusieron en marcha su “escuela itinerante” y realizaron otro paro nacional el martes 11 de abril; Ate realizó una movilización hacia el Ministerio de Modernización al día siguiente y estudiantes y científicos hacia el de Ciencia y Tecnología; una marcha reclamando por una joven asesinada y violada (Micaela) derivó en un acto contra el gobierno. Mostrando mayor disposición al uso de la fuerza pública, el gobierno envió gendarmes a la zona portuaria de Rosario para impedir cortes. Sólo la voz de la Iglesia Católica se ha alzado para advertir sobre los riesgos de esta situación y destacar la necesidad de la unidad nacional. 

A medida que avanza la estrategia de campaña, el adversario del gobierno va dejando de ser el Kirchnerismo para serlo el Peronismo en su conjunto. En la etapa en la cual el “arte del acuerdo” era el eje de la estrategia oficialista, provocar la división del Peronismo, especialmente en la provincia de Buenos Aires, era clave. En la etapa de la “polarización”, esto ha dejado de tener prioridad. Ahora Cambiemos se plantea como objetivo que el Peronismo “pierda el quórum propio” en Diputados, algo que sólo logran sus tres sectores en conjunto (FPV, Massa y Bossio). En la provincia de Buenos Aires va ganando posibilidad que las PASO del PJ sean competitivas entre el Kirchnerismo por un lado con las candidaturas de Cristina o Scioli y la de Randazzo por otro. Los intendentes peronistas comienzan a dividirse entre estas opciones, pero todos dispuestos a actuar en el marco del Peronismo. Sólo Massa queda fuera del PJ, postergando su definición sobre si será o no candidato. Al mismo tiempo, el sector de Cambiemos que proponía la ampliación de la coalición a figuras del Peronismo ha perdido fuerza. El Presidente de la Cámara de Diputados (Monzó) su vocero más caracterizado en el parlamento está fuera del círculo que toma las decisiones y desde el PRO se impulsa que una figura porteña (Santilli) que podría entrar a la Cámara de Diputados lo reemplace. Dentro del gobierno, la figura que más representaba esta tendencia (Frigerio) ha perdido influencia y sería candidato a diputado nacional dejando sus funciones a fin de año. 

La cuestión es que seis meses de “polarización” pueden complicar la gestión de gobierno. Desde que se iniciaron las sesiones ordinarias del Congreso el pasado 1 de marzo, hace más de un mes y medio, el Senado sesionó una sola vez y Diputados ninguna. Recién esta semana podría reunirse la Cámara Alta, para tratar un proyecto para endurecer las condiciones de excarcelación, bajo la presión de la opinión pública por delitos notorios cometidos por delincuentes condenados y liberados antes de cumplir la condena. Esta realidad pone límites a los intentos del gobierno por modificar situaciones en el campo judicial. Es que un juicio político contra la Procuradora (Gils Carbó) más allá del avance de las causas judiciales contra ella, requiere dos tercios de Diputados para acusar y lo mismo del Senado para juzgar. El gobierno hoy parece dispuesto a prescindir del Congreso durante todo el año y por eso no necesita de figuras como Monzó y Frigerio, que le permitían una negociación eficaz con la oposición. Pero se muestra dispuesto a evitar al mismo tiempo una confrontación con el Poder Judicial. Ello explica que no acompañe la ofensiva de Elisa Carrió -quien hizo público que María Eugenia Vidal no la quiere como candidata a senadora en la provincia de Buenos Aires- contra el Presidente de la Corte Ricardo Lorenzetti.     

Al mismo tiempo, la política exterior va adquiriendo un lugar central, con los encuentros que Macri tiene previsto a fin de abril con Trump y a fin de mayo con el Presidente de China. Macri será el segundo Presidente latinoamericano que recibirá el Presidente estadounidense, tras el peruano. Para la Argentina, la agenda del encuentro pasa por el comercio, la inversión, la influencia de China en la región y la crisis de Venezuela. Para EE.UU. debe concentrarse en el comercio, la cooperación en materia de seguridad y la situación venezolana. De ambas visiones surgirá una agenda unificada. No será fácil para Macri lograr concesiones concretas en comercio, en temas como el acceso de los limones o el biodiesel al mercado estadounidense. Sólo trabajando sobre el mediano y largo plazo podrá mostrarse una convergencia. Respecto a China, una misión argentina viajó a Beijing la semana pasada buscando financiamiento para obras de infraestructura importantes, como las de los ferrocarriles Belgrano y San Martín en Cargas. También hay una iniciativa para avanzar en dos centrales nucleares. Pero Argentina deberá resolver la demora en las dos represas de Santa Cruz (Kirchner y Cepernic) que se ha demorado en la Administración Macri. Cabe señalar que el comercio argentino con ambos países es fuertemente deficitario. El Presidente argentino a fin de mayo también visitará Japón. La fuerte tensión internacional generada entorno a Corea del Norte puede quitar espacio a un país como Argentina en este tipo de visitas. 

En conclusión: a seis meses de las elecciones legislativas, el gobierno ratifica su idea de “polarización” política para ganarlas; a medida que avanza esta estrategia, la confrontación con el Kirchnerismo se va extendiendo al Peronismo, que va recuperando unidad electoral;  pero esta estrategia electoral puede complicar la gestión de gobierno y lo que sucede en el Congreso es un ejemplo de ello y la política exterior adquiere un rol central, con las visitas que realiza el Presidente a los EE.UU. y a China en las próximas semanas. 

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores