Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Investigaciones arrow Evolución Socio-Política arrow La conflictividad social durante marzo de 2017

La conflictividad social durante marzo de 2017 PDF Imprimir E-Mail
Abr-03-17 - por Patricio Giusto

Caos piquetero y debate interno en el Gobierno sobre qué hacer con los cortes 

Durante marzo el país vivió una fuerte escalada de conflictividad que se vio especialmente reflejada en las calles de la Ciudad de Buenos Aires, epicentro de varias marchas masivas y múltiples piquetes por parte de diversos actores políticos, sindicales y sociales. El alto nivel de politicidad en la mayoría de los reclamos fue evidente, al tiempo que aumenta la temperatura preelectoral. No obstante, está claro que el trasfondo que potencia esta situación es un contexto socio-económico que se sigue presentando como desfavorable, caracterizado por una muy tibia recuperación y que se da tan sólo algunos sectores. La mayoría de los indicadores económicos y sociales siguen siendo decepcionantes. Por otra parte, las autoridades mantuvieron su postura de no intervenir para disuadir los bloqueos, sobre todo ante manifestaciones numerosas. 

Esto reavivó con fuerza el debate interno en el marco del Gobierno Nacional y, en particular, el de la Ciudad, sobre qué hacer frente a la escalada de piquetes. Ante los medios, el Gobierno salió a cruzar con fuerza a los sectores que “hacen una profesión de los piquetes” y buscan “desestabilizar”. Pero las posturas sobre cómo resolver el problema siguen siendo encontradas. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, anunció que se empezará a actuar sobre los piquetes, lo que despertó reparos de varios de sus pares en el gabinete y fuertes críticas desde las organizaciones sociales. Elisa Carrió consideró que “no hay que reprimir, porque se busca un muerto para hacer caer al gobierno” En tanto, desde el Gobierno porteño se inclinan por una postura gradualista. Algo que suena razonable, teniendo en cuenta la Ciudad es, junto la provincia de Buenos Aires, el distrito más afectado por esta problemática. En ese sentido, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, hizo público un video institucional donde realizó una distinción entre las manifestaciones masivas y los piquetes de sectores más chicos. Sobre estos últimos casos el gobierno porteño comenzaría a actuar. Esto se verá en la práctica finalmente en abril, que a priori se perfila como otro mes altamente conflictivo. 

Diversos sectores llenaron cinco Plazas de Mayo contra el Gobierno 

En la mayoría de los casos, las masivas manifestaciones registradas en marzo acabaron concentrándose en la simbólica Plaza de Mayo. Cabe destacar que estas marchas y protestas fueron cuidadosamente organizadas y estuvieron cargadas de alto contenido político-partidario. En el caso de la marcha del 24 de marzo, directamente se pidió abiertamente por la caída del Gobierno de Cambiemos. A continuación, un detalle de estos hechos que conmovieron el escenario político nacional: 

 

  • 7 de marzo – Marcha de la CGT, abruptamente finalizada por incidentes: La CGT encabezó una multitudinaria movilización de trabajadores en Plaza de Mayo para reclamar cambios en la política económica del Gobierno. Sobre el final del acto, la no confirmación de fecha de paro nacional provocó cánticos, corridas e insultos de los manifestantes que exigían que se concrete la medida estableciendo plazos. Sectores kirchneristas duros lograron infiltrarse en las primeras filas, siendo los principales responsables de los desmanes. El triunvirato que conduce la central quedó muy cuestionado y se agudizaron las internas con algunos sectores, como Camioneros, que amenazaron con escindirse de no concretarse medidas de fuerza más drásticas.
  • 8 de marzo – Marcha por el Día Internacional de la Mujer, también concluida con incidentes: Miles de personas, en su mayoría mujeres, se movilizaron por la Capital Federal y otros puntos del país en el Día Internacional de la Mujer, cuando se cumplió un paro de mujeres y se realizó un “ruidazo”, en reclamo de la igualdad de derechos y el cese de la violencia y la discriminación. Al final de la manifestación, en Plaza de Mayo hubo incidentes protagonizados por un grupo que prendió fuego frente a las vallas que protegían la Catedral Metropolitana.
  • 22 de marzo – Masiva marcha de gremios docentes: Una masa de docentes afiliados a sindicatos miembros de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) se concentraron en la Plaza de Mayo para reclamar al Gobierno negociaciones salariales a nivel nacional y mejores condiciones de trabajo, en el cierre del cuarto día de huelga nacional docente. La masiva movilización estuvo compuesta por columnas provenientes de la Patagonia, Cuyo, el nordeste y el noroeste argentino. El 6 de marzo, los docentes habían realizado otra masiva marcha confluyendo en el Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación de la Nación.
  • 24 de marzo – Día de la Memoria: Divididas y sin lograr encolumnarse bajo una consigna unificadora, distintas agrupaciones del kirchnerismo y de sectores de izquierda marcharon al conmemorarse los 41 años del golpe de Estado de 1976, con pancartas, carteles y cánticos contra el gobierno de Mauricio Macri. Decenas de miles de personas se reunieron frente a un escenario que presidió Estela De Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, con Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y la Agrupación HIJOS. Allí llegaron columnas de agrupaciones K como el Movimiento Evita, sindicatos y otras agrupaciones políticas, sociales y de derechos humanos vinculadas al kirchnerismo, pidiendo la caída del Gobierno Nacional.
  • 31 de marzo – Movilización de la CTA: La Central de Trabajadores de Argentina (CTA) copó la Plaza de Mayo en una nueva movilización multitudinaria contra el gobierno de Macri. Pablo Micheli, líder de una de las líneas internas, aseguró que lo seguirán haciendo “hasta que caiga el modelo económico”. La movilización tuvo un impacto menor en concurrencia a las de la CGT, docentes y Día de la Memoria. 

 

La conducción de la CGT no resistió presiones internas y habrá paro el 6 de abril 

La tregua que la CGT le había concedido al Gobierno Nacional llegó a su fin. El 6 de abril próximo, casi 16 meses después del inicio de la gestión, se concretará el primer paro general de la CGT en la era política de Cambiemos. Será por 24 horas y sin movilización. Contará con la adhesión de las dos vertientes de la CTA, los movimientos sociales y la izquierda sindical. La huelga será en rechazo a la política económica del macrismo y como respuesta al supuesto incumplimiento del pacto anti-despidos sellado con funcionarios y empresarios. La decisión se precipitó tras los incidentes y presiones de importantes gremios que componen la CGT, tras la accidentada movilización del 7 de marzo. Además, la medida se anunció en el marco de la difusión de nuevos datos preocupantes sobre la actividad económica y más despidos en algunos sectores. 

El frente de organizaciones sociales prometió más manifestaciones y bloqueos 

Ante la advertencia de la ministra Patricia Bullrich de comenzar a intervenir sobre los piquetes, las organizaciones respondieron desafiantes, con promesas de nuevos cortes. El jefe del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, le advirtió a través de los medios a Bullrich que la agrupación que encabeza volverá a cortar las rutas y que la ministra “no tiene posibilidad de evitar los bloqueos de tránsito”. Luego de trascender esta amenaza, el fiscal federal de La Plata, Marcelo Romero, denunció de oficio a Pérsico por apología del delito e incitación a la violencia colectiva. En otro orden, los avances en la negociación con el Gobierno Nacional por la implementación de la emergencia social abrieron una grieta en el triunvirato piquetero que componen la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Tras una reunión que mantuvieron Emilio Pérsico y Juan Grabois (CTEP) con ministros del gabinete nacional, surgieron reproches internos desde la CCC, plantada en una postura más dura y combativa frente al Gobierno. 

La Ciudad sufrió uno de sus peores meses en materia de marchas y piquetes 

Fue un marzo particularmente complicado para el tránsito en la Ciudad de Buenos Aires, que vivió uno de sus peores meses en materia de marcha y piquetes. A las masivas manifestaciones políticas y sindicales que colmaron en varias oportunidades la Plaza de Mayo, se sumaron bloqueos de organizaciones sociales y otros grupos. De hecho, el mes se inició con protestas en la apertura de Sesiones Ordinarias en el Congreso Nacional. Mientras el presidente Mauricio Macri inauguraba las Sesiones del período legislativo 2017, en las afueras del Congreso hubo varias manifestaciones opositoras, como ser: gremios docentes, científicos del CONICET y sectores de izquierda. Casi no hubo presencia de militantes oficialistas y afortunadamente no hubo incidentes. 

Por su parte, el triunvirato piquetero volvió a sitiar la Ciudad con bloqueos en simultáneo en accesos y realización de ollas populares sobre la Avenida 9 de Julio, para exigir la implementación y reglamentación de la ley de emergencia social. La protesta se replicó, a su vez, en varios puntos del país. Un día antes, se manifestaron organizaciones de desocupados nucleadas en el llamado Frente de Organizaciones en Lucha, junto a otras agrupaciones de izquierda. Asimismo, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo y el Frente Milagro Sala bloquearon durante varias horas la Avenida 9 de Julio, afectando la circulación del Metrobús. 

En el marco del conflicto docente, sindicalistas porteños nucleados en ADEMyS acamparon frente a la sede del Ministerio de Educación de la Ciudad, en reclamo de una audiencia con la ministra del área. Por otra parte, las seis líneas de Subte y el Premetro pararon por dos horas adhiriendo a la marcha de la CTA, mientras que un conflicto gremial interno derivó en varios cortes y liberación de molinetes en la línea C de Subte. En el plano vecinal, bajaron significativamente las protestas, aunque cabe destacar los incidentes con la Policía que se produjeron en La Boca, tras la trágica muerte de una mujer en un tiroteo. 

El duro conflicto docente sigue complicando a Vidal en Provincia de Buenos Aires 

El conflicto entre el Gobierno Provincial y los sindicalistas de SUTECBA, liderados por Roberto Baradel, sigue escalando. Tras los sucesivos paros, marchas y sistemáticos rechazos a todas las propuestas salariales hechas por la Provincia, el escenario se crispó aún más en los últimos días. La gobernadora María Eugenia Vidal decidió avanzar con dos medidas en contra de los gremios que protagonizaron paros: les quitará la personería gremial y los multará por $300 millones por realizar una huelga, a pesar de haber dictado la conciliación obligatoria. Además, se ratificaron los descuentos salariales por paros e incentivos al presentismo, mientras que el Gobierno Nacional volvió a rechazar la posibilidad de convocar a una paritaria nacional.

La adhesión a los paros fue cayendo progresivamente a lo largo del mes, al tiempo que el Gobierno Provincial insistió en los medios sobre la politización del reclamo: “Este conflicto es conducido por gremios y dirigentes kirchneristas que quieren hacer política con la educación de los chicos”, declaró el ministro de Educación provincial, Alejandro Finocchiaro. Por su parte, el ministro de Economía provincial ratificó el rechazo a la pretensión salarial de los maestros: “Los sindicatos piden 35 mil millones, que no los tenemos”, afirmó. En este contexto, la posibilidad de un aumento por decreto se sigue presentando como la salida más viable. No obstante, ello no descomprimiría las tensiones con el sector de Baradel, quien busca proyección nacional en el marco de la CTA y a su vez es presionado internamente por un sector alineado al Partido Obrero, que le disputa el liderazgo de su gremio. 

Además del conflicto con los docentes, Vidal padeció varios paros de empleados judiciales y otros gremios estatales durante marzo. Asimismo, se produjeron varias protestas y piquetes que conviene repasar, relativas a otros sectores sindicales y sociales:

 

  • Camioneros cortaron la autopista Panamericana, a la altura de Don Torcuato, para exigir el pago de salarios adeudados y la asistencia del Gobierno en la crisis de SanCor.
  • La ciudad de La Plata sufrió una escalada de piquetes protagonizados en su mayoría por gremios estatales y organizaciones sociales, principalmente en torno a la Plaza San Martín.
  • La autopista Buenos Aires – La Plata fue escenario de numerosos piquetes de vecinos de Avellaneda, Quilmes y Berazategui. Los cortes se concentraron durante el fin de semana largo, complicando aún más el pesado tráfico durante esos días.
  • Decenas de manifestantes bloquearon las vías del ferrocarril Roca, a la altura de la estación Hudson, para quejarse por el mal servicio y lograr que el tren tenga una parada en esa localidad bonaerense.
  • Volvió a reavivarse el conflicto en la empresa avícola Cresta Roja, en Esteban Echeverría. Unos 870 despedidos reclamaron por su reincorporación, con la adhesión del resto de los trabajadores.
  • Un insólito “piquete ganadero” tuvo lugar en Azul, en el marco de un remate de hacienda. La Agrupación de izquierda 1° de Octubre de Tandil, obligó a postergar un remate de las firmas Ganadera Azul y Néstor I, que finalmente se pudo hacer con una fuerte custodia policial.
  • Un duro conflicto en el puerto de Mar del Plata culminó con la toma de una empresa pesquera por parte de trabajadores de una cooperativa. Fue en reclamo de más jornadas de trabajo y blanqueo de personal. En dicha ciudad, el Polo Obrero cortó la Autovía 2 obstaculizando el ingreso a miles de turistas que se movilizaron durante el fin de semana largo.
  • En varios municipios del conurbano bonaerense, como Quilmes y Lanús, hubo marchas y piquetes de trabajadores municipales, en el marco de protestas salariales.

 

Elevada conflictividad en algunos puntos del interior del país 

REGIÓN CENTRO 

SANTA FE: Un afiliado al sindicato de vigiladores que participaba de un piquete en la intersección de las rutas Nº10 y Nº11, en el acceso a San Lorenzo, fue atropellado por un camionero y perdió la vida, en el marco de la movilización nacional organizada por las CTA. El vehículo fue prendido fuego por colegas del vigilador muerto. También resultaron heridas 5 personas más. Cuatro horas después, se determinó que el conductor tenía 1,16 g/l de alcohol en sangre, cuando el valor permitido para transportistas de combustibles es cero. El chofer quedó detenido e imputado por homicidio simple. En la provincia también hubo piquetes por despidos en General Motors, sobre la Autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura de Alvear. Un paro en los puertos del Gran Rosario afectó exportaciones sojeras, mientras que hubo numerosos conflictos que involucraron a diversas organizaciones sociales en Rosario y otras localidades. 

ENTRE RÍOS: El Frente Sindical Docente montó un acampe frente a Casa de Gobierno en Paraná, en el marco de las protestas salariales. El mismo fue replicado, junto a marchas y piquetes, en otras localidades. 

LA PAMPA: Desocupados del sector petrolero cortaron las rutas de acceso a la localidad de 25 de Mayo. Tras momentos de tensión, la medida de fuerza se destrabó con intervención de la Policía. 

REGIÓN NEA 

MISIONES: Docentes en conflicto con el Gobierno Provincial realizaron acampes, marchas y piquetes en Posadas y otras localidades. Productores yerbateros finalmente consiguieron un acuerdo provisorio de ayuda económica y levantaron las medidas de fuerza que incluían múltiples bloqueos en rutas de la provincia. 

CORRIENTES: Miembros de la Policía Provincial montaron un acampe bajo el puente interprovincial General Belgrano, en las afueras de la capital provincial, para reclamar por mejoras salariales. 

CHACO: Productores agropecuarios nucleados en las agrupaciones “Mujeres de la Producción” y “Productores Independientes” cortaron la ruta nacional Nº16, a la altura de Sáenz Peña, para reclamar por la crisis del sector. También hubo piquetes de grupos aborígenes por la posesión de tierras en la zona. 

FORMOSA: Aborígenes de la etnia Namqom efectuaron varios bloqueos sobre las rutas nacionales Nº11 y Nº86 para reclamar asistencia social al Gobierno Provincial. Un micro de larga distancia fue apedreado por los manifestantes, sin tener que lamentar heridos.   

REGIÓN NOA 

SALTA: Hubo diversos piquetes de vecinos, grupos de aborígenes y organizaciones sociales, para reclamar asistencia social y mejoras en infraestructura, sobre las rutas nacionales Nº34 y Nº86. 

JUJUY: Trabajadores estatales llevaron a cabo marchas y bloqueos en varias localidades de la provincia. En tanto, hubo otro corte de ruta en el marco de la marcha indígena “Por la vida en nuestros territorios”. 

REGIÓN PATAGÓNICA 

NEUQUÉN: No cede la ebullición sindical y social en la provincia, que sigue posicionada entre los distritos con más piquetes a nivel nacional. En la ciudad de Neuquén abundaron las marchas y piquetes de trabajadores estatales, organizaciones sociales y partidos políticos de izquierda. La ruta nacional Nº7, en tanto, fue bloqueada en varios tramos por vecinos en reclamo de obras pluviales y por trabajadores ceramistas de Fasinpat (ex Zanón). En El Chañar, los bloqueos fueron protagonizados por trabajadores municipales. Por su parte, camioneros cortaron la ruta nacional Nº40 a la altura de Junín, en reclamo de mayores cupos de reparto de leña. En Cañadón de las Cabras, la Policía reprimió un acampe y bloqueo vecinal por obras. En Vista Alegre, vecinos también se manifestaron, en este caso contra el uso de fracking en las explotaciones petroleras. Asimismo, trabajadores de la productora de biodiesel Maikop volvieron a cortar la ruta nacional Nº22 en el ingreso al polo petroquímico de Plaza Huincul. 

CHUBUT: Una nueva serie de despidos en el sector petrolero marcó el pulso de la conflictividad en la provincia, con bloqueos y tomas de instalaciones en las afueras de Comodoro Rivadavia. Fueron realizados por trabajadores de DLS y Guilford, entre otras empresas de servicios petroleros. Las duras internas sindicales y el sombrío panorama económico del sector influyen en la crisis. 

SANTA CRUZ: La provincia que gobierna Alicia Kirchner se encuentra en un virtual estado de caos social y parálisis administrativa. En las últimas semanas se agudizaron los paros en Educación, Salud y Justicia. La mayoría de las dependencias fueron tomadas por sindicalistas, que mantienen desde hace meses reclamos de aumentos de sueldo y pagos atrasados. El Gobierno Provincial, con las cuentas en rojo, no tiene ninguna posibilidad de afrontar estas demandas sin un incremento de la ayuda proveniente de fondos nacionales. En este contexto, hubo versiones de renuncia de la gobernadora, que finalmente fueron desmentidos. Además del epicentro de conflictividad que se da en la capital Río Gallegos, se desataron otros conflictos en distintos puntos de la provincia. En Caleta Olivia, trabajadores municipales tercerizados volvieron a bloquear en varias ocasiones la ruta nacional Nº3, mientras que en Río Turbio desocupados del yacimiento carbonífero hicieron lo propio sobre la ruta complementaria Nº20.

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores