Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Venezuela: ¿seguirán los militares siendo fieles al Chavismo?

Venezuela: ¿seguirán los militares siendo fieles al Chavismo? PDF Imprimir E-Mail
Actualizada a Abr-04-17 - por Rosendo Fraga

La Administración Trump asumió una posición de clara condena al golpe institucional que tuvo lugar en Venezuela desde el primer momento. Aunque los principales cargos en el gobierno para América Latina, tanto en le Departamento de Estado como en el Consejo de Seguridad siguen sin ser cubiertos a más de 70 días del inicio del gobierno, la envergadura del tema hizo que Washington asumiera una posición muy definida desde el primer momento. Pero lo hizo sin articular ninguna acción regional. Cabe recordar que EE.UU. está reduciendo su protagonismo en la OEA y que incluso no está participando en algunos reuniones importantes de sus distintos ámbitos. Fuera del continente, la UE condenó la decisión de la Corte venezolana alineada con el Chavismo. Podemos, la formación politica populista española, lo defendió planteando que no se trataba de un golpe, sino de un conflicto venezolano intra-institucional. Rusia, alineó su postura en el principio “de no injerencia en asuntos internos” de otros paises, lo que implicó en los hechos un respaldo a Maduro. Una posición similar asumió Irán. China evitó pronunciarse en función de la misma doctrina que alegó Rusia y lo mismo hicieron entre otros los gobiernos de Turquía, Egipto, Arabia Saudita, criticados desde occidente por autoritarismo.   

En la región, las posiciones se definieron claramente en las horas siguientes a las decisiones de la Corte, que dejaron al parlamento sin competencias y a los legisladores sin fuero. Mantuvieron posiciones favorables al Chavismo los países que integran el ALBA. Bolivia y Ecuador -aunque con menor énfasis- en América del Sur, Nicaragua en América Central y Cuba en el Caribe. Pero el Castrismo no asumió una posición “militante” y hay quienes piensan que puede haber influido en el retroceso de Maduro. En los países que integran la Alianza del Pacífico, Perú y Colombia asumieron una posición dura, al retirar sus respectivos embajadores de Caracas. Chile también condenó al gobierno venezolano al igual que México, pero sin retirar embajadores. En el Mercosur, los cancilleres de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, reunidos en Buenos Aires el 1 de abril, condenaron la actitud venezolana y resolvieran iniciar el proceso para aplicar “la cláusula democrática” que excluye del grupo a los países que salgan de la vía democrática -fue aplicada a Paraguay cuando la destitución de Lugo- y pidió a la OEA analizar la aplicación a Venezuela de la “Carta Democrática” que suspende de la organización al país que sale de la vía democrática de gobierno. Ella fue aplicada a Perú, cuando Fujimori intentó forzar un tercer mandato consecutivo hace casi dos décadas. Unasur, no puede actuar dada la división que queda planteada en este grupo regional. Cuatro países acompañaron la posición venezolana (Bolivia, Ecuador, Surinam y Guyana) y siete la condenaron (Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Colombia, Perú y Chile). Tras el retroceso de la Corte venezolana, la OEA por mayoría optó por reclamar a Venezuela el retorno a la democracia, lo que implica realizar las elecciones locales postergadas y la libertad de los presos políticos. Los países del ALBA intentaron frustrar el pronunciamiento, pero no lo lograron.    

Con el fallo de la Suprema Corte venezolana, el régimen chavista había pasado del autoritarismo al totalitarismo, al anular las atribuciones básicas del parlamento. Las encuestas muestran que la mayoría de la opinión pública rechaza al gobierno. Por esta razón, Maduro no sólo eludió el referéndum revocatorio, sino también las elecciones locales que deberían tener lugar en los próximos meses, postergadas sin fecha. La crisis económica se agudiza día a día y la pobreza alcanza a la mayoría de los venezolanos, en el país que tiene las mayores reservas petrolíferas del mundo. La oposición dividida hasta ahora no ha encontrado una estrategia efectiva para desplazar a Maduro, optando ahora por convocar movilizaciones, que en el pasado no fueron efectivas. Si la OEA hubiera aplicado a Venezuela la Carta Democrática que implica la exclusión de organismos y de varios grupos regionales, sería un golpe político para el Chavismo, pero que por si sólo no garantiza un cambio de situación. 

La cuestión es hasta cuándo se mantendrá la cohesión de las Fuerzas Armadas en respaldo del régimen, en un contexto que seguramente se agravará en los próximos días. Es que mientras no se produzca una fisura en el ámbito militar, el régimen chavista puede prolongarse, como ha venido sucediendo. La otra cuestión es qué sucederá con el otro sostén del régimen, que son las “milicias bolivarianas”, integradas por decenas de miles de civiles chavistas armados. A ello se agrega que la tensión fronteriza entre Venezuela y Colombia se ha agravado en los últimos días, habiendo denunciado el presidente Santos, una penetración militar venezolana en territorio colombiano, que se ha replegado. El mayor riesgo quizás sean las milicias y frente a ellas, el único limite pueden  ser las Fuerzas Armadas. La crisis se va a profundizar, la presión externa se va a intensificar, pero mientras no se produzca una división militar, es difícil que la situación cambie. El cuestionamiento de la Procuradora al fallo de la Corte muestra una fisura en el control del Chavismo sobre la justicia y la posibilidad de que Maduro haga rever la decisión de la Corte, es más bien un retroceso para seguir reteniendo el poder que un cambio de política.

Cabe destacar que la decisión de Maduro de hacer retroceder a la Corte venezolana en su avance sobre el Parlamento, tuvo lugar en una reunión del Consejo de Defensa, presidido por el Ministro de Defensa (Padrino) y los demás jefes militares. Es claro que los mandos militares apoyaron el retroceso y es posible lo hayan inducido. Más allá de Venezuela, el juicio por el financiamiento ilegal de la campaña Dilma-Temer, la crisis desatada en Paraguay por el proyecto del presidente Cartes de enmendar la Constitución para permitir su reelección y las impugnaciones de la oposición ecuatoriana al resultado de la segunda vuelta de la elección presidencial muestran una región con signos de inestabilidad política. 

 

En conclusión: la Administración Trump coincide con los países más importantes de la región frente a la crisis de Venezuela, pero sin que ello implique articular una política común; en la región, los gobiernos de centro-derecha condenaron el golpe institucional venezolano y los países del ALBA no estuvieron en capacidad de impedir la resolución de la OEA exigiendo el retorno a la democracia; el frustrado golpe institucional hubiera implicado un paso del autoritarismo al totalitarismo y un paso concreto del Chavismo hacia el modelo cubano y  la crisis del Maduro y el Chavismo se darán cuando el apoyo que mantienen de las Fuerzas Armadas se fisure y no antes. 

 
BALANCES Y PERSPECTIVAS ¡nuevo!

ARGENTINA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
LATINOAMÉRICA:
Balance 2016 | Perspectivas 2017
MUNDO:
Balance 2016 | Perspectivas 2017

ACTUALIDAD

ARGENTINA
La particular elección porteña

LATINOAMÉRICA
El TLC entre China y el MERCOSUR

INTERNACIONAL
El surgimiento de una nueva era

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante abril

DEFENSA
¿Ante una crisis por error de cálculo?

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores