Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow La polarización como estrategia del oficialismo

La polarización como estrategia del oficialismo PDF Imprimir E-Mail
Mar-21-17 - por Rosendo Fraga

La estrategia electoral del oficialismo de “polarizar” para ganar la elección del 22 de octubre tiene una manifestación relevante en la afirmación de que se quiere impedir que Macri termine el mandato. Ella tiene un antecedente histórico: ninguno de los cuatro presidentes no peronistas electos desde que hace 71 años el Peronismo llegó al poder por primera vez, terminó su mandato. (Frondizi, Illia, Alfonsín y De la Rúa). Comenzó a desarrollarse en la última semana de febrero, cuando el Presidente Provisional del Senado (Pinedo), dijo que sectores “sicóticos y marginales” trabajan para que Macri no termine. Pero en la semana pasada tuvo múltiples manifestaciones, ya que en dos oportunidades el Ministro del Interior y Transporte (Frigerio) dijo que desde la oposición se trabajaba para que el gobierno no termine su mandato; lo mismo dijo el de Trabajo (Triaca) como causa de los conflictos sociales; un empresario cercano al gobierno (Ratazzi) afirmó que estaba en marcha un plan similar al que derrocó a De la Rúa y un periodista con llegada a la casa Rosada (Majul), afirmó que Macri está convencido de que Cristina lo quiere voltear. En la oposición, sólo el kirchernerismo más extremo (D¨Elía y la agrupación Quebracho) han realizado esta afirmación. La cuestión es que esta estrategia del oficialismo puede ser un error político, al instalar esta posibilidad en el quinceavo mes de gobierno, porque si bien puede polarizar, también aumenta su propia debilidad política. 

Macri también avanza en una estrategia de polarizar contra Cristina Kirchner, apostando que ante esta opción el tercio independiente finalmente optará nuevamente por Cambiemos, como ha dicho. A siete meses de la elección de medio mandato, muchas cosas pueden cambiar, a favor o en contra del gobierno. Esta estrategia presenta dos problemas. El primero es que la posibilidad de que la ex Presidente gane la elección bonaerense e inicie su carrera para la candidatura presidencial en 2019, genera incertidumbre económica, que lleva a dilatar inversiones, postergando más la recuperación de la economía. Este efecto ya se hará sentir el 24 de junio si ella formaliza su candidatura y más el 13 de agosto, si en las PASO queda consagrada como tal. El segundo, es que la elección de senadores en la provincia de Buenos Aires -en la que se gana por un voto y no hay segunda vuelta- puede ganarse con sólo un tercio de los votos y ese es un escenario posible. Que en este distrito -en el que ha caído la evaluación del gobierno- el candidato de Cambiemos y Cristina como eventual candidata del Peronismo, obtengan aproximadamente un tercio de los votos cada uno, mientras que la combinación Massa-Stolbizer un quinto es un escenario posible, aunque pueda discutirse su grado de probabilidad. La estrategia de polarizar con Cristina coincide políticamente con la idea de que desde la oposición se trabaja para que el gobierno no termine.  

A ello se suma la polarización en el conflicto docente, personificada en un dirigente gremial kirchnerista como es Baradel. Se trata de una decisión política asumida a partir de la imagen negativa que tiene este dirigente en el electorado de la provincia de Buenos Aires y el consenso -aunque disminuyendo- que mantiene la Gobernadora (Vidal). En los primeros diez días de clase sólo se enseñó uno. Pero en los ocho que gobernó Cristina con Scioli como Gobernador, todos los años hubo paro docente bonaerense, e incluso en 2014 se perdieron 20 días de clase en el año. Lo nuevo no es el paro docente bonaerense, sino su nacionalización. Es así como en las tres primeras semanas de marzo han tenido lugar paros docentes en todo el país de dos días por semana, incluida la que transcurre. Es posible que el acatamiento del paro en la provincia de Buenos Aires esté disminuyendo, pero al mismo tiempo el conflicto se extiende. La semana pasada, todos los gremios docentes bonaerenses convergieron en la capital provincial (La Plata), en una protesta con los otros tres gremios estatales más grandes de la provincia (estatales, médicos y judiciales) que rechazan la misma propuesta salarial. Esta semana tendrá lugar una “marcha federal” de docentes de todo el país, convergiendo en la Plaza de Mayo. Los docentes de varias universidades nacionales también se han sumado al paro. Baradel por su parte el sábado 18 encabezó una marcha de las organizaciones de derechos humanos reclamando contra los “retrocesos” en los juicios por la represión, por las calles internas de la guarnición militar de Campo de Mayo.  

Pero mientras el gobierno tiene una política de confrontación denunciando un intento de desestabilización y polarizando con Cristina y Baradel, cede en varios campos simultáneamente. Los movimientos sociales “moderados”, tras sucesivas protestas lograron que se reglamente la ley de emergencia social; los “duros” tras cortar y acampar en la Avenida Nueve de Julio y otras vías, que se les den más planes sociales y que se pague lo adeudado por ellos; los aumentos de tarifas, en algunos casos se han escalonado y en otros postergado hasta después de la elección; el plan Procrear se lanza con la intención electoral de mantener a la clase media votando por el gobierno; los gremios industriales reciben en la Casa Rosada respuesta positiva a su pedido de una ley de defensa de la industria nacional; el Banco Central baja la tasa de interés, coincidiendo con el reclamo en el mismo sentido de la central industrial (UIA); en diversos sectores, como es el caso de bancarios, el gobierno ha aceptado aumentos superiores a la inflación esperada, cuya credibilidad se ha debilitado con su aumento en el primer trimestre del año. Este retroceso o flexibilización del gobierno en sus posiciones iniciales, si bien evita nuevos conflictos, también incentiva más protestas, al mostrar que el gobierno es sensible a ellas. En cuanto a la protesta social, en las próximas semanas tendrá como epicentro la marcha federal docente del 22 de marzo, la próxima movilización de la central sindical combativa (CTA) el 30 y culminará en la siguiente con el paro general de la CGT que tendrá lugar el 6 de abril. Simultáneamente, distintos movimientos sociales realizarán cortes y acampes en diversos lugares por reclamos particulares.  

En conclusión: desde el discurso ante el Congreso del 1 de marzo, Macri optó por una línea de “polarización” para ganar la elección, que tiene en la denuncia de que se trabaja para que no termine el mandato, un eje principal; a ello se agrega la “polarización” electoral con Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires, apostando a que en última instancia los independientes no optarán por ella, aunque ello tendrá que demostrarse; el manejo del conflicto docente bonaerense se está manejando con la misma estrategia, en función de la confrontación Vidal-Baradel, aunque a riesgo de nacionalizarlo como está sucediendo y al mismo tiempo el gobierno cede y flexibiliza en materia social y económica, lo que si bien evitar o posterga nuevos conflictos, también los incentiva al mostrar que retrocede frente a las presiones.
 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores