Navegador

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow La región, sin prioridad en la agenda de Trump

La región, sin prioridad en la agenda de Trump PDF Imprimir E-Mail
Feb-08-17 - por Rosendo Fraga

La relación de América Latina para Trump no es prioritaria, aún con el conflicto que genera el "muro" con México. La agenda internacional del Presidente tiene como prioridad el Asia. El primer viaje al exterior que ha realizado un miembro destacado de su equipo, ha sido el Jefe del Pentágono (Mattis), quien visitó Corea del Sur y Japón entre el 3 y el 5 de febrero, ratificando la alianza militar con ambos países, frente a la amenaza de Corea del Norte y el aumento de la tensión con China en el Mar del Sur. En segundo lugar, está Medio Oriente, y en particular Irán, que frente a la amenaza de Trump de usar la fuerza y el aumento de las sanciones, ha redoblado el desafío realizando nuevos lanzamientos de misiles. En tercer lugar esta la relación con Europa, cuya última cumbre extraordinaria realizada el 3 de febrero en Malta, asumió como prioridad el control de la inmigración, pero con un mensaje de respuesta a Trump, que ratificó la vigencia y futuro de la UE e intenta dar respuesta al acercamiento de Washington a Moscú. El muro es el cuarto eje, el que hoy tiene menor relevancia que la Orden Ejecutiva que impide la entrada al país durante 90 días a las personas nacidas en siete países musulmanes de Medio Oriente y África. Respecto al Muro, el diálogo con Peña Nieto no está roto, pero las versiones acerca de que Trump habría ofrecido o amenazado con tropas estadounidenses para controlarlo, ha herido la sensibilidad mexicana y la propuesta de financiarlo con los 16.000 millones de dólares bloqueados al Chapo Guzmán, que están en disputa entre EE.UU. y México, no es percibida como una opción conciliatoria.

Para México, América Central y Cuba, la Administración Trump proyecta efectos negativos de distinto tipo. Falta un año y medio para la elección presidencial mexicana, pero el desgaste de Peña Nieto, acentuado por el conflicto del Muro, han precipitado la discusión sobre la sucesión. El PAN ha asumido una posición nacionalista, en expresiones tanto del ex presidente Fox como de su probable candidata a la Presidencia (Zabala). A su vez el candidato de la izquierda populista (López Obrador), hace otro tanto. Carlos Slim  trata de emerger como el único apto para negociar con Trump. El PRI se encuentra en el centro de la tormenta y sin candidato claro. Las perspectivas económicas se complican y sólo los fondos más audaces, se animan a comprar bonos y acciones mexicanas. El conflicto de Trump con Australia, por negarse a cumplir el compromiso asumido por Obama de recibir 1250 migrantes confinados en dos islas australianas desde 2013 por llegar ilegalmente al país, puso en evidencia la relevancia que tienen los tres países del "Triángulo Norte" de América Central (Guatemala, El Salvador y Honduras), para EE.UU.. Es que el compromiso fue asumido por el Presidente demócrata, a cambio de que el gobierno australiano recibiera otros tantos migrantes de estos países. En cuanto a Cuba, no ha estado en las prioridades de Trump, como sí lo estaba con Obama. Además, para el grupo cubano-americano que colaboró con el nuevo Presidente de EE.UU., frenar la ejecución del acuerdo de Obama, parece ser su objetivo.

En la región andina, se percibe una ausencia de los EE.UU. en el terreno político y diplomático. No hay iniciativas, frente a la crisis venezolana que se estanca y profundiza al mismo tiempo, con un gobierno chavista que se deteriora sin cesar y acciones autoritarias contra la oposición y el Congreso para mantenerse. Pero la justicia estadounidense ha comenzado a investigar las relaciones del nuevo Vicepresidente designado por Maduro para sucederlo en caso de crisis (Aisammi), por sus vínculos con Hezbollah y la droga, a partir de informes de la CIA, el FBI y el Departamento del Tesoro. Este mes, tiene lugar la primera vuelta de la elección presidencial de Ecuador. El candidato populista impulsado por el presidente Correa -su vicepresidente Lenin Moreno- podría ganar en la primera vuelta, para lo cual hace falta llegar sólo al 40% de los votos, frente a una oposición dividida. Sería el primer caso de un Presidente populista latinoamericano contemporáneo, en el que el líder no opta por la reelección indefinida y que no fuerza una cuarta candidatura consecutiva, como hicieron Chávez y Ortega y lo intenta ahora Morales. El Presidente boliviano, reclama a la Argentina por el endurecimiento de la política migratoria, dispuesta en el marco de medidas para reforzar la seguridad pública. En Colombia, el presidente Santos ha puesto en marcha la negociación del acuerdo de paz con el ELN, en este caso sin el concurso de EE.UU., como sucedió con las FARC en la administración Obama. En Perú, las denuncias de corrupción derivadas del "Lava Jato" brasileño, han puesto bajo sospecha a todos los gobiernos desde Fujimori.

En el Cono Sur, la dinámica política se desarrolla sin influencia de los EE.UU., lo que marca un cambio sobre lo que ocurría en la administración Obama. Argentina, que tuviera un rol regional relevante en el último año de la Administración Obama, no logra ahora concitar  interés por parte del gobierno estadounidense, que suspendió la facilitación del trámite para la visa de sus ciudadanos resuelto en los últimos meses de la Administración anterior. La Vicepresidenta argentina estuvo en Washington la semana pasada, sin lograr más que una foto de compromiso con su par estadounidense (Pence). El encuentro de los Presidentes de Argentina y Brasil que tiene lugar el 7 de febrero, es un intento de relanzar tanto la relación bilateral, como el Mercosur, tras un período de letargo en ambos ámbitos. Con EE.UU. sin prestar atención a América del Sur, la región dividida políticamente entre gobiernos populistas y no-populistas y Brasil sin terminar de resolver su crisis política interna, la coincidencia de Argentina y Brasil puede transformarse en un factor de  equilibrio regional. Mientras Paraguay coincide con Bolivia en la crítica al endurecimiento de la política migratoria argentina, Uruguay decidirá este año si acepta un tratado de libre comercio con China.

En conclusión: es claro que pese al conflicto del muro, América latina no tiene prioridad en la agenda internacional de Trump; para México América Central y Cuba, el nuevo gobierno estadounidense genera efectos negativos de distinto tipo en sus acciones; en la  región andina, se percibe la falta de iniciativa política o diplomáticas de EE.UU., lo que en forma inmediata quita presión a los gobiernos populistas y en el  Cono Sur, argentina ha perdido el acceso que tenia a Washington y Brasil sigue limitado por su crisis política, pero un acuerdo de ambos puede ser un factor de equilibrio regional. 

 
GLOBAL TRENDS 2035
¡nuevo!


EL MUNDO EN 2035

ACTUALIDAD

ARGENTINA
El concepto de la reforma laboral

LATINOAMÉRICA
La elección de Venezuela y sus efectos políticos

INTERNACIONAL
Un mundo tenso e incierto

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
El debate sobre defensa y seguridad

OPINIÓN PÚBLICA
Seguimiento de intención de voto a presidente (Dic 2013 - Nov 2015)

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores